lunes, 6 de agosto de 2007

SUEÑO DE UNA SIESTA DE VERANO

Escrito en mi cuaderno de ruta...durante los dias de descanso...de descanso dije???

Quien me mandaría a mi abandonar mi chiringuito a orillas del Guadalquivir??? con lo fresquito que se está: Calor más calor, ya decía yo que el mes de Julio me estaba respetando: 42 º a las 14.00 h... si no fuera por la piscina de mis sobrinos , que refresca por fuera y la nevera de mi Antifaz, que refresca por dentro no se cuanto hubiesemos aguantado.

Lo mejor ver a los seres queridos, A TU FAMILIA ... Cuando te marchas siempre queda la duda de si el próximo verano será igual, parecido; ¿ quedará lo mismo ? siempre te asaltan las dudas. ¿Faltará alguien? es duro, si como la vida misma. Calor más calor, casi me hace delirar..no me refería a la última compañera, no, esa es inevitable, llega sin llamar cuando menos te lo esperas... me refería al que se marcha, al que deja lo empezado, al desanda lo andado, al deshace lo hecho...todo es confusión, sufrimiento...hasta que te toca vivirlo.

Sigue el calor, y yo con mi delirio: recuerdo un encuentro anunciado entre bloguer, inusual si, pero real, dedicamos unas horas a adorar al Dios Gambrinus, con abluciones de fresca ambrosía. lástima que duró poco, pero esto no quita otra ¿verdad?.

Ahora la gota cae por mi espalda, no hay quién lo aguante...me levanto...me acerco al recinto donde se encuentra la fuente de la vida en estos días: el salón y su aire acondicionado, y en mi delirio me acuerdo de mi chiringuito, frequito, allí no hace falta el aire artificial...con la brisa marina basta.

Me monto en mi coche...a pleno sol...más calor, me da miedo mirar el termómetro, comienza mi odisea veraniega en etapa de siesta, me dirijo cuán Jasón y los Argonautas hacia la piscina de mi Antifaz...mis pensamientos se dirigen al agüita de la piscina... así el camino se hace más llevadero. Rodeo mi Peña, mi montaña y allí al final del camino me espera otro serpenteante que nos conduce al oasis..vale la pena nada más por ver los paisajes olvidados de mi memoria Ya queda menos, desmontamos del coche y casi sin saludar....¡splahs! al agua, la sensación no la consigue ni el mejor Spá del mundo.





Dice el del tiempo que hoy será el no va más y el apogeo del calor...lleva más razón que un santo..

ya voy sintiendo que se acaba, la estancia en mi pueblo, tienes que volver, tienes tu casa...y ahora es el momento de hacer todo aquello que luego cunado comienzas a trabajar no puedes...Además también tienen los demas derecho a descansar de invitados o "limpiadespensas" o "asaltacorrales" = a veraneantes que te llegan a tu casa.

Fué una visión particular de mi estancia en Martos...desde el CALOR de la familia y el meteorológico.

22 comentarios:

Nosotras mismas dijo...

Dicen que nunca llueve a gustos de todos, tú te quejas de la solanera que está cayendo en Martos y algunos se quejan de la tormenta que está cayendo en Tarragona.

En fin... besos y que cada uno los pase lo mejor posible. :)

Belén dijo...

Pues imagina ese calor... pero trabajando!

Asi ha sido mi parte del verano ;)

Besos

fernando dijo...

Me gustaron las fotos. Yo siempre he vivido en mi ciudad, Madrid, así que no sé que se experimenta cuando uno deja su hogar. Lo máximo que he hecho irme de casa de mis padres a mi casa, pero cerquita.

Igual algún día tengo que salir de Madrid, ya se verá. La vida da muchas vueltas.

Hoy ya hace más fresquito. Incluso ayer llovío en Madrid.

un abrazo

Alexis dijo...

precioso las fotos y el acompañamiento musical...
por aqui el calor sigue más o menos igual, soportable y no esas temperaturas locas de las que me hablas y he oido por la radio, y aqui soportandolas mientras trabajo, refrescandome por las tardes y de rumba por las noches....palabra de un blogertrasnochado..a ver cuanto aguanta el cuerpo que todavia quedan un mes de fiestas por delante...

mir dijo...

Me gustaron las fotos y en especial la música muy relajante para mí.
Como ya te han dicho el calor aquí es muy intenso aunque en estos días ha bajado la temperatura, pero que le vamos a hacer así es la vida unos tienen y otros no, y siempre no quejamos de las cosas que nos da la vida. nunca estamos contentos con lo que tenemos.
saludos...

Bonsaimusic. dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJA Me hace mucha gracia como relata las cosas. Tienes tu estilo tuccitano y me llega a caer la lágrima po tanta palabra agolpada con efecto risa. Te felicito. No todo el mundo puede decir lo mismo.

Parece que el verano lo vas llevando bastante bien, con tu familia, tus amigos a la vera, y las cervecitas que no falten en la despensa de tu verano porque de bajar el mercurio han dicho que no.

LAS fotos están muy bien. No conozco Martos. Gracias por compartirlas.

A HuGGG.

manuel-tuccitano dijo...

nosotras mismas: es cierto que nunca estamos de acuerdo con lo que no viene, pero es que yo el calor lo llevo fatal....bienvenida/ as..voy para vuesto blog...

belen: ni me lo quiero imagInar...me entra más calor..te compadezco, pero me imagino que trabajarás con tu aparatito de aire o va mal para tu quehacer?

Fernando: celebro que te gusten, aunque están tomadas con el coche en marcha. Es cierto nunca se sabe lo que puede venirte...yo nunca pensé que mi destino estaba aquí en tierras de Cadiz.

alexis: parece que ahora han dado una tregua, de todas formas en Cádiz es diferente...ya sabes la brisa del mar cambia la temperatura del ambiente tanto en verano como en invierno....sigue con la juerga mientras el cuerpo aguante.

mir: eso es lo que yo digo, hemos de conformanos y recordar el calor para cuando haga frio...beinvenido/ a ..voy a conocer tu blog

bonsaimusic: me alegro que te alegres...es una manera de hacer más feliz al cuerpo. Hoy hace menos calor...pero seguro que por Grná...na de na...espero que las noches sean más suaves.

SALUDOS Y ABRAZOS A TODAS Y TODOS

Kt. dijo...

Veo que nada más el Anti (de cariño) no es el único que tiene el don de hacerme viajar en su lectura... Con tu música, tus fotos y tu lectura, siento que yo también estuve ahí...

A ver que me subo yo de estas "vacaciones" que más bien me han salido más pacientes, por un lado descanso de los alumnos y por el otro me ocupo con los pacientes :)))))

PD: no me cansé del chat, creé un blog exclusivamente para los blogueros que quieran estar Online. Al lateral, en la foto del perrito das clik y ahí entras. Es que es demasiado entretenimiento y preseinto que ya no me leerás si lo dejaba en el blog principal jajajajaja. Cuando quieras te pasas, me quedó muy chulo.

BESOSSS

Tormenta. dijo...

Hola Manuel,pues te lo agradecería..mira que horas son y ando por esto mundos.. voy algo de mal tiempo..esta semana termino de hacer la mudanza por fin!
En cuanto a tu cadena de preguntas, hay muchas de las cuales que no tengo respuestas...pero lo miraré ..a ver si puedo contestar alguna..un beso.
Ah si... por lo que veo aquí hay gente de todos lados, esto de los blogs me está gustando...

BELMAR dijo...




Te invito a conocer a Nicolás, en "ERRANTES"...


Aquella fría mañana despertó junto a la salida del sol… la habitación todavía no tenía cortinas así que los primeros rayos de luz atravesaron las sábanas y frazadas como colándose entre las fibras. Ya habían pasado tres días desde que había regresado a la casa que muchos años antes había sido su hogar. Había probado algunos alimentos y bebido mucho alcohol para olvidar, para dejar de sentir el dolor y la ansiedad de no tener una buena dosis recorriendo sus venas, llevándolo a lugares lejanos y placenteros, haciéndolo parte de un cosmos que abrazaba sus piernas y penetraba sus ojos claros, casi azules, casi desdoblados sobre la ausente y acogedora almohada.

Bebió un largo trago que socavó su garganta hasta invadirlo amargamente… intuía que había pasado ya un tiempo desde que estaba en aquel lugar abandonado, se lo sugería su reloj vital.

Apenas confirmó que los había perdido para siempre, decidió retornar a ese caserón que lo vio nacer, jugar con otro niños en tiempos de prosperidad, que lo conoció adolescente y embriagado por primera vez, que fue testigo de esa fatídica noche donde cambió su destino y el de su familia para siempre, que marcó con dolor y culpa el resto de sus nómades aventuras.

Luego de ese amargo trago matinal, se levantó con dirección a la cocina, comió algo y bebió un negro café acompañado de un fino licor.

Esa mañana los dolores, los demonios de la abstinencia fueron insoportables, mezclados con escenas infantiles vividas en ese lugar y días de furia acompañados de noches interminables en el puerto y en la ciudad bohemia.

Trató de no pensar, de vaciar mente y ser de alucinaciones y delirios… Sabía que su mentor, lo había logrado gracias a la ayuda de su padre y en siete días de encierro en la campiña… que otro connotado había cambiado su rumbo en los últimos años, convirtiéndose en un sofisticado burgués gracias a un matrimonio conveniente, y había aplicando medicina alternativa y meditación a sus dolencias humanas.

-¡Yo también podré!- se decía frente al espejo roto y sucio... y lo repetía como un mantra mudo a cada momento en su mente, para luego evocar que cuando se reencontró con su padre en estado cremado, aspiró un par de gramos de sus cenizas y sintió una acidez infinitamente litúrgica en su nariz y que, sin embargo, a pesar de sentir parte de su ser incorporado a su cuerpo, no logró reencontrarse con su figura, ni menos sentirse excusado de su error, de aquella maldición que lo alejó para siempre del lado de sus seres queridos.

Pasaron dos días más antes que pudiera levantarse por algo más de media hora y atreverse a mirar por la ventana de la habitación, pero la embriaguez hizo que no reconociera el barrio de su infancia y se desesperara de ver ese rincón donde sus residentes de antaño habían emigrado buscando mejores horizontes, luego del cierre de la mina.

Sentía dolor desde la cabeza hasta los huesos y si bien ya se habían disipado sus fantasías suicidas, lo único que lo calmaba era recordar algunos versos de "Una Temporada en el Infierno" e imaginar a un poeta adulto y decadente, dedicado al tráfico de esclavos y armas, perdido en lugares lejanos y saber que el también estaba perdido entre paredes que se volvían amenazantes al caer el sol y que aprisionaban su alma atormentada.

Al otro día despertó y no bebió por horas, mojó su cara con agua fría y decidió mirar por la ventana que daba a la calle, esa que había estado todo el tiempo tapada por esas viejas cortinas… pensó que volvería a recordar otros tiempos, pero el evidente abandono de las casas vecinas y un aroma de desamparo frenaron sus recuerdos y lo hicieron mirar hacia la esquina buscando rostros o al menos rastros humanos…

Divisó unas coloridas carpas como las que había visto en las noches del puerto. Luego, vió unos lejanos rostros que se confundían con el reflejo del río que cruzaba al fondo del sector donde había estado la cancha deportiva de su infancia, que ahora era habitada por esas mujeres de largos vestidos que aseguraban conocer el futuro y por artesanos de cobre bruñido por martillo preciso.

Recordó haber compartido alguna vez con un par de esos seres desterrados, de esos parias sin derecho a pecado original, de esos seres errantes como su propio espíritu, de esos habitantes del mundo que poseían su propia lengua y costumbres de clan…

Se fue a dormir con una botella de vino a medio beber, ya no se sentía tan encerrado, ni tan atrapado en ese caserón perdido en el tiempo. De alguna manera sentía que el campamento gitano sería parte de su futuro, de su regreso definitivo a esas tierras...

Sin saber cuanto tiempo más había pasado y ante la imposibilidad de encontrar la llave con la que se había convertido en prisionero de sí mismo, abrió el ventanal que daba a la calle y respiró profundamente el aroma fresco del paso del río, que lo llevó a la niñez y luego a sus años vividos frente al mar…

Mientras miraba a todas esas casas abandonadas y al grupo de carpas de colores a lo lejos, divisó un par de rostros que caminaban hacia él, su primer contacto humano en una semana de encierro y angustia por la abstención… eran dos pequeñas como de la edad de la niña que cambió su historia personal… estaba aterrado, venían hacia él con decisión y rapidez, sus vestidos de colores y sus largas cabelleras hicieron temblar todo su cuerpo y luego de preguntarle algo como "¿tienes una moneda paisano?", cerró la ventana, la cortina y lloró en medio de la oscuridad.

Pasarían otros tantos días antes que Nicolás, el nuevo habitante de esa tierra des-habitada por unos y re-habitada por otros, se atreviera de nuevo a mirar hacia el campamento…

( "Encuentro con los gitanos", relato original publicado en "Cuentos de Gitanos", Agosto de 2007 )


BELMAR


vade voz dijo...

Buen blog. Te conocí a través de Tormenta. Y prometo leerte.
Si al final, seremos todos andaluces.
Un abrazo.

Bonsaimusic. dijo...

Te aviso que mañana hablo de tí en mi blog. Pasate.

manuel-tuccitano dijo...

kt: me alegro de hacerte viajar a través de un pobre post...asi conoces desde la lejanía mi tierra nata...prometo poner más

Tormenta: ahí tines un enlace por si te sirve: www.foroactivo.com/index_es.htm
No te preocupes del meme seo com ya dije son memeces jejeje

belmar: bienvenido (gracias por la invitación) "peaso" mini.post de comentario (pasaré para leerte un poquito)

vade voz: gracias por tu comentario (pasaré por tu blog). Y bienvenido

bonsaimusi: "mieo me das"


Saludos a todos y todas

fernando dijo...

Animo con el gimnasio. Al final, vas a ganar el Tour jajaja. Ahora te van a pasar las cervecitas. Despacio y con paciencia, cada día te sentirás mejor.

BELMAR dijo...

Saludos!


;)

El futuro bloguero dijo...

Siesta de verano, impensable sin calor, pero que rica la sensación de estar planchado, intentar levantarte y no poder, notar que estas dormido... y caer el goterón...

Bueno, pues yo como Belén, con calor y trabajando, y además haciendo cajas, cargando, etc.

Pero el tiempo nos ha dado dos días de cuartelillo y estamos con menos calor hasta el viernes. Luego vuelve.

Voy a huir hacia el norte, es la única opción para aguantar...

Y tú, que tal tu pintura? Ya barruntas la vuelta al trabajo? Aun te queda un poco, supongo

Ra dijo...

Pues a mí me gustaron las fotos (tengo un recuerdo muy triste de Martos, por circunstancias puntuales), pero mucho más su delírio. Gracias por su visita, Manuel, vuelva cuando quiera.
Un saludo desde Málaga, con un calor parecido.

manuel-tuccitano dijo...

Fernando: mi hijo dice que estoy mas delgadillo...la verdad es que necesito ponerme en forma...pues me muevo menos que los ojos de Espinete.

Bedmar: seguimos leyéndonos.

Futuro bloguero: no te creas que no trabajo...ahora sin emuneración...pero que gustazo da cuando has hecho algo en tu casa ¿o no? buen viaje y deilétanos con unas fotillos.

ra: no sabía que conocías Martos, siento que te traiga recuerdos tristes--

Elisa dijo...

Me gustó mucho tenerte, teneros cerca, en aquellas siestas...lo pasamos bien...

Podemos parafrasear: "Siempre nos quedará La Pastora..."

Un beso fuerte

manuel-tuccitano dijo...

ELISA: PUES SI QUE ES VERDAD...ESTOS DÍAS ESTUVIERON GENIALES...A PESAR DE LA CALOR...UN BESO APARA TI Y LOS NIÑOS, UN PESCOZÓN PARA EL ANTIFAZ...

El antifaz dijo...

Por alusiones (sin poesía en este caso)... Si que es verdad que contra el calor hace falta una nevera y una piscina. Si que es verdad que el calor te hace delirar (y amí también). Si que es verdad que el verano pasado fue distinto a este; y seguro que distinto al verano que viene. Pero fue como fue. A mi me gustó, y aunque siempre puede ser mejor, también podría haber sido peor. Imagina que se rompe la nevera... eso si es delirar.
Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

Antifaz: eso no hubiese sido peor, eso hubiera sido fatal, terrible...entonces si que si que hubiese hecho calor de verdad