sábado, 30 de octubre de 2010

EL OCIO DEL MORAO


"Distorsión artificial"

Da pena pasear por las calles  al llegar la noche, sobre todo cuando el fin de semana comienza a campar a sus anchas en la vida... es triste que el ocio de nuestros jóvenes se resuma en pobres reuniones alrededor de un montón de bolsas de supermercado llenas de botellas de alcohol barato... 

Lo peor está por llegar... sus efectos combinados con la poca cabeza, se convierten en una verdadera pesadilla para los que tenemos hijos que pueblan la noche sin saber su rumbo cierto... y no te quiero decir de los descontroles del descerebrado que lo mismo te lanza una rosa que parte el retrovisor de cualquier coche para meterse una lineas de polvo asesino... No me vale decir que no hay alternativa, porque esta se busca, se demanda o se hace... Está de moda el hacer el bestia, el ser alcohólico anónimo y "drogata" de fin de semana, dicen los entendidos que las próximas generaciones tendrán una calidad de vida inferior a las de sus padres...lo excesos al final se pagan.

Prima el ponerse hasta los topes, para ser más lanzado/ a... lo contrario es retrogrado o no está de moda... y luego tenemos estas autoridades que pasan... que buscan medidas pero no las aplican... ahora entiendo este verano cuando paseando por Salou veía cantidad de chavales (británicos e irlandeses) que marchaban por las calles como verdaderas botas de alcohol... en su tierra les ponen trabas, prohibiciones, precios inalcanzables para su bolsillo... y aquí con pocos euros y en el supermercado encuentran su abastecimiento etílico y además tristemente sin límite de edad...

Por otro lado encontramos los daños colaterales, que bien queda la frase, el imposible sueño y descanso del que tras una semana de trabajo, no pueda descansar en el fin de semana por mor de los descontrolados, de los coches discoteca, de los salvajes que juegan ser lanzadores de vidrios contra cualquier superficie, de las meadas y defecaciones en las esquinas de cualquier calle... menos mal que los  poderes velan por los que pagan sus impuestos.... colocan botellodromos incontrolados que no son sino guetos de borrachos.  Y la pena es que a veces estos chavales son simples estudiantes de secundaria que aún no sabe limpiarse los mocos solos... está de moda, por desgracia, agarrar "el morao"


Algunos domingos cuando me levanto temprano, y salgo a pasear me encuentro como han dejado las hordas alcohólicas de fin de semana los entornos de donde vivo: botellas, bolsas, vasos.. cristales rotos, algún que otro coche con los cristales destrozados.... es que además son unos guarros.


12 comentarios:

BIPOLAR dijo...

a mí me asusta mucho una amenaza que es un boceto pero apunta a un estallido, porque la he visto este verano y es el desencanto tan grande que ya se han colgado encima.

todo vale, todo es fácil, todo está vacío...

muchos días regreso a casa con una desazón increíble en la boca del estómago.

Merche Pallarés dijo...

¡Terrible futuro veo yo para esos jóvenes! Qué pena, qué inmensa pena...
El año que viene en vez de ir a Salou veniros a mi pueblo que no verás un guiri... Además dormirás ¡a pierna suelta! porque es muy tranquilo y silencioso. Besotes, M.

Asun dijo...

Nunca había oído la expresión "agarrar el morao".

Es cierto que hay muchos jóvenes cuya diversión es la que tu dices, pero yo confío en que haya muchos otros que lo hagan de otra forma más sana y constructiva. Lo que pasa es que a estos se les ve menos.

pancho dijo...

El paisaje que pintas no es muy halagüeño. Por el bien de la especie y futuro de la generación de jóvenes mejor formada que ha habido en este espacio de naciones ibéricas confiemos que sólo sea una moda pasajera. He visto los fines de semana en ciudades británicas y eso da miedo.

Un abrazo.

Belén dijo...

Bueno, yo quiero pensar que siempre hay diferencias entre las generaciones... recuerdo cuando era adolescente, que nos decían que éramos lo peor... y no hemos salido tan mal...

Quizá sea demasiado optimista, pero quizá se regeneren...

Besicos

Antero dijo...

Es lo que toca. En mi pueblo se vende alcohol a menores y hacen el botellón muy cerca de mi casa. En verano, tengo música-ruido de ambiente hasta las 5 de la mañana. La policía local les deja hacer. Al día siguiente eso es un estercolero y todo está lleno de vidrios.

Son jóvenes, se divierten así

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Lo pagaremos en pocos años: una sociedad así tiene mal futuro.
Excelente la entrada y la foto.

jg riobò dijo...

Refleja a la perfección esa imagen de acecho veloz.

SANLÚCAR DE BARRAMEDA TV dijo...

Mal futuro para nosotr@s en definitiva ¿quién pagará nuestras pensiones?

Aldabra dijo...

Es muy triste Manuel, a cualquier persona, más si es padre, le preocupa esta situación demasiado habitual... pero debemos tener en cuenta que gran parte es culpa nuestra, por no saber inculcarles algo más, hacerle ver que hay otras salidas y otras formas de pasarlo bien. Sé que es una tarea difícil y cansina, no hay que bajar la marcha ni un sólo día, pero con tesón y ganas yo creo que se puede conseguir: los padres por un lado y los educadores por otro. Con vocación, con cariño, con respeto y con esperanza.

biquiños,

Goathemala dijo...

Ha caído la consideración hacia el fumador. No creo que tarde mucho el hacerlo la del consumidor de alcohol, una droga que socialmente estaba incluso bien vista. Lo veremos la siguiente década.


Un abrazo.

Myriam dijo...

Terrible... ¿tendrà remedio?