jueves, 2 de abril de 2009

EL QUIJOTE y las celebraciones

Homenaje a Cervantes - en la calle Cervantes de Sanlúcar de Barramedaç
- añadámosla a la colección -
Grupo de lectura de El Quijote


Por lo que puedo leer en el capítulo 47, se van atando cabos, cerrando episodios... como ya apuntaba maese Pedro, es un recomenzar, preparando el camino para un "un nuevo quijote".


Tras la queja de Don Alonso, yo diría desilusión por no recibir el "secuestro adecuado", en la que parece pensar en voz alta: "Ay, cualquier tiempo pasado fue mejor", y las quejas de Sancho, que no termina de tener claro la diferencia entre ficción y realidad seguramente por las ansias de una ínsula... llega el culmen: la crítica feroz del canónigo a la producción de novelas de caballerías.

Coincide la lectura de este capítulo con las fiestas que ahora disfrutamos o sufrimos...(según se mire) de la Semana Santa.... por la similitud de la "procesión" del carro de los bueyes con las de los tronos y palios....en cuanto a procesión... no es mi idea la crítica fácil, es por ello que se me antoja comentar un poco las fiestas y celebraciones que se daban en la época en que Don Quijote sufrió "el enjaulamiento procesional".

Los extranjeros que nos visitaban se admiraban, más bien nos criticarían, de lo festivos que éramos los españoles, no solo en las grandes ciudades sino tambien en el mundo rural. Lo cierto es que cualquier situación era excusa para una buena celebración. Anecdóticamente en el reinado de Felipe III se contabilizan durante al menos dos años, más días festivos que lectivos.....aunque también hay que decir que en las zonas rurales las fiestas estaban limitadas a las épocas de cosecha que marcaban las distintas estaciones. Las celebraciones religiosas: El día del patrón del pueblo o la ciudad, el Corpus, la Navidad eran las más importantes de la época (aún seguimos celebrándolas) y normalmente eran acompañadas de celebraciones litúrgicas y de danzas.... Las celebraciones paganas. Estaban en conexión con las distintas estaciones del año y las actividades agrícolas, constituían las verdaderas fiestas del pueblo, era en ellas donde se amancebaban y tomaban contacto los jóvenes...las fiestas de mayo, la fiesta de San Juan. En ellas se bailaba, cantaba, había competiciones atléticas, toros.... fueron el complemento de las ferias de ganado que desembocarían en nuestras ferias de pueblo o barrio. Fiestas familiares. Se llevaban a cabo con banquetes llenos de abundancia y por supuesto con danzas y bailes: bautizos, bodas
Espectáculos itinerantes: con frecuencia visitaban pueblos y ciudades grupos de cómicos que interpretaban pequeñas representaciones teatrales, incluso compañías, fundamentalmente de gitanos, que ofrecían espectáculos circenses. Era hasta normal que se paralizara toda actividad laboral para asistir a estos eventos
Cabe hacer una diferenciación social en las celebraciones, mientras que para los campesinos los domingos y las fiestas de guardar no tenían diferencia con los días de diario, salvo que asistían a los oficios religiosos; para los hidalgos, los cosecheros... los días de fiesta eran día de contacto social. Resaltaré la nota simpática de que la Misa era sin duda el acto más importante sobre todo para las muchachas solteras que vivían recluidas en casa de sus padres...allí podrían ser vistas por los hombres ....

11 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Muy bien visto el enlace con las celebraciones. En efecto, una de las cosas que siempre les llamaba la atención a los viajeros extranjeros eran estas cosas. Ahora, además, las sacamos provecho turístico. Y archivamos la imagen, para la colección.
Saludos.

DianNa_ dijo...

Es que somos muy fiesteros, sisisi, de todo, hacemos puentes :)

Besoss, niño

pancho dijo...

Me encanta la manera cómo has resumido en el primer párrafo todo el capítulo. Difícil decir más con tan pocas palabras.

Muy bien traída la similitud del carro tirado por bueyes y la lentitud exasperante de la Semana Santa. También yo vi algo parecido, en el paso lento.

Si hicieran una clasificación por fiestas, los españoles estaríamos sin dudarlo encabezando el ranking. La tradición manda en la ubicación de las fiestas. Las mejores eran, y son en la mayoría de los sitios, las relacionadas con la terminación de la recolección.

Que pases una buena semana con los tuyos. A la vuelta habrá más Quijote de modo que lo primero, el libro a la maleta.

Aldabra dijo...

más días festivos que lectivos... ¿dónde hay que firmar?...

en Ferrol se vive mucho la Semana Santa, a nivel de Galicia, es sin duda el lugar más importante pero a mí no me gustan, aunque por supuesto respeto a los que las viven.

biquiños y que disfrutes de tus vacaciones.

Malena dijo...

Una vez más, gracias por estas entradas que haces sobre "Don Quijote" y su época, Manuel.Para mí son muy enriquecedoras y cada vez me doy más cuenta de que España en muchas cosas no ha cambiado.

Besos y rosas.

Alatriste dijo...

Por algo en España la gente ha sido tradicionalmente muy sociable, con tanto festejo aquí y allá, normal que los extranjeros vengan tanto a ver nuestro sol.

Buena entrada.

El futuro bloguero dijo...

Coincido con Pedro Ojeda, bien vista la conexión entre celebración fiesta tambien en el Quijote.

Buen fin de semana
Hablando del tema, no hago puente ni semana santa ni similar, que faena.

Merche Pallarés dijo...

Me ha gustado la comparación que haces de la procesión enjaulada y las de Semana Santa. Está muy bien traido. Muy interesante tambien las diferentes fiestas que tenían lugar en esa época y que aún continuan... Besotes, M.

Myr dijo...

Muy interesante esto de las fiestas y procesiones en la Historia y en el Quijote.

Yo recuerdo haber estado en Madrid en uno de mis viajes a España y haberme sumado a una prosecion de la Virgen, fue una muy linda experiencia.

Un abrazo

lys dijo...

" Cuando Don Quijote se vio de aquella manera enjaulado y encima del carro dijo:.... Te hago caso estoy releyendo El Quijote, y Jolines, es que es como leerlo de nuevo!!!

Un beso.

Me ha encantado la comparación con estas fiestas, el algún sentido porque comparar al maltrecho caballero con el Cachorro... Oye, pues no haya tanta diferencia! Sin ánimo de ofender.

jg riobò dijo...

El Quijote refleja la vida cotidiana con meridiana claridad.