viernes, 22 de agosto de 2008

EL QUIJOTE Y las desventuras de Rocinante


Grupo de lectura El Quijote

A pesar de que conocía el episodio del pasaje lujurioso de Rocinante, me tocó la curiosidad de saber la procedencia de los yangüeses, y por supuesto el topónimo corresponde al municipio de Yanguas (Soria) y mira por donde mi interés por los topónimos hace que me encuentre con un documento correspondiente a un ensayo de Diego Valdecantos (click y éste es el original), referente a la aparición de estos personajes en la Obra de Don Miguel.

No es muy largo el ensayo, pero si me pareció suficientemente interesante para dar unas pinceladas a mi contribución a la lectura colectiva sobre el Capítulo XV.

Dos ideas expone fundamentales:

  • - La vuelta a la rutina de la locura de Don Alonso.
  • - El porqué de los yangüeses en la obra.


.- A Cervantes le interesa romper con las desventuras de Crisóstomo, para volver a la guía original de la obra: las aventuras de Don Alonso, y tras prohibir a los presentes al funeral seguir a Marcela, lo hace él, pero se pierde y da paso al episodio en el que vuelve a ser un pobre apaleado por mor de la libidinosidad de su caballo. Lo mismo es el recurso que el autor tiene para abandonar por el momento el pasaje pastoril y volver a la aventura caballeresca.

.- La otra idea que Valdecantos sugiere es ¿Por qué la aparición los yangüeses (tan lejos de su tierra, -la aventura global parece que transcurre entre la Mancha y Sierra Morena-) y no la de algún personaje castellano? La respuesta es fácil, Yanguas estaba exento por el rey Alfonso XI (1347) de pagar tributos al pasar por ciertas ciudades, y los yangüeses como arrieros (transportistas en su época) por este privilegio abaratarían los costes del transporte –seguramente madera para construir barcos – hasta Sevilla; y como Cervantes fue recaudador de impuestos en el sur, de seguro que conocía la actividad de estos arrieros y trajineros.

No me alargo más, que luego no lo leéis.

17 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Los yangüeses, como todo, en el Quijote, han suscitado muchas páginas de expertos.
Adeás del Yanguas de Soria hay otro en Segovia. Y, para complicar más la situación, Cervantes, en la primera edición, los llama gallegos en el texto y yangüeses en el título, lo que corregirá a partir de la segunda edición, pasando a llamarlos yangüeses en exclusiva.
Digo lo anterior para que se vea cómo se afina al leer la obra.
Lo que sí importa y mucho es lo que dices en tu comentario: que son arrieros, es decir, trabajadores de los caminos de la España de la época. Ya hablaremos de los oficios en el Quijote, que aquí hay tema interesante.
Muy exacto y bien explicado lo que dices sobre la funcionalidad de este capítulo para volver la atención a don Quijote y Sancho.
Y muy gracioso Rocinante apaleado. Felicidades a Inés, que está haciendo una labor que recordará cuando sea mayor, sin duda. Guarda esos dibujos suyos como oro en paño.

Juan Luis dijo...

Hola Manuel.

Estupendo comentario. Muy curiosa explicación de por qué son precisamente yangüeses y su relación con la profesión de arrieros.

Saludos.

Antònia P. dijo...

Como siempre, el dibujo encantador. Muy interesante esta entrada. Esta semana no he terminado el capítulo. Pero con las explicacions de Pedro y con las tuyas seguro que me será fácil su lectura.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Querido Tucci, estoy muy liada con los mios. No he tenido tiempo de leer tu post pero no puedo dejar pasar mi admiración y mi gratitud, una vez más, a tu hija Inés con este fantástico dibujo de Rocinante viendo las estrellas y lleno de vendajes... ¡Genial! Como dice Pedro ¡guarda estos dibujos como oro en paño! Besotes, M.

BIPOLAR dijo...

Divertidísimo dibujo de tu hija (ejem, le faltan vendajes en otras partes, como por ejemplo la cabeza)

Lo que se aprende con esto, madreeee

manuel-tuccitano dijo...

pedro ojeda escudero:los dibujos guardados, lo mismo algún día hacemos una exposición. Arrieros y trajineros, es decir expertos en viajar por el mundo y comerciar en general....me imagino que la obra estará lleno de historia encubierta.

juan luis: gracias amigo...en el aspecto literario tengo muy poco que aportar...lo mio es la anécdota histórica...ç

antonia p.: me llena tu comentario, y me alegro que con las explicaciones de pedro y mis humildes anotaciones lo comprendas mejor...

merche pallarés: ¿cómo? ¿que solo vienes a ver los dibujitos de mi hija?...bueno...te lo consiento por que la familia es lo primero...

bipolar: me alegro que qprendas...recuerda yo soy maestro...jaja..

Saludos

DianNa_ dijo...

El dibujo, sensacional, y lo que están aprendiendo tus hijos...

Tus anécdotas complementan totalmente la lectura de los capítulos, gracias.

No esperes entradas mías, ando algo perdida, ya me pondré en mi sitio, pero necesito tiempo ;)

Besos, amigo

loslibros dijo...

Perfectamente esplicado, pedro ojeda

Malena dijo...

¡Y tanto que lo leo aunque sea largo!

Tucci, sabes que me encantan tus escritos sobre "El Quijote".

En cuanto a tu comentario en mi blog... es verdad que a veces es necesario hacer cambios en tu vida.

Necesitaba ese espacio de tiempo para mí. Para reflexionar, para poner en orden muchas cosas y tomar decisiones.

Soy la de siempre, pero con los pies más en el suelo del que solo me alejo para soñar.

Como dice aquel refrán: Renovarse o morir.

Espero que hayas tenido unas buenas vacaciones con tu familia.

Besos para tí y para ellos.

Calle Quimera dijo...

Felicidades por esa hija, Manuel, tienes ahí una pintora en ciernes, ¡eh..? En cuanto a la reseña que haces sobre los yangüeses es interesantísima; ese capítulo de Rocinante persiguiendo a las yeguas como un descosido es tan divertido que la verdad, nunca me había planteado el por qué de que fuesen yangüeses los arrieros... Todas estas notas suponen un plus para el disfrute de la lectura.

besos.

fernando dijo...

Pues no me había fijado en la referencia soriana que sale en "El Quijote". REsulta muy interesante aprender con estos posts dedicados a la mayor obra de la historia de la literatura española. Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

dianna: ya te veo "des-inspirada"...seguro que con un par de mordiscos...lo consigues...

loslibros: gracias de parte de pedro.

malena: las vacaciones muy bien...y sigo aunque queden pocas, y veo que por suerte te Renovaste....jaja... muchas veces hay que desaparecer de escena para volver con más fuerza

Calle Quimera: la verdad es que coge muy bien las ideas que le doy, creo que puede tener futuro....me alegra profundamente tu comentario.

Fernando: pues a seguir disfrutando y sobre todo leyendo.

Saludos

Euphorbia dijo...

Qué Rocinante más gracioso, como siempre, fantástico dibujo de Inés.

Muy interesante esto que cuentas de los yangüeses y los tributos que no tenían que pagar en algunas ciudades abaratando costes de transporte: a veces parece que no cambian tanto las cosas, sólo la forma, no el fondo.

Por mí te puedes alargar más que sí que te leo.

Besos

ana dijo...

Encantada de volver a saludarte, hacía tiempo que no me pasaba.
Había dejado un poco de lado el leer blogs, no me daba el tiempo para todo. Retomar antiguas aficiones de vez en cuando es bueno para no olvidarnos de la gente.
Buen dibujo, si señor, promete.
Un beso Manuel, poco nos queda de vacaciones.
ana

Antero dijo...

Muy bien explicado, hasta el punto de que me he quedado con más ganas, se me ha hecho corto, me gusta leer los post hasta el final y si como es el caso de este, te aportan conocimiento, mucho más

Un abrazo

Nacho Carreras dijo...

El dibujo precioso, me he quedado extasiado con él...
Saludos.

manuel-tuccitano dijo...

euphorbia: muchas veces con algnas aclaraciones históricas comprendemos mejor lo que leemos... yo lo intento.

ana: desde luego hija...que de tiempo, pero primero es el quehacer...vaya que si nos queda poco...casi nada.

antero: me imagino un bibliotecario devora lectura...lo que no te creia era todo un capacitado tractorista...me gusta.

nacho carreras: es que tengo una pequeña "picasso" en casa....

saludos