viernes, 19 de septiembre de 2008

EL QUIJOTE y la Santa Compaña


"enlutados hasta los piés de las mulas..."

Grupo de lectura del Quijote


Lo bueno de este capítulo es que por lo menos ahora Don Alonso, no recibe sino que reparte ¡ya era hora!... a pesar de que por arrearle al clero es excomulgado, cuestión está que le trae al fresco, cuando le viene a la memoria la excomunión del Cid...máximo representante nacional de caballero y guerrero. en fin por lo menos algo ha cambiado incluso Sancho sale orgulloso de su amo y con la "panza llena".

Es interesante como Cervantes introduce ,a mi parecer, pinceladas de la tradición popular; cuando hace confundir el cortejo fúnebre del caballero de Baeza, con unos fantasmas... sin duda, haciendo mención a la Santa Compaña. Dependiendo de la geografía en donde nos encontremos, los dichos y diretes sobre esta aparición fantasmagórica, la santa compaña, es diferente.
En lo que si coinciden es que se presentan en fila, cubiertos con largos sudarios - unas veces blancos, las más negros -, portando velas. La creencia popular era que se trataba de almas en pena que procesionaban normalmente de noche y vaticinaban una muerte.

Encabezaba la procesión una persona viva..."El portador de la cruz no puede en ningún momento volver la vista atrás, ni renunciar a su cargo precediendo La Santa Compaña; sólo quedará liberado cuando encuentre a otra persona que le sustituya, el cual pasará a tener las responsabilidades del primero: cargar con la cruz y el caldero sin remisión. La Santa Compaña obligará al que encuentren, a vagar junto a ellos todas las noches, portando una gran cruz y conduciendo la comitiva. También se cree que quien realiza esa "función" no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido"
(para saber más).


14 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tienes razón en esta acerta entrada. Cervantes es un autor muy atento a la cultura popular. Según el contexto en el que cita cada una de ellas podemos ver cómo las considera.
Yo, por si acaso, suelo hacer círculos protectores cada vez que veo un encamisado por la noche...

Merche Pallarés dijo...

Muy interesante lo de la santa compaña... Recuerdo que cuando niña en Irún, veía los carteles anunciando las procesiones de la Semana Santa de Sevilla con los nazarenos y solo verlos en la foto ¡ya me daban un miedo! Menos mal que en Irún no teníamos nazarenos... Besotes, M.

DianNa_ dijo...

A mi los encapuchados no me hacen gracia, caramunats, se llaman aquí.

Aún no leí el capítulo, pero ya voy bien informada para entenderlo totalmente con todas vuestras aportaciones :) gracias.

Que cosas más raras hace Pedro jajajaaj

Besos y feliz fin de semana

Bonsaimusic. dijo...

Nunca he entendido la semana santa y la pena de los nazarenos. Tendrían que salir más (en las procesiones) los párrocos que se están poniendo muy gordos para decir la misa de 12 y pedir la voluntad.

Besos.

fernando dijo...

Debía ser la leche cuando uno se encontraba a la Santa Compaña. Uff, que miedo......

un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Interesante aportación. Pobre vivo que portaba la cruz y el caldero. Al día siguiente muy muerto y muy zombi. Sonambulismo en estado puro.
(No dejo de pensar en la película de "Amancece que no es poco")

Recuerdos al taller gráfico.

DianNa_ dijo...

Bueno , ya que estoy aquí te deseo feliz domingo.

Tengo un lío de blogs, ya no sé si voy o vengo jajajaaj

Besos y feliz y familiar domingo :)

Malena dijo...

Tucci, me has dado una gran lección con la Santa Compaña, pero me da un poco de "yuyu".

No sé si a los demás compañeros les pasará igual, pero tengo dificultad para leer las letras azules :(

Un beso, Tucci.

jg riobò dijo...

Las prosesiones de Semana Santa recogen esos temores.

Malena dijo...

Tucci, sigo teniendo problemas con el "asú". No te preocupes, si los demás lo ven bien, será cuestión de acercarme más.

Un beso.

Euphorbia dijo...

Las procesiones, miradas friamente, son algo bien extraño, creo que si llegara un extraterrestre y aterrizara en medio de la semana santa de algunos sítios se pegaría un buen susto.
No he leído este capítulo aún, voy bastante atrasada con la lectura, a ver si lo arreglo.

manuel-tuccitano dijo...

Pedro: desde luego...es que la tradición popular a veces da miedo.

merche: ahora los nazarenos se han convertido sin duda en motivo de reclamo turístico e invitan a salir...

dianna: a nadie le hacen gracia... es que pedro interpreta...jaja.

bonsaimusic: los párrocos salir en las procesiones??? en que pais vives guapa...¡¡¡ van en todas... detodas formas me parece que la santa compaña con los nazarenos poco tiene que ver....

fernando: no creo que nadie se la encontrase nunca...es un correveidile de la tradición.

bipolar: no tendría que ser muy agradable... ir encabezando un séquito de almas en pena....

malena: como te dije tengo la plantilla tan tocada, que no sé como quitar las letras azules...pero lo seguiré intentando...gracias por la información...

jg riobó: las procesiones tienen más que ver con la mortificación y promesa que con la santa compaña-

euphorbia: tienen su sentido para los creyentes..a mi de niño me daban pánico...ahora son motivo para salir y tomar una cerveza con los amigos...

Goathemala dijo...

No recuerdo esa mención en el Quijote. Iré al capítulo que enlazas para refrescarme. Precisamente en El Bosque Animado hay una mención explícita a ella. Muy habitual en las tradiciones orales del norte.

Saludos.

manuel-tuccitano dijo...

goathemala: lo mismo recorde yo al leer el capítulo: las escenas del bosque animado...no no...no hay una mención directa a la Santa Compaña...solo cuando Don alonso confunde el séquito funerario con figuras fantasmagóricas... en lo que se sobreentiende lo de las "almas en pena"... saludos