martes, 18 de diciembre de 2007

NUEVOS SIMBOLOS, NUEVAS TENDENCIAS

Ahora se ha puesto de moda criticar el consumismo en estas fechas, en criticar las fiestas de Navidad, por eso porque son consumistas, porque son de la Iglesia, porque son cristianas, porque es "progre" hacerlo, porque se critica la tradición.... yo tengo mis dudas de que se haga desde el convencimiento tal crítica...

Desde mi infancia me enseñaron, que estos días eran días del encuentro entre la familia, de acordarse un poquito de todos, de ser un poco mejor, de comenzar un nuevo año con aquello de..."año nuevo, vida nueva", en suma días de ilusión. Y lo sigo practicando.

Eran días que salías a la calle y las encontrabas adornadas, diferentes, ahora entre el cambio climático y los golpes de pecho...el alumbrado callejero se ha puesto prohibitivo, censurable, criticable...habrá miles de formas de no contaminar???... a mi me gustaba y me gusta...el adorno en la calle...

En mi familia siempre nos reuníamos en Nochebuena y Nochevieja, para comer juntos...era la excusa perfecta para estar todos...incluso los que vivían en otras localidades...nada de besugo, ni pavo, ni cordero...muchas tapitas que cada uno traía a casa del patriarca, mucho bullicio, villancicos, acostarse tarde....y todos en familia...ahora ha cambiado....pero yo sigo haciendo lo mismo...mientras pueda disfrutarlo y disfrutar con los míos...en verdad te acuerdas de gente...es la parte amarga...

Antes esperabas con ilusión esa noche mágica, la de vísperas de Reyes, ese regalo, esa ilusión...ahora en todos los medios que si consumo responsable, que si regalos ecológicos, que si menos envoltorios, que SÍ....que todo está bien...pero yo tengo que reconocer que aún a mis 42 años me pongo nervioso esa noche, que me gusta que me regalen, que me gusta regalar, que me gusta que te guste lo que te regalo, que me encanta mirar esos ojillos de ilusión de mis hijos y mis sobrinos cuando buscan y rebuscan "eso" que pidieron a los de Oriente. Reconozco que de niño no me atiborraron de regalos, ni de juguetes y trastos inservibles..intento hacer ahora con los míos algo parecido...y por supuesto participo en campañas de solidaridad y animo a hacerlo.

Que esto se puede criticar, por supuesto...pero de verdad te crees tu crítica??? No regalas, no cantas villancicos, no comes en familia, ni con los amigos, no te ilusionas, no eres solidario...pues no sabes lo que te pierdes...y no me digas que te refleje.
El consumismo inútil es una lacra que nos persigue, fácil de criticar, pero...en serio...¿ponemos en práctica lo contrario?
(aclaración a posteriori)

27 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Bueno Manuel, yo no creo que sea que se ha puesto de moda. Creo que es natural criticar la hipocresía, el despilfarro, (especialmente el energético, tanta bombillita y tanto consumismo innecesario)

Además es insultante la cantidad de regalos que se hacen. Hay niños que no tienen más diversión que la de abrir regalos porque tienen tantos que no juegan con ninguno.

En tu blog que tanto cuida de nuestras conciencias solidarias, debe criticarse ese consumismo.

No por moda.

Por justicia.

Por lo demás, las vacaciones suelen servir para reunir a las familias, y así ha sido tradicionalmente y así sigue siendo mayoritariamente. Yo estoy deseando la cena de nochebuena con toda la familia junta, y brindar por los deseos para el nuevo año.

(que por supuesto hago extensivos para ti y para todos tus fieles lectores y lectoras)

Abrazos.

manuel-tuccitano dijo...

futblog: que dificil es interpretar la palabra escrita...no hago alegato por el consumismo "au contraire"...consumo consecuente y rsponsable...intento remover conciencias y criticar a los que intentan concienciar...y luego no hacen de su capa un sayo....pero está de moda criticar y luego no llevarlo a cabo...a eso me refiero

Tu si que eres fiel amigo...pásalo bien...y nos contamos...

UN abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Has tenido suerte, Manuel.
Mis Navidades de los últimos ¿20 años? no han sido precisamente maravillosas. Ya sabes, cada uno cuenta la feria según le va en ella. Más que la crítica del consumismo, a mí me consume el barullo, el ruido, el nerviosismo de la gente, que nos conviertan las ciudades en parques temáticos de cartón piedra...
A pesar de todo, yo soy feliz viviéndolas en los ojos de mi hija.

manuel-tuccitano dijo...

pedro ojeda: pues si eso no lo aguanto yo...a mi las "bullas" las aguanto nada más que en la feria...un abrazo

ANA dijo...

A mi me parece que lo único salvable es el reencuentro familiar, y que lo disfruten todos aquellos que aun pueden, porque unas Navidades sin tus padres o hermanos o quien sea, a tu lado, no son lo mismo.
Que no se quite la ilusión a los niños, de ese dia de Reyes, ellos lo recordarán toda la vida, es magia en su mundo pequeño.
Y dicho esto,
que cada cual las viva como le venga en gana, con pavo o con chicharro,
eso no es lo importante,
procurar ser feclices, la felicidad se compone de pequeños momentos de pequeñas felicidades. Que cada cual las busque en donde considere.
Un abrazo y Felices sueños.
ana.

Silvenger dijo...

Chorradas. La gente se queja de todo.

Halloween no nos gusta porque es una "americanada" (falso, es europeo, pero en fin, la gente...) Si 4 chavales se disfrazan y se divierten... pues que se diviertan, qué mas da.

Papá Noel no nos gusta porque es otra "americanada" (Aunque San Nicolás fue un obispo griego) Pues si los chavales pueden estar jugando con su PSP todas las vacaciones en lugar de pillarla un día antes de volver al colegio.... pues mejor para ellos.

Tendemos a creer que estamos actuando de manera irresponsable e insolidaria si cometemos algún "exceso" Muchos juguetes, mucha comida, muchos regalos, muchas luces... Tenemos que darle una "explicación" para disfrazarlos. Me he comprado un ordenador, pero es para trabajar eh? Que me hacía falta. Me voy a comprar este chaquetón, que el antiguo está ya fatal fatal... ¡Venga ya, hombre!

Yo me he comprado un portátil nuevo, y sí, me es útil para mis trabajos, pero en esencia me lo he comprado porque me ha dado la gana. Para mí. Yo le he trabajado, lo he ganado, y lo he gastado, y pienso hartarme de comer en Navidad y gastarme el dinero que quiera en regalos para mis seres queridos.

Porque la vida da muchas vueltas, y el mundo a veces gira bajo nuestros pies de repente, y a lo mejor las Navidades del año que viene, o el siguiente, o dentro de diez no tengo dinero para comprarme un capricho, ni para regalarle nada a nadie, o peor aún, nadie a quien regalarle nada, ni nadie que prepare una rica cena.

Así, que éste que sí puedo, pienso comer y beber como un maldito vikingo, y aprovechar y disfrutar lo que la vida ha puesto ante mí en el presente, para poder recordarlo en el futuro.

Y me voy a callar ya porque esto es ya casi un post XDDD, hale Feliz navidad a todos.

Belén dijo...

Al final será normal amar estas fechas y todo! jajjajjajaja

besitos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo critico el consumismo todo el año. La Navidad es buena de por sí ya que reúne a la familia y eso es lo más grande que hay. Sólo por este hecho debería existir la Navidad.

Ah,y quien diga que la Navidad es cristina y la critique por eso, carece de todo fundamento. Vivimos en un país cristiano.

IMAGINA dijo...

Hola Manuel, comparto algunas de las cosas que dices. Para mí diciembre es un agobio porque trabajo (trabajé hasta hoy), mis hijos están de vacaciones desde la semana pasada, no me ha dado tiempo todavía de comprar nada y vivo en una ciudad diseñada para albergar dos millones de habitantes como mucho y donde viven seis... es una locura total!
Además la mitad de la familia vive en otra ciudad así que tenemos que repartirnos para poder estar con todos.
A mí el espíritu navideño me gusta, lo que no me gusta es la incomodidad que se crea alrededor de estas fechas.

Milagros Sánchez dijo...

Como cada persona tiene sus propias vivencias y su opinión al respecto según cómo le ha ido en esta "feria", pues me limito a hablar por mi y sinceramente desde que murieron mis padres, pues como que me da lo mismo si es Navidad como si no lo es. Estas fiestas tuvieron sentido cuando era una niña, cuando creía en los Reyes Magos, cuando nos reuníamos tíos, primos, vecinos, etc. en torno a la enorme mesa de mis abuelos maternos, allí en el pueblo salmantino donde nací. En aquellos tiempos del cuplé (soy un poquito mayor ya...ja,ja,ja) todavía los vecinos tenían la costumbre de compartir lo poco o mucho que tenían con el resto y se solía hacer la fiesta en casa, cada cual según sus gustos, unos cantaban, otros tocaban la pandereta o la zambomba... otros bailaban, etc. y vamos que aquella época era otra historia completamente distinta a esta de ahora, donde abunda ese consumismo, la insolidaridad, etc. Aunque también en aquellos tiempos se solía disimular y no aceptar muchas conductas sociales, como la homosexualidad, el maltrato, las violaciones, etc. lo cual significa que se daba una gran hipocresía y mucha ignorancia. Perdona que me haya salido al final del tema, pero quería también comentar tanto lo positivo como lo negativo que se daba por aquellos años 60 en este país.
Un abrazo y como sé que te encantan estas fiestas, pues disfrútalas a tope y que sean las mejores de tu vida. ¡FELICES FIESTAS!

Elisa dijo...

Para mí la Navidad es encuentro, es renacer, es reconciliarse,...me gusta esta tradición, despilfarro es para quien tire, desperdicie...en mi casa si se ha preparado mucha comida y ha sobrado siempre se ha consumido al día siguiente y al otro, y al otro y nos hemos reído de la situación.

Para mí se despilfarra más el resto del año si se compran juguetes para callar al niño...juguetes que el niño ni mira...y es cuando se acostumbra al niño al consumismo.

Si yo compro un regalo a alguien que quiero, lo hago con ilusión, lo hago pensando en que le va a gustar, lo hago como un agradecimiento por lo que me ha dado durante el año...nadie me podrá quitar la ilusión de la mañana de Reyes, es el mejor regalo que me dieron mis padres , es el que quiero transmitir a mis hijos.

Besos con sabor a mantecado de chocolate ( ese por el que siempre nos peleábamos)

Malena dijo...

Manuel, me ha encantado leer tu post puesto que así es como yo he celebrado durante mi infancia la Navidad.Eran las fiestas de la familia y eso era estupendo.

Desgraciadamente esas reuniones de familia se acabaron al casarme y marchar muy lejos de mi tierra. En la actualidad son familiares pero en petit comité pero intento llevar a los míos la sensación de que son unas fechas importantes.

Cuando los hijos se te hacen grandes, ellos mismos tienen otras obligaciones e intentan repartirse entre la familia política y la suya propia.

Lo que nadie me quitará nunca es esa dulce sensación de imaginar que un Niño está naciendo en Belén y que en la noche de Reyes mire al cielo para ver si descubro la estrella de oriente.

Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

Ana: por supuesto...cada cual que lo haga como le venga en gana... hay muchas más cosas que el encuentro-reencuentro familiar...pro eso que cada cual como tu dices lo viva de la forma que le venga en gana...eso es lo que yo hago...

Silvenger: ja ¡¡¡ "jalogüin" y el gordo -aún con su origen europeo- es un exportación yakee...por lo demás la psp, la nds. la plays...y de acuerdo...pero no es eso el consumismo...si fuera eso yo soy un consumista de pro.... el consumismo brutal al que me refiero es el que se hace compulsivamente hacia cosas que nos llaman la atención y no necesitamos y ni nos van a sevir...por lo demás de acuerdo...
como decía ese...jode, fuma y bebe que la vida es breve...

Ana: eso no es lo normal es lo natural...por lo menos una vez en tu vida....

Fernando: nos guste o no...es asi como tu lo dices y lo expresas....

imagina: te acompaño en ese sentimiento...yo odio ir de compras en estas fechas...cuando a lo largo del año veo algo que puedo regalar a un ser querido...es cuando lo adquiero...dedico mucho tiempo en pensar en los demás...en este sentido...

Milagros: ..la vida sigue...que duro es llegar al extremo que tu dices...yo por ahora ando por otros derroteros...pero la ilusión como la esperanza no debe pederse nunca...hipocresias ha habido y habrá a lo largo de los tiempos...lo que ocurre es que ahora como que nos enteramos más, o nos damos más cuenta...
No te creas que me gustan tanto...por mis hijos si..por supuesto...me gustan estas porque son las únicas que me puedo "escapar" con mi mujer unas horas...lo necesitamos...
Tu puedes hacer lo mismo...ya te digo...ilusión...que bonita palabra no?

Elisa: no me dijiste que no te gustaba el chocolate...menuda mentirosilla..si me lo quitabas y te los comias a escondidas...para que te voy a decir más, mamamos de la misma teta... y el día de reyes..ya sabes aunque lo celebramos con anticipación...recuerda...que nos envuelve el nervisosimo ese día ... es un mismo reflejo a cuando rebuscabamos por armarios y altillos...y despues bajo la mesa o en el balcón...y sabíamos que en lo más escondido de la cortina más espesa...allí estaba lo inesperado y esperado...y bien sabes que de consumistas nada...no había mucho que mal consumir....enfin esto me dá para otro post..

Malena: pues que no pierdas esa ilusión...pues seguro que la estrella te guía certeramente al camino de tus recuerdos..yo mme puedo aplicar esa cancioncilla de "...vuelve a casa vuelve...por Navidad"

Besos y abrazos del corazón....

EUCHY dijo...

Manolo...

M a n o l o...

M A N O L O!!!!!!


Ven acá.. dime la verdad.. ¿cómo hiciste para hacer un post EXACTAMENTE como a mi me hubiera gustado hacerlo?

Es que me tienes impresionada!!! Hasta la canción!! esa canción, interpretada por Mariah Carey es una de mis favoritas en Navidad y del post no cambio NADA. Ni tus recuerdos, ni tus dudas, ni tus sentimientos... te juro Manolo, que hoy fuiste mi espejo.

Ah, si...cambiaría tu edad por 25, pero vamos.... que no es mucha la diferencia... jajajaj..

Besos Manolo, Feliz Navidad.

Una canción para ti dijo...

Algunas veces el consumismo es mejor que la familia.

Besos de jueves

Antero dijo...

Soy de los que les gusta la Navidad. En esta época me reencuentro con familiares, que en el mejor de los casos tengo la oportunidad de ver tres o cuatro veces al año.

El consumismo COMPULSIVO es una de las enfermedades de nuestro tiempo, pero tal y como está girando esto, más de uno llevamos ya un tiempecito haciendo cuentas para llegar a final de mes. A muchos de los consumistas no les quedará más remedio que adaptarse.

Saludos

Kt. (si, la huraña) dijo...

Jajaja Manuel, yo si... es que así como muchos tienen la tradición de celebrar desde niños y arrastras sus costumbres hasta la actualidad, habemos quienes no la tienemos también...

Yo no le veo lo malo a quien lo celebra y le gusta, lo que no tolero es que me impongan celebrarlo yo y a la manera de los demás!!! Porque a mi lo que hagan los demás con su dinero, su tiempo y su tradición no me afecta y no intento cambiarsela.

Fíjate que mi hija celebra las navidades con su papá porque el tiene esa tradición y yo no puedo privarla a ella de algo que le gusta :))) en el reino de señor cabemos todos!!!

Y lo de hacer eso que enumeras, fíjate que nada me cuesta hacerlo en estas fechas y durante todo el año, después de todo, los amigos y la familia siempre están ahí :)))

Besos contradictoriamente navideños jajaja

manuel-tuccitano dijo...

euchy: el espíritu es lo que vale...yo no cambiaría la edad...lo que llevo lo llevo entre pecho y espalda...no cambio la edad por dos hijos preciosos , una mujer encantadora y una amiga como tu....

una canción para ti: será para ti...y respetando tu opinión, yo no cambio a mi familia por una tarde tonta de compras innecesarias...

antero: eso es lo malo que los compulsivos tienen la extra hipotecada...yo la tengo sin serlo...

kt: para para para..que yo no he dicho que no se celebre...que cada uno la celebre como le de la .gana
...a ti te echan del cielo y del infierno....jajaja

Saludos y besos a todos y todas...

Kt. (si, la huraña) dijo...

Por eso es que soy inmortal jajaja no me aceptaren en ningún lado jajajaja

Besos Manuel!!!

EUCHY dijo...

Tan bello♥

no no no no, me refería a que de haberlo escrito yo (por lo parecido a mi que lo siento) forzosamente hubiera tenido que poner 25 y es lo único que hubiera cambiado!

un besote, manolo ♥♥

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

No nos preocupamos de lo contrario. Las críticas son más bien de boquilla, pero sí es cierto que hay un exceso de consumismo en estas fechas y que eso es justo lo contrario de lo que, en principio, se festeja en esta época del año.
U/n abrazo

Yo voto al PP dijo...

Es que el PP, amigo lector, votó no al canon digital. Son valientes los populares. Ahí los tienes haciendo méritos para que artisteo patrio les llame asesinos por alguna guerra de triste recuerdo. Los de Mariano votaban no al canon digital con ganas. Me sentí orgulloso al ver tantos no al robo. Son honrados, lector. Merecen tu voto y el mío y el de mi suegra y el del resto de mi familia. Hasta merecerían el voto del Rey de España si votara.

Saludos cordiales y Feliz Navidad

manuel-tuccitano dijo...

kt: eso mismo pienso yo....eres capaz de apagar las cladras de pepe botero.

euichy; eso son la tergiversaciones que se hacen de la lengua escrita, al no tener expresión hace que se interprete a libre disposición.

pabo: eso mismo es lo que pienso y escribí...

yo voto al pp: desde luego...ya te avisé que no se deben de meclar las churras con la merinas...y aqui---se comenta sobre lo escrito...si no sobra tu comentario gratuito...

Saludos

Lorelay dijo...

Manuel, todo lo que criticamos del consumismo en estas fiestas y nos cuesta mucho ponerlo en práctica.
Todos miramos la paja en el ojo ajeno y no miramos n el propio, me gusto tu post.
Besitos navideños
Lore

El antifaz dijo...

Consumo sentimientos, consumo risas de niños, consumo cerveza, consumo música, consumo deseos, consumo alegría, consumo mis fuerza, me consumo, consumo recuerdos, consumo el presente...
Soy un gran consumidor en estas fechas.
Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

Lorelay: yo critico estas situaciones...y me cuesta no caer en ellas porque caigo...pero hay que in convencido lo hace y luego no hace de su capa un sayo....


antifaz: yo hago lo mismo que tu...pero nos solo en estas fechas ...a lo largo del año...a lo largo de la vida...

Besos

Calle Quimera dijo...

Es que las navidades de nuestra infancia no son las mismas que las de ahora, Manuel... El consumismo es un fenómeno innegable, y el problema es que está presente todo el año de tal manera que en navidades es que llega ya a empachar porque se extrema.

En el otro post hablabas del precio del besugo.. Yo te digo que si este año no lo comprara nadie a 45 euros el kilo, el año que viene estaba a 20. ¿Por qué se pone a 45? porque se adquiere aun siendo un abuso. Ya estamos acostumbrados a que son fechas en que por fuerza hay que gastar a lo grande, y eso creo que es indicativo de algo.

Ahora, sí que es cierto que muchos de los que critican el consumismo luego van y compran el pececito ese a semejante precio. Pura contradicción.

besos, y que descanses estos días.