jueves, 25 de septiembre de 2008

LOS PADRES EN ALERTA


Yo, desde luego no soy muy amante de los estudios estadísticos, pero tampoco los rechazo. Hace unos días la Universidad de Comillas y la Fundación SM, lanzó un artículo titulado "Encuesta de Infancia en España 2008"; ya hice mención hace una semana a este estudio, en un post que titulé "DE NUEVO CON LA EDUCACIÓN", la relación la enfoqué desde el punto de vista escuela/padres/educación/alumnos/profesores... ahora que lo he leido entero, me parece realmente triste la realidad que pintan de nuestros hijos e hijas.

Dos apuntes solamente, que nos debieran preocupar a los que nos ha tocado ser padres: el 27 % se sienten solos y el 41 % piensa que su padre está poco en casa (algo más la madre).

Muy a menudo pensamos, y a veces lo hacemos en voz alta: ¡A mi hijo/ a no le va a faltar de nada! !Lo que yo no pude tener, a él/ ella no le va a faltar!. Ésto es lo que nos debe de preocupar: nuestros hijos no necesitan cosas materiales, nuestros hijos están demandado atención emocional, atención padre/madre/hijo... en suma presencia real y no virtual, contacto directo.

Seguramente, nos hemos equivocado en nuestra evolución y/ o elección de modelo de familia, y no me refiero a tipos de familia, sino al enfoque le hemos dado a la misma. Se nos olvidó la atención directa y nos centramos en ganar más para darles más, lo mejor, lo más caro, lo que no tuvimos... sin embargo ellos/ellas no es eso lo que piden, es mucho más sencillo: mimos, besos, que estemos con ellos/ellas, que juguemos con ellos/ellas, que les ayudemos en sus tareas, les faltan hermanos...

Se de buena tinta que algunos de nosotros planteó su vida, planificó el número de hijos, pensando en que los tiempos que corrían no estaban como para que mucha "prole" consiguiera un futuro cierto. Este dato es preocupante, excesivamente diría yo. Aún no es tarde, muchos lo mismo están / estamos a tiempo de remediarlo.

Demasiadas veces decimos: nuestros hijos, lo primero.... ¿pero de verdad?

21 comentarios:

LUISA M. dijo...

Es un tema preocupante, desde luego. Leí el artículo que enlazas(había escuchado la noticia) y parece concienzudo y bastante fiable. Estos datos dan mucho que pensar...¿Es esto lo que queremos?... Pues, cada uno de nosotr@s puede poner su granito de arena para remediar esta situación y mejorar la calidad de la relación con los más jóvenes. Por supuesto que es más importante el prestarle atención y cariño a un hijo/hija que comprarle todo lo que no tuvimos nosotr@s.
Un beso con esperanza, paisano.

LUISA M. dijo...

Ah! siempre se me olvida...
Gracias por poner en el blog la preciosa y relajante música de Enya, me encanta.

Ronini dijo...

ójala tu post llegara a muchos hogares...
pero es más fácil tirar balones fuera que mirarnos por dentro, es más fácil rellenar con juegos que con tiempo, es más fácil callar unas lágrimas con chocolate que con manzana, es más fácil consentir que exigir,
es más fácil negar que asumir...

besos

Silvenger dijo...

¡Consolas y Móviles!¡El diablo!¡Argh! Bah, en serio, yo cuando estaba en lo que ahora es 3º de ESO me daba auténticos lotes de jugar a la Megadrive y a la SuperNintendo que eran antológicos, y nunca me sentí solo, en cambio aprendí bastante inglés, ya que las aventuras gráficas entonces no se traducían.
El problema no es lo que se le compre una consola al niño. El problema es comprarsela para que se calle y te deje en paz, en vez de comprarla para jugar en familia y disfrutar todos de ella.

Palabra de Friki.

Lo del tiempo si es un problema, pero para arreglar eso los que se tienen que mentalizar son nuestros jefes (ejem)

manuel-tuccitano dijo...

Luisa m: en la obsesión de dar más de lo que recibimos está la equivocación, sin quitar a los que prefieren dar para que se callen...

ronini: esa es otra faceta que en ocasiones he comentado, y seguiré haciéndolo...

slivenger: en ningún momento he dicho que no se les compre, tu bien sabes que en mi casa somos cuatro, y tenemos 4 moviles, dos ordenadores de sobremesa, tres portátiles, tres consolas, dvd, ... pero no se dan para callarlos, que no te discuto que algunavez se haga,... yo los utilizo con ellos...
Pero si tu tienes todo el tiempo del mundo "peaso" friki¡¡¡¡

Milagros Sánchez dijo...

Hola colega!
Como siempre poniendo el dedo en la llaga, especialmente cuando tocas estos temas educativos que naturalmente comparto.
Considero que los padres deberían ser conscientes de que lo material no es lo más importante para hacer felices a sus hij@s, sino que es el amor, en todas sus vertientes, como el cariño, comprensión, dedicación, etc. quien de verdad posibilita un buen desarrollo físico y mental. Pero recuerda que esto supone muchas horas de dedicación, mucha paciencia y nada de egoismo.
Besos multicolores de nuestra parte.

Merche Pallarés dijo...

Me da mucha pena cuando os leo a los jóvenes padres sobre la educación de los niños de hoy en dia. Sí, es muy necesaria la atención afectiva más que cualquier juguete/videojuego/u otro artilugio material. Los niños tienen que sentirse QUERIDOS, eso les proporcionará autoestima y seguridad en ellos mismos para afrontar con éxito los avatares, retos y sinsabores de la vida. Tambien la alegría de la vida (que la tiene). Al fin y al cabo el AMOR es lo más importante para un niño (o para cualquiera). Besotes, M.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Es lo típico de nuestra mentalidad consumista: lo importante es tener cosas, bienes tangibles. Lo inmaterial es reino de otro mundo.
Un abrazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

yo creo que se debería estar más tiempo con el niño en vez de trabajar para tener más dinero. Mejor tener lo necesario para vivir, pero estar al lado de tus hijos. Me parece horrendo esos padres que no ven a sus hijos en todo el día por el tema del trabajo. Un abrazo.

Belén dijo...

Yo,si tengo hijos, le daré lo que apenas tuve... amor de verdad :)

Besicos

BIPOLAR dijo...

Esto de ser padre/madre es muy difícil. Tengo la sensación de equivocarme continuamente. Y a veces ellos se arman de un caparazón inaccesible :(

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Nos estamos equivocando y lo pagaremos durante los próximos años. Hemos montado mal demasiados aspectos de nuestra vida y eso se paga en todos los ámbitos: psicológicos, emocionales, docentes...

jg riobò dijo...

Esta sociedad lista, prima el consumo y cuantos menos hijos, más dinero para gastar.
En el hijo o no, eso es lo de menos.

El antifaz dijo...

Si no vieramos tanto la tele, si contáramos historias como se hacía hace sólo una generación, si no tuviéramos que representar lo bien que estamos y el montón de cosas que compramos...
Pero ya da igual. Mis hijos captan consejos y reproches de tantas personas al cabo del día, que los míos no parece que calen.
De todas formas, seguimos intentándolo... algún fruto dará.
Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

milagros: eso es lo que nos falta a los padres, paciencia y dedicación, si pudiesemos controlarlas, nuestros hijos serían de otra forma (anda que no estás tu perdía ni ná)

merche: una simple caricia y una sonrisa si que hacen modificaciones de conducta en nuestros hijos.

pablo fdez. parece como si lo que no se toca, no vale para nada... siempre tener y comprar...

fernanado: cuando hay la necesidad de trabajar de sol a sol porque no se llega a fin de mes...ahí no hay solución, lo malo es que no les dediquemos tiempo solo por que no los aguantamos...

belen: asi sea, amor y cariño...ç

bipolar: siempre estamos aprendiendo, nunca se sabe lo suficiente en esta tarea.

pedro ojeda: y bien caro, más de lo que imaginamos... ya tenemos las primeras manifestaciones, te lo puedo asegurar...

jg riobó: esa ha sido la elección equivocada, al identificar a mas hijos con menos dinero ¿o no?

antifaz: seguro, si te lo propones, lo consigues, lo malo es que haya muchos que intentan poner la guinda, y luego....

Saludos

Antònia P. dijo...

Tendemos a sustituir el amor por la comida o las "cosas" y esto es nefasto.
Un abrazo

Nacho Carreras dijo...

Difícil tema, lo hacemos lo mejor que podemos y lo mejor que sabemos, el riesgo a equivocarse siempre está ahí, es parte de ello.
Saludos.

manuel-tuccitano dijo...

antonia p: eso es lo que deciamos, exacto pero equivocado...y seguiremso equivocados.

nacho: no todos hombre¡¡¡, muchos nos equivocamos pero intentamos remediarlo, lo malo es cuando nos acostumbramos..y nos acomodamos.


saludos

Kt. dijo...

.

Pues... te doy la razón, por mi hija que está en una edad demandante he dejado muchas cosas para sentarme más tiempo a dedicarle tiempo real.
Por suerte nunca he dicho que mi hija tendrá lo que yo no tuve, trato de motivarla a que se esfuerce por lograr lo que quiere, no con esto digo que sea la madre perfecta, pero ahí vamos.

Euphorbia dijo...

Como madre prácticamente novata, me preocupa mucho este tema.

Ahora está de moda lo de "dedicar tiempo de calidad", una excusa para que se queden satisfechos los padres que tienen poco tiempo, pero eso no tendría que ser, es importante la calidad pero también la cantidad, aunque ahora, con los horarios que tienen que hacer algunos eso está realmente difícil. A veces la falta de tiempo no es debida a querer más dinero para proporcionar lujos, simplemente es elegir entre aceptar trabajar hasta las 8 de la noche o irte a la "p... calle" (para decirlo como lo diría el empresario de turno). Por suerte no es mi caso ni el de mi marido, de momento.
Un beso (voy atrasada con la lectura de tu blog, lo sé)

manuel-tuccitano dijo...

kt: lo bueno es intentarlo, por lo menos si no lo conseguimos que sea porque falló, pero no por ausencias de ganas.

euphorbia: tranquila, yo por ahora no tengo pensado cerrar el chiringuito...ahí sigue esperándote. Ciertamente la cantidad es importante, pero si encima es de calidad todavía mejor...

saludos