martes, 15 de enero de 2008

EL MAR, LA MAR

El mar. La mar.

El mar. ¡Sólo la mar!

¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?

¿Por qué me desenterraste
del mar?

En sueños, la marejada

me tira del corazón.

Se lo quisiera llevar.

Padre,

¿por qué me trajiste acá?

Rafael Alberti (1924)



"...dicen que cuando las parcas te rondan pasa en un instante por tu cabeza todos los momentos importantes de tu vida ...ahora recuerdo cuando esperaba a mi padre en el malecón del puerto...día tras día, tarde tras tarde...hasta que mi madre me llamaba, era la hora de cenar... Al día siguiente tras salir de la escuela...volvía al puerto, con la esperanza de ver acercarse la quilla del "Buena Esperanza"...y cuando desesperaba...allá al fondo, en la linea que une el mar con el cielo...llegaba. Hacía cuarenta y cinco días con sus tardes y sus noches que lo esperaba...





Era mi ilusión, me encantaba que me asiese por los hombros y me abrazase, luego yo le ayudaba...lo más seguro que estorbase...pero me gustaba... - Hijo, el mar, la mar es nuestra vida y nuestra muerte.. no comprendía esas palabras de mi padre, pero me las decía cada vez que volvía de sus largos viajes...más tarde llegaría a comprenderlas y repetirlas...

...entre esperas, historias de mi padre, redes y aparjos marino transcurrió mi infancia y mi adolescencia... - Hijo trabajo en el barco para que tú, lo hagas en tierra , la mar hay que respetarla..ahora al cabo de los años, era a mi a quién tocaba respetar esa inmesa llanura transoceánica, era yo el que se asomaba a la proa para ver si divisaba a mi hijo en la zona de atraque, era yo el que daba las instrucciones de mareaje, era yo el que me hundía, era a mi a quién abrazaba con sus olas el océano, eran mis recuerdos en los últimos instantes...."


Hoy escuchaba la desaparición de unos marinos en las costas de Galicia, me impresionó escuchar el grito desgarrado de sus amigos, de su familia... ahí queda mi recuerdo para con ellos..

32 comentarios:

ANA dijo...

Terrible vida la de los marineros que tienen que vivir con ese panorama siempre por delante.
Yo que vivo en un puerto de mar y conozco de cerca a ésta gente, conozco de sus miedos y sus esfuerzos por sacar adelante a las familias.
Perder la vida en el mar es espantoso,
con ellos mi duelo,
un abrazo Manuel.

Belén dijo...

Terrible noticia, precioso post manuel!

Yo soy de dentro, de Aragón, la mar solo la veo en vacaciones, pero entiendo lo que puede ser vivir a expensas de ella, de su inmensidad, de sus riquezas y de su mala baba...

besos

antero dijo...

Un bonito homenaje a todos los que día tras día cogen su barco y se adentran en la mar.

Saludos

Malena dijo...

Yo también he oido la terrible noticia y me he sobrecogido ante ella.

La vida de los hombres de la mar es dura, muy dura y su final muchas veces dejar su vida en esas aguas que tanto temen y tanto quieren.Entiendo que te haya afectado.

Un beso para tí y todo mi respeto hacia los hombres de la mar.

Nochestrellada dijo...

Me siento identificada con el nombre de tu blog...
Aunque no viví cerca del mar...mis recuerdos huelen a mar...
lindo encuentro!
besos

manuel-tuccitano dijo...

ana: yo vivo en tierra de mar, aunque foraneo...conozco los sinsabores que recibe esta gente...nos quejamos de pescado caro...pero no vale más una vida???

Belen: gracias por tu sonrisa...tan amiga como enemiga, llena de vida y de muerte !que paradoja! no??

Antero: eso es nada, pero por lo menos...ahí queda...gracias..

malena: estoy en tu linea...que tengamos que arriesgar la vida para poder vivir...

nochestrellada: bienvenida..la distancia es algo que nos señala a muchos que una vez tuvimos que abandonar nuestra tierra, nuestra casa, nuestra familia...

Un abrazo amigo...a todos y todas.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

el mar o la mar? Nunca se cual es la diferencia.

Sin duda, es un bonito homenaje a los marinos, marineros, pescadores que se dejan la vida en los mares.

un abraoz.

ARCADIA dijo...

hacia dias que no te visitaba y me habia perdido mucho.. respecto a esto me haces sentir algo muy especial, conozco a pescadores y marinos y he vivido con sus familiar la preocupacion de la espera y es algo que no se puede describir..
mil cariños

El futuro bloguero dijo...

Hablando de mar, pincha en el enlace desde mi blog al de Le Mosquito.

Impresionantes fotos de una patera de estas navidades.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Un gran recuerdo, y emotivo, ante el que uno sólo puede entrar de puntillas en los comentarios.
Y gracias por Alberti.

Anónimo dijo...

kt (si, la huraña)
Aunque en mis ultimas fotografías me veas muy sonriente en el mar, la verdad es que yo no es respeto, sino pánico le tengo al mar. No puedo soportar no sentir mis pies en contacto con el suelo....

El mar tiene sus secretos y reclamos, yo escojo no solo respetarle sino temerle también!
Lamentable noticia, que dolor para los familiares :(

Besos Manuel

manuel-tuccitano dijo...

fernando: que mas da ...mucha agua brava que da vida y muerte. gracias.

pedro: de nada...alberti...sin estudios...mira los que tenemos ahora con estudios...

manuel-tuccitano dijo...

kt: yo el mar solo hasta la cintura...miedo me da...no se si respeto...pero miedo si que lo es.

Salud

Merche Pallarés dijo...

He venido a saludarte. Me ha encantado lo que has escrito sobre tu padre y el mar y ¡LA MUSICA! maravillosa...A mi me encanta el mar y he atravesado el oceano unas cuatro veces en mi vida, de hecho, en una de mis ultimas entradas de mi blog describo una tormenta que experimenté en el Atlántico norte. Besotes, M.

Tormenta. dijo...

Un post genial, me gustó..mucho.

Besos!

Lorelay dijo...

El mar... temor también le tengo, muchos hombres son que se pierden en sus aguas en busca de comida para llevar a sus hogares.
Lindo homenaje les hiciste con tu post.

Un beso
Lore

El futuro bloguero dijo...

Pobres marineros...

Me saltaste... en tus contestaciones. Abrazos previos a la partida neoyorkina.

Rita dijo...

HOla !!! Me gusta tu blog te he agregado en los vínculos del mio.

Felicidades

http://ritataylor.blogspot.com/

Milagros Sánchez dijo...

Mis condolencias también desde aquí a esas desgraciadas familias gallegas que han perdido a sus familiares más directos y queridos en ese Mar transoceánico que irremediablemente y en ocasiones como esta acaba truncando con un manotazo cruel tantas vidas humanas.
No sabía que tu padre había sido también un marinero del sur como estos que Alberti dibujó también en su paleta de versos, tan florida.
Besos multicolores y con un poco de sal marina!!

manuel-tuccitano dijo...

UNA ACLARACIÓN: lo escrito es una historia de ficción, algo rocambolesca,quizá, pero no es mi historia. Mi padre y yo somos marineros de tierra firme...solo es una expresión/ensayo de un cuentito doloroso...perdón por confundiros

merche pallarés: gracias por venir, que no se la única...yo nunca lo crucé...y creo que no lo haré, al menos en barco...

tormenta: celebro que te gustase...

FUTURO BLOGUERO ...craso error, no te olvidé...me fui al lugar que me enviaste..y luego a tu blog...haces bien en decirlo, a mi también me duele cuando me ignoran...(por cierto me encantó tu insecto amigo)

rita: me alegro, vuelve cuando quieras...

Milagros: ya aclaré antes lo de mi padre...una desgracia lo de Galicia, lo de Barbate, lo de...cara pagan su supervivencia


lorelay: sin duda alguna pagan un alto precio para vivir...a veces la muerte.

Kt. (si, la huraña) dijo...

Manuel, me dices que mi foto es fea y es más razonable que andar borrando mis comentarios jajajajajajaja
jajajaja (soy mala, lo digo para hacerte sentir mal jajajaja)

Pa' no meter la pata te haré la pregunta por mail, pero mañana... ando fatal con un dolor de muela, vientre y ojos! Un conjuro me ha caído jajajaja

Besos guapo :) TQM

Calle Quimera dijo...

Es estremecedora la noticia, Manuel. Desde luego, la vida de un marinero es muy dura, y en demasiadas ocasiones la mar se cobra un precio muy alto por lo que nos ofrece.

Precioso post, me ha puesto el vello literalmente de punta. Besos.

Le Mosquito dijo...

En fin, Manuel. También tomé tu cuento como biográfico, aunque con tintes de ficción. Que no sea biográfico no le resta, a mi entender, valor. Tiene valor porque las emociones que evoca con emoción están escritas. Escribir con emoción es hacerlo con sinceridad, y la sinceridad aporta siempre credibilidad.
Me gustó, ya sabes.
:)

Goathemala dijo...

Muy sentido el texto, escuché la noticia y el mar como a casi todos los que nacimos en el interior me causa una extraña atracción.

--
Saludos.

María Narro dijo...

impresionante como escribes y la carne de gallina que me has dejado.
Bonito recuerdo para ellos.

Besos.

el trenti dijo...

Son de estas cosas que a mí me dejan de piedra y que no entiendo como pueden pasar... Lo cruda que puede ser a veces la naturaleza.

manuel-tuccitano dijo...

kt: no me toques la moral..fue un error...aunque bien pensado...con tanta cadena...parece que estes presa...jajaja

calle quimera: me da miedo pensar en una muerte así...tremendo.

le mosquito: es totalmente real, pasa demasiado a menudo por desgracia, aunque la historia nació en lo más profundo de mis ser..gracias

goathemala:atracción, misterio, desconocimiento, vida y muerte...

maria narro: gracias, no merezco tanto, nacio en un momento de rabia contenida

el trenti: pasa muchas veces por necesidad, y las más por no cumplir con las normas de seguridad (parace que no las hay)...vaya hombre¡¡¡ perdido estás...tanto te duró la resaca de año nuevo?

saludos a todos y todas ...os deseo buen fin de semana....

yraya dijo...

Precioso a la ves que triste, espero que sólo sea eso un cuento.
Bonito homenaje.
Saludos.

El antifaz dijo...

Yo no soy ni mi padre ni mi hijo, soy el hijo de la suerte de mi padre, y el padre de la alegría de mi hijo, un eslabón más.
El mar es la puerta del cielo y del infierno.
El mar no entiende del amor estomacal, ni siquiera te agradece los poemas que le dedicas. Y sin embargo te atrapa.
Un abrazo.

Calle Quimera dijo...

Emocionante homenaje a los hombres de la mar.SALUD¡¡.

orejonkz dijo...

Una pena que algunos para ganarse la vida tengan que arriesgarla, incluso perderla.
Desde aqui reclamo dignidad para los que le tocan o nos tocan los trabajos mas duros (campo, mina o mar).

Un saludo compañeros.

manuel-tuccitano dijo...

yraya: es un cuento, triste como la realidad que se da...demasiado a menudo en el mar (bienvenida).

antifaz: yo soy lo que mi padre y mi madre hicieron de mi...ni más ni menos...luego yo puse el resto...el mar lo mismo me fascina que me atemoriza...


calle Quimera: me salió en un momento de pena y de rabia...


orejonzk: es cierto...la vida es dura, algunos trabajos también...y si fuesemos previsores mejor nos iría...


Un saludo a todos por venir...