jueves, 11 de septiembre de 2008

EL QUIJOTE Y la odontología


De nuevo las desventuras en nuestro querido personaje... tras la embestida a las supuestas huestes enemigas, es maltratado de nuevo....y desdentado. Investigando en la obra, se observa que es una preocupación a lo largo de la misma de la salud dental por parte de Don Miguel, pero es ahora cuando me ha llamado la atención, la forma tan graciosa de asegurarse la permanencia o no de la dentadura de Don Alonso.
Según he podido constatar en la red, se tratan en la obra hasta cinco facetas diferentes relacionadas con la odontología:
a) La traumática (como en el presente capítulo) .
b) En fermedades dentarias.
c) Higiene y limpieza de los dientes.
d) Clases y formas de dentaduras .
e) Refranes y dichos populares en relación con los dientes.
En este episodio, cap. XVIII aborda el traumatismo; el caballero de la triste figura ni se acuerda de las pedradas y golpes recibidos en el cuerpo, sin embargo si que hay una preocupación por su dentadura; incluso le pide a su escudero que recuente muelas y dientes pues los ve maltrechos.
En otros capítulos vistos o por ver trata el resto de los temas, a modo de semblanza:
- En referencia a enfermedades dentarias , comenta Don Quijote " que en toda su vida no le han sacado dientes ni muela de la boca ni se le ha caído ni comido de neguijón ni de reuma alguna", está mencionando tres palabras relacionadas con la odontología conocidos en la época: los sacamuelas, el neguijón y el reuma.
- Sobre la limpieza de la dentadura "Y después de la comida acabada y las mesas alzadas, quedarse el caballero recostado sobre la silla y quizás mondándose los dientes, como es costumbre". La usanza era limpiar a base de palillos de madera las juntas de los dientes y muelas.
- En cuanto a morfología dentaria, nos dice el Quijote: "cuatro fuera de la cordal, todas enteras y muy sanas". La cordal era la muela del juicio.
- Refranes y dichos: "la boca sin muelas es como molino sin piedra",. Cuando Altisidora maldice a don Quijote: «Que le queden los raigones si le sacasen las muelas» ¡menuda maldición!
Para profundizar , nada más fácil que leer este artículo.

15 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

ESTE ES EL PENÚLTIMO DIBUJO CON EL QUE INÉS COLABORA CONMIGO EN LOS ARTÍCULOS SOBRE EL QUIJOTE, DE TODAS FORMAS LO HARÁ OCASIONALMENTE... AHORA LO PRIMERO SON SUS ESTUDIOS (3º DE ESO)

fernando dijo...

Genial. Tanto el dibujo como tu post. Uno aprende leyendote. Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Pues buenísimo el dibujo de Ines.

El mío va a hacer 4º este año, están en edad peligrosa, despistado el 2º nombre de mi hijo, se dedica más a ligar que a estudiar, "el niño la gomina" le hemos bautizado.

Yo también me quede con la copla de lo de los dientes y lo que más me llamó la atención fue lo del palillo, muestra de que habían comido como reyes, aunque lo que hubiesen ingerido , cupiese en el hueco de una muela :P

Tu sra. te ha regalado un precioso avatar, extiendo a ella, mis felicitaciones, los niños tenían a quien salir de artistas :)

Besos y buen fin de semana, familia.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente investigación. En efecto: esta es una de las cosas que dan realismo a la obra. Cervantes presta atención a lo que es importante en la vida cotidiana. Sus lectores lo sabían muy bien: tener una buena dentadura aseguraba una buena digestión de la comida. Pero, entre golpes, falta de cuidados y mala alimentación, era muy difícil llegar a una edad avanzada con la dentadura completa.
Y, luego, claro está: la figura del barbero, que también era sacamuelas...
El dibujo de Inés es muy bueno: don Quijote explicando las caballerías a Sancho. Ha sabido encontrar uno de los núcleos de la obra.
Estoy totalmente de acuerdo en que ahora se dedique a los estudios. Ya vendrán las vacaciones -hay muchas por delante hasta que terminemos la obra.
Seguro que haber pensado en el Quijote le ayudará en sus estudios.

manuel-tuccitano dijo...

fernando: me alegro que te gustase, le ponemos interés.

dianna: ciertamente es un edad delicada, la mia coqueta, pero no le dio por salir...por ahora. Intento buscar el detallito sin importancia. La niña dibuja muy bien sin duda herencia de la madre, que es la verdadera artísta.

pedro ojeda: me gusta la aportación detallista de lo insignificante, de todas formas esto me enganchó...Ahora prefiero que la niña se dedique a sus estudios y de vez en cuando colabore.

saludos y buen fin de semana

Antònia P. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antònia P. dijo...

Echaremos de menos sus fantásticos dibujos.
La pérdida de los dientes y muelas debía ser terrible en aquellos tiempos. Hoy en día también. Vale más un diente que un diamante. Sigue siendo una verdad absoluta y el que lo dude que ojee una facura del dentista.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Querida Inés ¡cada dia te superas! Muy, muy bonito tu dibujo como siempre. Suerte en los estudios y ya nos regalarás otros cuando puedas, tengas tiempo y te apetezca... Muchos besotes guapa, M.
Tucci, muy interesante tu post y el artículo sobre los dientes. En esos años debería ser tremendo quedarse sin ellos porque comer se haría casi imposible a eso de que no fueran papillas que para un caballero andante supongo que sería muy denigrante... Besotes, M.

jg riobò dijo...

Los barberos en dentistas, en estomatólogos.
De saca-muelas a saca-dineros.

Goathemala dijo...

Sí que es cierto que aparecen citas relacionadas con los dientes en el Quijote. Nunca las había aislado y leído en su contexto. Aporta una perspectiva nueva. No me extrañaría que Cervantes lo pasara mal con sus muelas (imagino que en el cautiverio de Argel se le deteriorarían mucho por la escasez de alimentos).

Saludos.

Goathemala dijo...

Y mis felicitaciones a INES. Muy chulo todo su trabajo.

manuel-tuccitano dijo...

antonia: que me vas a contar llevo mal lo de la ortodoncia de mi hija...factura tremenda y va para dos años...

merche:no creo que en aquella época hubiese "turmi" para moler las viandas....(Inés colaborará de manera esporádica, cuando sus estudios se lo permitan)

jg riobò: que me vas a contar a mi de sacadineros....me hija lo visita mensulamente y es papá el que paga...

goathemala: en aquella época los dientes serían caballo de batalla, y muy preciados...

Saludos y nos vemos

DianNa_ dijo...

Pasa feliz semana, besos

Euphorbia dijo...

Con el miedo que acostumbra a dar el dentista, sólo faltaría tener que pensar en un barbero sin estudios con unas tenazas en la mano. Qué escalofríos. Mejor que tuvieran cuidado en cuidar la dentadura.
Evidentemente, primero los estudios... siempre puedes ponerte tú para darle unas pinceladas de arte a tú entrada cervantina...

manuel-tuccitano dijo...

dianna: tu tan atenta como siempre

euphorbia: te imaginas dandole al tintorro hasta la pura borrachera y luego que con las tenazas de sacar clavos te arrancaran un diente....bestial

Saludos