lunes, 5 de mayo de 2008

FOTOMOVIL 5: PUERTAS

Puerta del Castillo de Arcos de la Frontera (detalle) - by Manuel - tuccitano (2/05/08)

Cuando pedimos, solicitamos, llamamos...a la puerta del otro; pidiendo, unas veces suplicando , clamando otras...ayuda, calma, ... esperando respuesta , ansiando solución... ¡¡ además la necesitamos ya!!, no podemos esperar... lógico si nuestro grado de preocupación es alto.

Nosotros que tenemos la suerte de vivir en tierra soleada, alejada de penurias, limpia de desastres naturales y guerras...si, somos afortunados. ¿que ocurre cuando es al contrario?.... llaman a nuestra puerta, una y otra vez, ¿abrimos?¿escuchamos u oimos? Es difícil escuchar la llamada del otro, ¡ que más da como a mi no me afecta !. Es más cómodo hacerme el sordo. ¿Que pasaría si fuese al contrario? ¿Crisis que Crisis? Nos reiventamos la noria, para volver de nuevo al punto de partida. Blindamos nuestras puertas para no escuchar, pero el ruido, la llamada sigue ahí fuera, cada vez más fuerte, y lo peor...sin control...
Un día nuestros padres llamaron a la puerta ahora hacemos oidos sordos cuando lo hacen en la nuestra. Verdad que eran otros tiempos, otra cultura... adaptémonos al tiempo que corre y no desoigamos los golpes y abramos nuestra puerta.

30 comentarios:

Belén dijo...

Bueno, normalmente si no llamamos nosotros no nos enteramos si las puertas están abiertas o cerradas...

Besicos

Euphorbia dijo...

No es lo mismo esperar que te abran la puerta que abrirla desde dentro. Los que están dentro han olvidado el día que tuvieron que llamar ellos. Yo esto aquí lo veo casi cada día.

Antero dijo...

Por aquí decimos No es lo mismo llamar, que salir a abrir.

A veces olvidamos que todos necesitamos la ayuda de alguien

m.eugènia creus-piqué dijo...

De oir, sí los oimos, pero no los escuchamos.

orejonkz dijo...

El capitalismo es una rueda que machaca a todo el que no va subido en ella.

También los españolitos nos vimos perdidos por Europa con una maleta y más hambre que un pillabichos.

Lo mínimo que podemos hacer es tratar a todo el mundo con el respeto que toda persona merece.

Y aunque se obserban muchas actitudes racistas y fascistas, que nadie dude que todas esas personas que vienen a ganarse la vida y la de sus familias, han colaborado por el progreso de este país y sin su trabajo no habriamos crecido de esta forma.
Además nos enriquecen culturalmente, por lo que yo estoy encantado por toda su aportación.

Saludos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es una excelente perspectiva, Manuel. Recuerdo que en las antiguas culturas la acogida era un derecho y un deber.
No tenemos derechos sobre la tierra: sólo sobre el puñado que serán nuestro túmulo. Y eso, para abonarlo.

fernando dijo...

a mi me molestan que llamen si estoy haciendo algo interesante o viendo a mi Atleti... no lo aguanto jajaj

un abrazo.

Elisa dijo...

Yo pienso que lo malo es que haya puertas,..., a mí me gusta pasear por las calles de nuestros pequeños pueblos y observar que sus gentes viven de puertas hacia fuera, hacen la vida en la calle, las puertas de sus casas están siempre abiertas, cubiertas con sencillas y coloristas cortinas, abiertas como sus manos y su sonrisa...con un buenos días generoso dispuesto a entonar¡ cuánto debemos aprender de la sabiduría popular!

Un beso postpuente.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Es un problema tremendamente difícil y lo normal es que nos contentemos con no verlo.
Por cierto, fantástico lugar Arcos de la Frontera.
Un abrazo

manuel-tuccitano dijo...

belén: hoy creo que lo entendiste al revés...me refiero a cuando nos hacemos los sordos...

eupohorbia: no, claro que no es lo mismo... eso es lo malo que no tenemos memoria histórica de inmigrante...eso si que es memoria.

antero: solidaridad es lo que nos falta...será que ya estamos tan acostumbrados a ver tanta penuria que nos hacemos de acero...o ciegos...

m.eguènia-creus piqué: claro que no es lo mismo...es totalmente diferente....la atención es lo que nos falta.

orejonkz: el racismo y la xenofobía es por el "no control", por los vacios legales...pero si llevas razón que rápido es olvidar las penurias cuando a ti te va bien.

pedro: ni para eso, ni para abono...servimos...es cierto que la acogida era antes un honor para el que acogía...ahora se convierte en una puerta cerrada y siempre la defensiva al juzgar al todo por la parte..

fernando: anda que tu no eres nadie...leelo otra vez...

elisa: nosotros somos los únicos culpables de haber destruido la paz de nuestras calles, por no saber educar e inculcar a nuestros hijos una cultura de valores...

Pablo : tuve que pensar dos veces para adivinar quien eras....pues si amigo...lo más normal es mirar para otro lado o ni si quiera mirar...

saludos...
Llamé al Cielo y no me oyó, y pues sus puertas me cierra, de mis pasos en la Tierra, responda el Cielo, no yo. algo asi puede ocurrir

ana dijo...

Ya es bastante triste para uno tener que llamar a alguna puerta. Pero si encima te dan con ella en la cara, es vergonzoso.
Qué falta de memoria!
qué falta de bondad!
un beso Tucci,
ana

Tormenta. dijo...

niño!!!!!!!!!!!! hasta pronto, salgo otra vez de viaje,cuídate..

Besos!.

Lorelay dijo...

Si me llaman siempre trato de estar... claro que ahora que lo planteas de este modo, pienso que debiera ser yo la atenta a abrir antes de que llamen...

besitos

Merche Pallarés dijo...

Tucci, precioso tu post y la foto. La puerta mágnifica. Tienes mucha razón no escuchamos la aldabada. Tendríamos que estar más atentos, ser más hospitalarios y comprensivos, resumiendo, más humanos. Besotes, M.

manuel-tuccitano dijo...

ana: lo más frecuente es que ni la abran...es cierto estamos desmemoriados...solo nos acordamos de lo que nos interesa...

tormenta: pues buen viaje..ya nos contarás Tormente "Willy Fog".

Lorelay: no es necesario abrir sin que te llamen...solamente prestar atención y ser solidarios...

merche pallarés: asistimos a la deshumanización de la humanidad...nuestra pura y dura destrucción....

saludos

fernando dijo...

el problema es cuando viene muchos inmigrantes y la gente tiene miedo de que les quiten su trabajo y se hagan con más servicios que ellos. Los españoles que emigraron iban con papeles desde ESpaña, lo sé porque mis padres fueron emigrantes.

un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

El miedo que tiene la gente es infundado...los que vienen copan los puestos que nosotros no queremos. Los que se inventan esos miedos son los verdaderamente racistas que les interesa arrastrar a las capas más incultas de la sociedad y a los radicales, como hizo en su día Le Pen. LOS POBRES DIABLOS QUE VIENEN AQUI (lossinpapeles) unos vienen engañados por las mafias y todos por que pasan hambre. Por supuesto que las autoridades nuestras tienen mucha culapa al no haber regularizado esto a tiempo. PERO TEN EN CUENTA UNA COSA: SI NUESTRA ECONOMÍA HA CRECIDO, SE PUEDEN PAGAR PENSIONES ES SIN DUDA POR LA APORTACIÓN DE ESTOS QUE AHORA QUEREMOS DESHACERNOS. Bueno esto da para mucho más...pero no es el momentoun saludo

Goathemala dijo...

Inquietante una puerta, umbral a algo que puede ser desconocido. Lo de lo necesitamos ya!!! Me recuerda mucho a mi trabajo.

Gracias y saludos.

Atticus dijo...

Descubro tu blog ahora. ¡Gracias, por esta puerta que abres!

Rita dijo...

Hola Manuel !!!

Espero que la buena gente tengamos siempre las puertas abiertas... así se abren nuestras vidas a todo.

Besos, RITA.

Muy bonito el detalle.

manuel-tuccitano dijo...

goathemala: imagina que pensará el que llama a ellas, no sabe que encontrará....(eres cerrajero???)

atticus: hace ya tiempo que la tengo abierta, tu puedes venir cuando quieras...

rita: que trabajo nos cuesta abrir puertas....elebro te gustase el detalle...voy aprendiendo de aquí y de allí..

saludos

Malena dijo...

Tucci, estaba reflexionando sobre lo que has escrito y leyendo los comentarios que te han dejado. Creo que me uno a la opinión de Pedro Ojeda. La comparto.

Un beso.

(Ya veo que ha llegado la primavera al cabezal del blog. Te has quitado la chaqueta en la fotografía :) )

Bonsaimusic. dijo...

Que nadie dude que si los marroquies, africanos, congoleños, senegaleses...tuvieran en sus paises de origen un puesto de trabajo no arriesgarian su vida en un cayuco y no abandonarian a sus familias.
Cuando hay hambre se olvidan los miedos. Para mi, estos hombres y mujeres son heroes.

Que ocurre (fernando): que cuando España fue emigrante tenía más estilo porque la gente iba en trenes de madera con las maletas atadas con tomizas y con papeles!!!!! Como estos negros vienen en cayucos y oliendo a pescailla tienen menos derechos. Y luego te las daras de tolerante.

Te mandamos besos felices.

Te mandamos besos felices.

Te mandamos besos felices.

Nacho Carreras dijo...

Hay que llamar para saber el resultado.

Me uno al comentario de Pedro.

Saludos.

manuel-tuccitano dijo...

malena: de Pedro aprendemos... buena opinión.
No te asustes, aunque haga mucho calor en la cabecera no me quitaré más...

bonsaimusic: estoy totalmente de acuerdo contigo, pero lo que quiere decir fernando, es que por culpa de una desorganización política el tema de la inmigración es hoy por hoy caótica...

Nacho Carreras: muy sabia tu decisión...

Saludos

Malena dijo...

Tucci, me has dejado más tranquila porque ya pensaba que ibas a convertir tu blog en otro de corte erótico. :))

María Narro dijo...

la mayoría de la gente vive/vivimos con un hermoso par de orejeras. Además de sordos algunos sólo ven en línea recta, o su ombligo.

un beso.

manuel-tuccitano dijo...

Malena: no por faltas de ganas...pero sorprenderé...sorprenderé...

Maria Narro: ese es nuestro gran problema, la falta de solidaridad...

saludos...

Calle Quimera dijo...

Ya no nos acordamos de nuestros abuelos, con la maleta de cartón atada con guitas, camino de Alemania, Suiza, Francia... Muchos españoles se fueron en los años 60 a buscar en otras tierras lo que no hallaban en la suya, y ahora que somos nosoros los "ricos" también nos hemos vuelto desmemoriados. Debe ser lo que tiene el tener un plato de comida asegurado todos los días...

Un besote, Manuel. Preciosa la foto, y muy oportuno el artículo para espabilar memorias selectivas.

manuel-tuccitano dijo...

Calle Quimera: no es menos cierto que vivimos unas oleadas tremendas de inmigración ilegal, de que en muchos de los casos los paises de procedencia incluso contribuyen a a la saturación y que también vienen gran número de delincuentes, pero todo esto es por una dejación de las autoridades de los paises que la reciben...

Un saludo