viernes, 2 de noviembre de 2007

PREOCUPACIÓN DE PADRES

No puedo más que sorprenderme por unos datos de una encuesta que escucho en la radio sobre las preocupaciones de los padres, como voy conduciendo ...no puedo tomar nota, pero si se me quedan dos:

1º - La escasa motivación de los adolescentes por su futuro profesional.

2º - La poca afectividad que los niños y niñas hacia sus propios padres.


Bueno, bueno....los culpables: NOSOTROS, LOS PADRES


A menudo y equivocadamente, estamos tan pendientes de que no les falte nada a nuestros hijos que descuidamos lo fundamental: ESCUCHARLOS Y HABLAR CON ELLOS...
- Que no les falte la comida, correcto.

- Que no les falte el vestido, correcto y si es de marca mejor...

- Que no les falten las clases particulares.

- Que no les falte el padel, fútbol, gimnasia.....

- Que no les falten los "cumples" de los amigos...

- Que no les falte el ordenador, la playstation, la videoconsola portatil, el móvil...para cuando falta cualquier cosa de lo anterior...

- Que no les falte ná de ná...

Les falta que los escuchemos, que oigamos sus necesidades, sus preocupaciones; Les falta que tu y yo sepamos lo que hacen a lo largo del día, con quién van...Les faltan nuestras caricias no físicas sino afectivas...que nos preocupemos de cosas de su vida..

Ahí está el error...nos equivocamos.....yo también me equivoco...intento mejorar...

27 comentarios:

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Totalmente de acuerdo.
Saludos

fernando dijo...

Manuel, de acuerdo. Aprende de ti, para cuando yo sea padre. Debemos escucharles, oírles, entenderles, hacerles personas dialogantes.

un abrazo.

fernando dijo...

Aprendo de ti, quiero decir. De un padre con experiencia.

un abrazo.

Kt. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Manuel y tan fácil que es ajustarlos en su etapa moldeable que después de adolescente es más dificil la cosa...
Creo que todos nos equivocamos pero, lo importante es reconocer y rectificar.

Besos Guapo.

Pd. Eyyyy me divertí con el ratón y ese mensajito de "feliz fin de semana" jajaja está muy bueno!

mir dijo...

Supongo que hay algo de pensamientos similares y estoy muy de acuerdo con todo lo que dices, no se trata de dar cosas materiales a los hijos si no que sepan como es la realidad y que se den cuenta lo que cuesta obtener algo, y lo más importante es el cariño, la dedicación y sobre todo intentar que puedan confiar en nosotros. sé que es complicado explicarle a un hijo las cosas que pasan pero mas complicado sera cuando se enteren por amigos y todos sabemos que ellos cambian las cosas y que no es lo mismo.
Espero que todos podamos dedicarnos un tiempo a ellos que son el futuro del país y del mundo.
saludos...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Un buen enfoque de la situación.
Como padres no podemos pedir a los hijos lo que no les damos: si queremos su afectividad se la tendremos que dar nosotros primero para que les sirva como modelo pero siempre adaptada a cada edad; si queremos su respeto debemos respetarles nosotros primero; si queremos su confianza debemos dársela primero. Equilibrio y sentido común. No debemos intentar ser padres ejemplares pero debemos procurar ser padres "normales": límites adecuados, afectividad, respeto, confianza, exigencia. Todas las palabras en los dos sentidos.
¡¡También una dosis de suerte y otra de memoria (debemos recordar qué sentíamos nosotros ante nuestros padres en cada época de nuestro desarrollo)!!

Milagros Sánchez dijo...

Muy bien Manuel!!
Edectivamente tienen de todo menos la atención y responsabilidad de sus padres y así luego pasa lo que pasa por desgracia.

Sobre lo que me comentaste acerca del programa de radio de México, en el cual hablaron de mi blog este jueve noche (cuatro de la madrugada aquí en España) pues he escrito a la realizadora del programa para que me envíe el archivo de voz.

Un abrazo grande y que disfrutes de estas mini vacaciones!! =)

Ana dijo...

Los niños son adultos pero más bajitos. Entienden perfectamente lo que les rodea, piensan y hablan sin tapujos y, desgraciadamente son mucho menos inocentes de lo que pensamos porque es así como les estamos enseñando-obligando a ser...Hay que recordar que son el futuro y no queremos que repitan ciertos errores del presente, ¿verdad?

El futuro bloguero dijo...

Como padre no puedo estar más de acuerdo.

Un abrazo Manuel.

yraya dijo...

Soy de la opinión que a los hijos no que hay que darles todo lo que piden, que valoren lo que tienen y que se vayan ganando poco a poco lo que quieren, eso si mucho cariño y saber escucharlos.

Saludos

manuel-tuccitano dijo...

pablo a.fdez: coincidimos amigo.

fernando: ¿para cuando bandido?..a parte, eso es ideal enseñales a dialogar...

kt: que me vas a decir tengo una en plena adolescencia...
lo del ratoncito es una tontada de un cursito de html que hice hace tiempo (desempolve los apuntes, y mira...funciona)

mir: en la vida siempre vamos con prisas, a mi casi se me pasó la edad del disfrute con mi primer hijo...por eso por las prisas y por circusntacias de la vida...con el segundo intento que no me ocurra igual...

pedro ojeda: - me gustó tu comentario - es cierto, debemos de vivir la vida con nuestros hijos teniéndolos, como dice ana, como personillas...y no como gatillos..
la suerte como tu bien comentas, también cuenta, el ambiente, la cultura...

MIlagros: los padres de ahora dan cualquier cosa a los hijos con tal de no tener que escucharlos...con tal de que no les molesten....

El programa me gustaría escucharlo, ¡que suerte! FAMOSA E INTERNACIONAL BLOGUERA

ana: los niños de hoy están más "espabilaos" que nosotros con su edad, pero se hacen los tontos...y nos hacen caer en la trampa...

futblog: ser padres no es dificil...es complicado pero atendiendo a unos valores mínimos, un buen ambiente familiar y diálogo...creo que sería suficiente

yraya:coinidimos cien por cien amiga....

GRACIAS POR PASAR POR AQUÍ..ME SIENTO ACOMPAÑADO

Goathemala dijo...

Una cuestión de diálogo que he visto mucho más arraigada en otras culturas con menos medios que la nuestra.

Un padre debe entender que es un referente esencial para su hijo, será su ejemplo al que imitará en la infancia y contra el que se rebelará en la juventud para acabar imitándole de nuevo al comienzo de la edad adulta.

Lo malo es que se empieza dejándole ante Walt Disney primero y ante la Playstation después para que no les suelten sus rollos.


Y claro...

Abrazos.

Kt. dijo...

"Hola" jajaja capté tu mensaje subliminal y otra vez me quedé como una boba jugando con el ratón jajaja Ayssss que me engatuzan con cualquier cosita jajaja

JoooOOO))) que la mía está ya en la pre-adolescencia!!! duro trabajo me viene ya...!

Besos Manuel y que tengas un comienzo de semana bello y productivo!

Pd. Gracias por lo que me has dejado por allá.

manuel-tuccitano dijo...

goathemala: los hijos de pequeños son pequeñas esponjas que empapan todo lo que ven...

kt pre-parate para lo que se te avecina

Saludos

ANA dijo...

Es natural querer que nuestro hijos tengan aquello de lo que nosotros carecimos. Hasta ahí, todo bien. Que tengan mucho, que no les falte de ná! por qué iban a ser ellos menos que los demás? Ahí está el quiz de la cuestión, es eso precisamente, el que tu hijo tenga de todo, lo mejor, la mejor marca, antes que nadie, es al final una demostración de los padres, como tener el mejor coche, la mejor ropa, el mejor viaje, ...
Es una prolongación de nuestra propia vanidad.
Hablar con ellos? que tontería! para qué? Ya les educarán sus profesores, etc...yo llego muy cansado, sin ganas, para eso pago el mejor colegio, no?
Un abrazo, ana.

Belén dijo...

Bueno, mis padres tenían otras preocupaciones, que afortunada que soy...

Oye, bobo! que yo siempre me paso por tu casa eh????? jajajjajajaj

Besos!

manuel-tuccitano dijo...

ANA: Dar lo que nosotros tuvimos a nuestros hijos está muy bien, lo malo es cuando le damos en exceso para que nos dejen en paz..ahí el error. Los maestros ya mismo no se que seremos y cual será nuestra dedicación...

belén a mi me ocurrió lo mismo, no creo que esas preocupaciones las tuvieron...mas bien mi padre tenía que ingeniarselas para mantenernos y mi madre organizar la despensa para llegar a fin de mes...no había abundancia...mi hermana y yo aprendimos que nos querían y lo daban todo por nosotros...
quien te dijo que no venías ¿yo? xd xd xd

Bienvenidas y a empezar una nueva semanita....

fernando dijo...

Manuel para que sea padre, necesito una madre jajaja ;) un abrazo.

Manuel Rubiales dijo...

Gracias por tu visita. Ya he descubierto tu espacio y lo he estado ojeando. Un paseo gratificante.
Un abrazo. Nos leemos.

Antero dijo...

Totalmente de acuerdo, a los niños hay que escucharles, darles cariño y lo que necesitan, que a veces confundimos con darles lo que piden.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

El Evangelio, niño... Lo que afirmas en este post es el Evangelio. Los padres nos pasamos la vida llenando a los hijos de chucherías de todo tipo, quizás en un intento inconsciente de compensarles por ese tiempo que no les dedicamos. Los niños de hoy en día lo tienen todo... menos unos padres. Proveedores, reponedores...pero no padres.

Besos.

Milagros Sánchez dijo...

Gracias por devolverme la visita y de nuevo te dejo más saludos, besos y muchos ánimos para empezar mañana la "faena" ... ja,ja,ja

manuel-tuccitano dijo...

fernando: el soltero de oro...ya es hora no???

manuel rubiales: gracias por venir...déjame el enlace pues no recuerdo el nombre de tu blog...

Antero: si asi es...piden y nosotros les damos para que se callen...(veo bien tu blog)

Calle quimera: eso mismo...somos cuidadores y no padres...si pudiesemos desconectarlos cunsdo molestan tambien lo haríamos..

Milagros: que semana más larga....

Saludos a todos...y todas ¡claro!

Mariale divagando dijo...

Hola!
Es la primera vez que te visito.

Muy buen post, tienes toda la razón!

Si un joven siente poco afecto por sus padres, probablemente tampoco habrá recibido demasiado afecto por parte de éstos.

manuel-tuccitano dijo...

Mariale divagando: eso mismo es...bienvenida ...y sigue viniendo
Un abrazo

marco dijo...

Falta eso precisamente comunicaciòn, no confundir con hostigamiento , que tambien algunos padres cometen el error de paramentrar la vida de sus hijos.

Generalmente cometemos los mismos errores que cometian nuestros padres, por ello hay un error cuando se dice que uno debe llegar a ser como su padre, en realidad uno debe tratar de ser mejor que uno mismo cada dia, y tratar porsupuesto de ser un buen padre.

Un saludo y sigo opinando :)

manuel-tuccitano dijo...

marco: bienvenido...aqui no se habla de hostigar, y de acuerdo con que no se haga...se habal de interesarte por sus vidas...mira que sencillo y dialogar...asi de fácil...yo no quiero que mis hijos sean como yo...yo intento acecarme a ellos como los mios lo hicieron conmigo..

Saludos