viernes, 18 de abril de 2008

La verdad por delante (1)


Muerte , la única verdad por delante

Cementerio de los alemanes - Cuacos de Yuste - by Manuel -Tuccitano 2000

Cuando la semana pasada paseaba por el patio de mi colegio, en una de las vigilancias, escuché una conversación que bien podía haber estado en boca de cualquiera de nosotros, pero no, salía de una adolescente... palabras textuales no sabría expresarlas, pero más o menos versaba de una serie de supuestas "traiciones" que una le había hecho a la otra, y terminaba diciéndole eso de "a mi me gusta ir con la verdad por delante, me gusta ser auténtica", a lo que la otra le respondía: "no se si te gusta la verdad y te habrás quedado a gusto, pero también me lo podías haber dicho de otra manera"; se levantó y se fué....

Seguramente la que se quedó creería que muchas veces todos pensamos - al creernos en posesión de la plena verdad-: "HAY GENTE A LA QUE NO GUSTA ESCUCHAR LA VERDAD"...pues en este caso la sinceridad la dejó sola...

LA VERDAD POR DELANTE, .... frasecita popularmente usada, con demasiada frecuencia por aquellos que nos sentimos sinceros o nos la damos de idem... Sin duda una gran equivocación.
Es muy frecuente que nuestra mente asocie sinceridad a virtud, pero es sin duda una gran equivocación. ¿Que virtud se precia en hacer daño?, "nuestras palabras sinceras pueden doler al otro".

"Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, sino no decir nunca lo contrario de lo que se piense" ANDRE MAUROIS.

Solo se deberíamos entender la sinceridad en la medida que ayudamos al otro a un crecimiento interior y no a romper o tirar por tierra nuestra relación.

25 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto: la sinceridad arrojada es crueldad. Como todo parte de la subjetividad, no es más que la innecesaria ansia de tener razón y decírselo al otro. Hay muchas otras formas de ayudar al otro.
Buena foto, Manuel.

Tormenta. dijo...

Hay que saber decir las cosas---
Saber a quién se las dices y como no..
Eso sí..en la medida de lo posible la verdad por delante.
Pero no por ello hay que hacer sentir mal a nadie.Hay que ser coherente.
Besos!

Belén dijo...

No creo que esa gente que va de sinceras sean virtuosas... la verdad es que hay veces que hay que disfrazarla, sin mas... por el daño que puedes hacer y esas cosas :)

Besicos

Merche Pallarés dijo...

Estoy de acuerdo con Pedro. Ha puesto mis palabras en su boca, o más bien, pluma. Besotes, M.

Antero dijo...

de acuerdo con vosotros en todo. Este tipo de actitudes se da mucho en adolescentes -también en muchos adultos-, que piensan que con ser sinceros diciendo las cosas de cualquier forma es más que suficiente. Muchas veces son tan importantes la forma como el fondo.

En muchas de estas peleas dialécticas lo que predomina es ver quien se sale con la suya, sin importar si le estás haciendo daño a quien tienes enfrente.

Saludos

Malena dijo...

Indudablemente, antes de ir con "la verdad por delante", debemos pensar si se va a hacer daño con nuestra actitud.

Totalmente de acuerdo, Tucci, si va a servir para un crecimiento interior, adelante, sino, callar es una forma de cariño.

Besos.

Euphorbia dijo...

El exceso de sinceridad denota muchas veces prepotencia y falta de respeto hacia el prójimo. Quien actúa así no aceptaría encontrarse en la situación inversa.

María Narro dijo...

pues yo pienso que la sinceridad es mi mayor defecto, por suerte he ido aprendiendo a callarme y a inventar.
no creo que la sinceridad sea ninguna virtud.

un beso.

manuel-tuccitano dijo...

Pedro: para ayudar al otro, hay que ser cauto, en demasiadas ocasiones y aún estando en posesión de la certeza de la verdad, hemos de ser prudentes,

tormenta: desde luego que si, no a todo el mundo le puedes hablar de la misma forma, auque le digas lo mismo...

belen: es cierto...pero a veces que a gusto te quedas al decirle algo a alguien, aunque luego te arrepientas....

merche pallarés: entonces estamos de acuerdo los tres...

antero: totalmente de acuerdo; hay que ser cauto...muy cauto con las formas...podemos abrir brechas dificilmente curables...

malena: el silencio es a veces tan necesario....dicen que un gesto vale más que mil palabras...

euphorbia: la prepotencia si que es sincera...se ve a mil metros...

maria narro: la sinceridad con cariño y bien llevada si es una virtud, lo malo es que no midas la manera de decir las cosas...

a todos un feliz fin de semana y buen descanso

Jesus dijo...

Hola Manuel,
pues que estaba por aquí, paseándome por el blog de tu cuñado y me he encontrado con el tuyo.

Mi verdad, LA VERDAD... ésa que no existe. O ésa que es relativa, de la que existen tantas versiones como personas.
Una vez un amigo cura me llamó "relativista", y me lo tomé como un piropo.

La única verdad en la que yo creo es la aceptación sincera y sin condiciones de la mano tendida.

Un abrazo.

fernando dijo...

hay que decir pero con cuidado a quien se la decimos y como se la decimos. Un abrazo.

fernando dijo...

decir la verdad quería poner ;)

un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

jesús: pues adelnate, sigue trasteando...puede que lleves razón en lo de la verdad "relativista", aunque si la tomamos como la que proviene del carácter lógico y coherente y la que implica la conformidad de los enunciados con los hechos, con la experiencia o incluso si la identificamos con realidad: entonces la verdad existe. Es dificil cierto... pero más cierto es decir las cosas con tacto.

fernando: lo había supuesto, amigo.

Saludos

El antifaz dijo...

La verdad es que no sé.. tengo muchas verdades, algunas las digo y otras no... porque me da la gana.
Cuando nos ponemos transcendentalmente filósofos, yo saco mi verdad.. qué rica la cerveza fresquita.
un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

antifaz: mi verdad: a mi me gusta helada ¡ y con jamón....

orejonkz dijo...

También ocurre que no existe "la verdad", simplemente existe "mi verdad", la verdad de cada uno.

Otras veces se dice la verdad no con intención de aclarar la realidad, sino con la intención de echar algo en cara, poniendo como excusa que se esta diciendo la verdad.

ANA dijo...

Qué razón tienes querido Manuel, yo he sabido de esto justo hace poquito en mi blo, allí repetí más o menos lo mismo a un comentarista.
Siendo sincero, educado y correcto, se puede hacer daño.
Hay que ser realmente sensible en ese aspecto para poder decir la verdad, las cosas de manera que no duelan. Un arte.
Un beso,
ana.

manuel-tuccitano dijo...

orejonkz: (un dia me explicarás el por y el qúe de tu nick) la verdad puediera ser relativa, en eso no hay duda...lo tor que dices..es cierto...LA MAL llamada Sinceridad se usa para hacer daño.

ana: a veces pecamos de "sinceridad", sin caer en la cuenta que hacemos daño.

Buena semana

abuelonet..com dijo...

Que bien escriben todos tus amigos Pedro,Tormenta, Belen, Jesús etc. etc, no se puede decir una verdad clara a nadie por muy amigo que sea, la verdad hay que tenerla reservada para uno mismo, no todos podemos creernos esas verdades que nosotros ponemos delante de otras personas para que ellos juzgen después, tenemos que ser muy prudentes de a quienes podemos hablar de otras.
Un saludo.

IMAGINA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Muchas veces se usa la excusa de "ser sincero" sólo para herir.
Hay palabras sinceras que son como balas de cañón.
Un abrazo,

Malena dijo...

Tucci!!!!!!!!!!! que me puse el despertador para levantarme esta mañana, pero... ¡es que se estaba tan bien soñando!:)

Un beso.

Calle Quimera dijo...

Hay verdades que, por muy dolorosas que sean, deben ser dichas, pero hay otras que no reportan más que dolor gratuito, estéril, y esas no hay ninguna necesidad de decirlas. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Manuel.

Un besote. Muy buena reflexión en esta época en que tanto se alardea de sinceridad sin querer ver las consecuencias de tanta franqueza.

manuel-tuccitano dijo...

abuelo andrés: eso es...hay que ser y actuar con prudencia...gente muy maja se pasa por aqui, te doy las gracias en el nombre de ellos.

malena: menos mal que fue el despertador y no mi desagradable grito....jaja

calle quimera: ME ALEGRO DE VUESTRO ENCUENTRO.... asistimos desagradablemente a una época de cinismo pleno, donde se enmascara la verdad, y se antepone el beneficio propio....

Saludos y buena semana

Juan Luis dijo...

Pero, ¿Dónde está la verdad? No hay que buscarla en la escusa para golpear al otro.

Muy buena foto. La visita a ese cementerios es muy recomendable, no deja indiferente a nadie.

Saludos.

Nacho Carreras dijo...

Otra de nuestras coincidencias.

Sobre lo de la verdad, todo es discutible, a veces callamos por no dañar... Eso, también, nos puede afectar a nosotros.
Dilema difícil de resolver, en cada caso.

Saludos.