sábado, 6 de noviembre de 2010

PITIJOPO


No sabía donde posarse, había estado revoloteando y pensando que nunca pararía... que estaba mejor girando entre las hojas al son que le tocase el viento... "Prefiero ser libre, antes de que el polen engañe mis sentidos"... giró, se envolvió en el aire que le rodeaba...agitando sus alas sin cesar.... traspasando los límites de lo imposible.

Jamás pensó que los hilos de la costumbre hilvanaran su libertad... lo que había soñado no se cumplió... la ilusión dejo de ser espejismo para convertirse en pura existencia...en ofuscación. Al final se paró en el extremo de la flor y quedó atrapada en su belleza sin posibilidad de volver  atrás...no servía la rectificación del sabio, el tiempo.... ya había pasado...y volver a empezar no le apetecía , ni tenía tiempo.

La realidad puede llegar a engañar al intelecto, "!tended a lo espiritual¡", gritó el sabio... !lo material es el carnet del egoísmo¡... comienzo a tener dudas

11 comentarios:

J.G. dijo...

Es que daña el intelecto, es así, buena reflexión.

Asun dijo...

Así es como la rutina nos va atrapando en sus redes.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Al final, hay que cargar con cuerpo y mente: a veces, ambos cansan y mucho.
Excelente.

Merche Pallarés dijo...

¡Parece una flor! Muy buena la foto y el nombre Pitijopo es la primera vez que la oigo... Besotes, M.

Myriam dijo...

Qué belleza de instante capturado este y el cuento, cierto: hay que vivir la vida.

Besos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

y tienes toda la razón del mundo.

Abejita de la Vega dijo...

Pitijopo, pitijopo, me gusta la palabra.

BIPOLAR dijo...

¿Merece la pena llenarse las patitas de polen?
La respuesta sólo la puede valorar el pitijopo

Cornelivs dijo...

Buena reflexión.

Saludos

Antero dijo...

Volver a empezar raras veces apetece, pero a veces es más que necesario

Un abrazo

Aldabra dijo...

¡que complicado es acertar, llegar al destino correcto!

biquiños,