viernes, 25 de abril de 2008

La verdad por delante (y 2)


"Azahar, la verdad de la primavera" - by Tuccitano (24/04/08)

... "como sabes, me gusta ir siempre con la verdad por delante". Con esta sentencia y siguiendo mi anterior post, normalmente nos queremos hacer más creibles, más sinceros. Pero en contra de ésto, está el hecho de caer en la gratuidad de enjuiciar al otro.

Me río yo de las "criticas constructivas" fruto de las envidias, que buscan hacer cambios en el otro, por nuestras creencias de estar en posesión de la verdad.

Y aún estando en posesión de la misma (entendiéndola como la coincidencia con la realidad), no debemos ir con prisas, sino midiendo las palabras, pensándo hasta donde podemos llegar sin herir al otro.

¿Cómo ser sinceros con los demás, cuando seguramente no lo somos con nosotros mismos? Si seguramente buscamos las excusas más inverosímiles que incluso nos las creemos, cayendo en la mentira compulsiva...

"no desees para el otro, lo que no desees para ti"

17 comentarios:

Jesús dijo...

Con otras palabra pero hoy es como si hubiésemos coincido.

Estupendo mensaje.

Saludos.

Malena dijo...

Creo que en tu última frase se centra todo: No quieras para los demás lo que no quieras para tí.

Un beso, Tucci.

fernando dijo...

qué reflexico y profundo estás últimamente. Yo añado otra frase: no hagas a los demás, lo que no quieres que te hagan a ti. Un abrazo.

Belén dijo...

Me ha gustado tu mensaje...

Las verdades a veces duelen, y no las digo o les pongo azúcar, como mary poppins :)

besicos

El futuro bloguero dijo...

Así es. Continuando con el post del otro día, pero concretando muy bien.

También pienso como tú.

Un abrazo. Me estoy poniendo al día Manuel, que tenía mucho por leer...

Euphorbia dijo...

Críticas constructivas, sí, es una forma de quererte llevar al terreno del otro. Ese otro que cree que lo suyo, su idea, su modo es mejor, cuando muchas veces no hay ni un "mejor" ni un "peor", sino sólo un "diferente".

Bueno, esto me gusta como me ha quedado.

Merche Pallarés dijo...

La clave de todo el asunto es: No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti. Siguiendo ese lema, todo ira sobre ruedas y miel sobre hojuelas; nos llevaremos la mar de bien simplemente siguiendo ese simple consejo. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En el fondo, sólo hay que vivirse por dentro. Eso sí, una vez que te vives por dentro, esa verdad te impide ir con la verdad por fuera como un estandarte.
(Me gustan mucho estos últimos post tuyos, y las fotos.)

Milagros Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo: ¿Cómo podemos ser sinceros con los demás si ni siquiera lo somos con nosotros mismos?... me parece tan incongruente este tipo de personas que por supuesto las hay a montones y encima se piensan que los que no les ponemos en vergüenza es porque somos tontos o débiles, pues no es eso, sencillamente tenemos educación y sensatez.
Besos multicolores de nuestra parte.

manuel-tuccitano dijo...

Jesús: y eso? gracias por tu comentario.

malena: si respetasemos la libertad del otro, todo sería más fácil...

fernando: solo por seguir una linea, ahora me toca reflexionar en "voz" alta...

belen: duelen las verdades que no queremos oir..esas son las que duelen...

futblog: me imagino que estarás liado con temarios...eso es lo que hay que leer...

euphorbia: lo podías haber gritado y no decirlo mejor..."todos somos iguales y a la vez diferentes"..

merche pallarés: es la solución...pero normalmente actuamos de forma ególatra...y pensamos nada más que en nosotros...

pedro ojeda: gracias amigo, son fruto de evoluciones, ahora intento solo usar imágenes captadas día a día por mi...los escritos son fruto de lo que leo...tampoco soy un escritor nato...aprendo de vosotros....

milagros: el perfil del cínico abunda... los que somos educados somos menos..

Saludos por venir...buen fin de semana

orejonkz dijo...

Cuando se intenta convencer de algo con mucho ahinco, normalmente se da el efecto contrario, es decir, produce rechazo.
Por norma general, cuando nos intentan convencer de algo, lo primero que hacemos es colocar un muro y recelar, algunas veces con motivo y otras veces sin motivo.

Por experiencia he comprendido que es más eficaz, enunciar tu postura o creencia y dejarla ahí flotando.
Porque en el caso de querer seguir insistiendo, acaba obteniendo el efecto contrario, es decir, rechazo.

Nos vemos, y paciencia con la auditoria.

lully desnuda dijo...

La transparencia, la realidad, la verdad... palabras que encajan en mi diccionario, todo al desnudo como me gusta, siendo coherente con mi filosofía pero con mucha sabiduría.

El antifaz dijo...

Para decir la verdad a veces hay que mentir. Otras veces cuando dices la verdad la gente cree que estás mintiendo, y cuando engañas se lo creen todos.
No sé, esto no es tan sencillo (aunque llevas razón en lo que dices), yo casi que dame pan y dime tonto.
Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

orejonkz: la postura del diálogo y la escucha... en lugar de esto solemos utilizar la imposición y la ceguera...

lully desnuda: son palabras mayores, hechos ideales, dificiles de llevar a cabo pero no imposibles...

antifaz: decir las cosas enmascaradas en una pseudoverdad son tácticas que a veces funcionan otras no...

Buen domingo

Calle Quimera dijo...

La clave está en las mentiras que cobardemente nos inventamos y creemos.Nos engañamos a nosotros mismos y de rebote (directo)a todos los que nos rodean.El sistema,la velocidad,el materialismo,la "desinformación".Nos arrastran a un mundo impersonal y fuera de cobertura.Salud¡¡¡.

manuel-tuccitano dijo...

calle quimera: y todo porque? por poder, por ansias de machacar al otro... salud amigos

Calle Quimera dijo...

Y con la excusa de la crítica constructiva y el "yo siempre voy con la verdad por delante" se arrasa sin piedad a los otros. Y la conciencia tranquila, aunque destroces...

Un besote. están resultando muy interesantes estos posts, Manuel.