domingo, 8 de marzo de 2009

PUERTAS (3)

"la irrespetuosidad a sus anchas"

Bellas que no pueden sustentarse al pasar de los tiempos, aunque su belleza no respetada deje huella. No somos conscientes de este hecho, pero sin embargo perduran en la historia o en nuestra memoria; mientras la maledicencia crece y se destruye así misma.

13 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Estas son puertas de cuentos e historias fantásticas...
No nos damos cuenta de la belleza que ha enterrado el hormigón armado.. pero la naturaleza vuelve a ocupar su lugar

Mila y Laura dijo...

De nuevo la falta de educación y de recursos por parte administrativa se aunan lamentablemente dando como ejemplo este triste espectáculo.

-----------------------------------

Provisionalmente cerramos este nuevo blog por reformas, de modo que hemos abierto otro que funcionará igualmente, pero además con todas las entradas y comentarios del anterior blog.

Pincha AQUI para ir directamente a este otro blog.

Discúlpanos las molestias y hasta pronto.

Besos multicolores de nuestra parte.

Merche Pallarés dijo...

Bellísima puerta, su marco y el entorno. Lástima de su abandono... Besotes, M.

DianNa_ dijo...

Tanto construir grandes obras, para después abandonarlas... la eterna historia del humano caprichoso.

OHMMMMMMM

Besos :P

Belén dijo...

Todo deja huella, es algo que no estamos acostumbrados a ver...

Besicos

Cornelivs dijo...

Rapidamente, y sin tiempo para leerte amigo, solo me paso para mandarte UN ABRAZO

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Las puertas no existen sin tiempo. Una puerta nueva no es más que el anuncio de una puerta.
Bello texto.

Malena dijo...

Manolo, hoy solo paso a darte las gracias por tus cariñosas palabras y de ánimo. Las necesitaba.

Un beso muy grande.

fernando dijo...

me tienes intrigado con estos posts sobre las puertas mmmmm

un abrazo.

abuelonet..com dijo...

Pocas puertas quedan ya de esas historias que se van borrando poco a poco, en mi ciudad ya conozco se han ignorado algunas de ellas y solo ha quedado sólo la historia de las mismas, pero mientras no haya quien se interese de sus llaves muchas puertas quedan desaparecidas.
Un abrazo.

jg riobò dijo...

Bonito texto.
A mí me gusta la pátina del tiempo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Son puertas que a pesar de su categoría y de su pedigrí,marcaron una época y sin embargo hoy día gracias a la modernidad no son válidas.

Bipo: msenos mal que la naturaleza pone a cada cual en su sitio....

Mila y Laura: No conseervamos la voz de la expereincia..enlazdas quedais...

Dianna: caprichosos e inconformistas...

Merche: somos crueles con nuestra historia reciente...

cornelivs: un abrazo

Belen: Ojala fuera verdad, yo quiero que lo sea...

Pedro Ojeda: cierto...hoy día se pasa de la experiencia...gracias por tu elogio viniendo de un letrado en literatura...

malena: siempre me tendrás a tu lado...

fernando: pues todavía tengo mñás..son muchas las puertas que se nos ofrecen...

abuelonet: ojala nos quedemos aunque sea con su historia...

jg riobó: a mi tambié, disfruto con la experiencia de la historia...gracias...

Saludos

El futuro bloguero dijo...

Algunas puertas, de no abrirse, parecen como si hubieran estado cerradas siempre.

Que corra el aire.