lunes, 12 de abril de 2010

No queremos ver...o sea casi ciegos

"Son los restos, lo que queda lo que se ve...
pero lo verdaderamente preocupante es lo que no se
ve y queda dentro...del cuerpo"


Algo pasa en nuestra sociedad que no la conmueve. ¿Qué es lo que falla...?

¿Hemos sido nosotros los que no hemos sabido controlar la libertad y hemos educado en el libertinaje? Tan corrupta se volvió nuestra historia para que lo que prime sean los contra-valores?

....somos los padres tan permisivos de ni siquiera ver en los ojos de nuestros hijos el brillo que reflejan...

....tan putrefacta se encuentra la sociedad para no parar el camino equivocado de las hordas de media noche, que se envenenan y contaminan el descanso merecido... ?

....tan mal lo hemos hecho que no hemos sabido mantener el valor del respeto en las generaciones "vigentes"?

.... cualquiera de estas noche primaverales, al llegar a nuestra casa encontremos a nuestros hijos con los ojos lacrimosos y enrojecidos...seguramente por la alergia estacional.

14 comentarios:

Malena dijo...

Mi querido Tucci: Vengo ahora de otro blog en el que también habla de esta juventud y te digo lo mismo que digo allí. ¿Dónde hemos fallado? ¿Dónde ha quedado la escala de valores? ¿Cual es el remedio?

Mientras espero que los sociólogos me expliquen algo, yo, tengo miedo.

Mil besos y mil rosas.

P.D/ Gracias por compartir mi alegría por el nacimiento del libro.

Antero dijo...

ojalá esa lacra de la que hablas y que afecta a la juventud y a los que no son tan jóvenes sí fuese estacional pero me temo que ha venido para quedarse durante mucho tiempo.

un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Tu foto lo dice todo... Besotes, M.

El futuro bloguero dijo...

Por suerte, no hay que generalizar...

Pero es dramático ver una juventud, que cree que la única diversión es volver con los ojos llenos de alergia...

... me encantó tu doble sentido.

Belén dijo...

Bueno, no sé dónde está el fallo, pero creo que todos lo tenemos. Hemos creado una generación de egoístas...

Besicos

Myr dijo...

Duele ver la poca sensibilidad y compromiso ciudadano del que dan fé tus fotografias..... duele...

Asun dijo...

Es muy triste ver cómo este tipo de imágenes cada vez son más frecuentes en nuestras ciudades, y no sólo por la imágen incívica que muestran, sino por todo lo que se esconde detrás.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es inevitable: aunque los padres hagan un buen trabajo. Son jóvenes, el futuro es suyo, sea el que sea. Y lo construirán ellos. Ellos sabrán cómo quieren vivir. Y sus hijos les soprenderán también.

jg riobò dijo...

La basura es la expresión de su alma cochambrosa.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

faltan valores, principios y referentes. un abrazo.

Juan Luis G. dijo...

Hola Manuel.

Este es un país de nuevos ricos, que pensamos que todo lo merecemos y que el esfuerzo es algo que no va con nosotros. Somos un país de niñatos; unos con menos años, otros con más.

Saludos.

Silvia_D dijo...

Cuanto más sabemos, más ignoramos... quizás piensen que no hay futuro y queman el presente... no sé...

Besos!!!!!

pancho dijo...

Los jóvenes de ahora pertenecen a la generación mejor preparada de nuestra historia posible por coincidir con el periodo más largo de prosperidad que ha habido en este país desde que uno recuerda. Algunos fallan en las expectativas en ellos puestas y en las posibilidades que atesoran, como siempre.

No cabe duda de que hay situaciones que son intolerables: el derecho al descanso de los vecinos es sagrado. Es responsabilidad de las autoridades velar porque se respete ese derecho.
Un abrazo.

Aldabra dijo...

es una pena, Manuel, una pena... ¡es tan dificil educar en el respeto cuando todo el mundo circula en sentido contrario...!

biquiños,