lunes, 28 de septiembre de 2009

AL SON QUE MEJOR NOS VA


"Preparados para movernos, depende desde nos soplen..."

¿Somos libres cuando bailamos al son de la música que nos tocan?
¿Actuamos como somos al movernos en la dirección que vaya el viento?

Somos parte de lo globalizado y eso ya no tiene solución,. Somos incapaces de quitarnos el zapato que nos aprieta, simplemente porque nos hemos acostumbrado a su dolor, porque nos acomodamos a lo que nos dan hecho.

Lejos queda el tiempo que el hombre era capaz de mover montañas solo por salvar su existencia.

14 comentarios:

Malena dijo...

¿Nos hemos hecho a una sociedad demasiado acomodaticia, Tucci? Creo que sí y a medida que lo hacemos bajan nuestros decibelios de lucha.

Mil besos.

¿Qué tal va el curso?

Silvia_D dijo...

Libre? pues creo que de eso, sólo queda el pensamiento y eso, si no te han lavado el cerebro demasiado...

Besos!!

Pd: la foto, es genial!

Selma dijo...

Quizas se avecinen días en que de una puñetera vez despertemos de este letargo donde nos tienen sumidos...

Aún podemos..
Un beso, Manuel.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Pero no dejemos de buscar, cada día, esa libertad. Aunque nos la hayan quitado para siempre.

El Ente dijo...

Volvamos a ser libres pues... cueste lo que cueste.

Un abrazo amigo

Belén dijo...

Yo creo que si nos ponen la música puedes bailar sin criterio, bailar por no quedarte quieto o no bailar... depende del humor que tengas ese día ( o esa vida...)

Besicos

Cornelivs dijo...

Estimado amigo.

Haciendote caso y aceptando tu ofrecimiento, he etiquetado todas mis entradas sobre El Quijote.

El honor seria mio.

Tu me diras como lo he de hacer.

Un abrazo...!!!

BIPOLAR dijo...

perdóname por tu reflexión que tan bien remata esa frase "Lejos queda el tiempo que el hombre era capaz de mover montañas solo por salvar su existencia",

pero ante la pregunta

¿Somos libres cuando bailamos al son de la música que nos tocan?

No, no lo somos, sobre todo si bailamos bien pegados y en pareja.

Merche Pallarés dijo...

Ay, los jóvenes sois muy acomodaticios creo que a vosotros sí os han comido el coco bien comido y bailais al son que os tocan. Hace falta ¡una revolución ciudadana! Lo vengo diciendo desde que abrí mi blog por ver si sale una mente lúcida que lleve la batuta. Sobre todo las mujeres tenemos muchísimo poder solo con rebelarnos no comprando NADA sino lo absolutamente necesario; no pagando las abusivas tarifas eléctricas, telefónicas, etcétera.; saliendo con cacerolas a la calle delante de los ayuntamientos, cabildos, consells, ajuria eneas,las sedes del PP y PSOE para que sepan los politicastros que NO admitimos sus corruptelas, corrupciones y sus robos de guante blanco; no haciendo la declaración de la renta. Si TODAS las mujeres hiciéramos ésto, os aseguro que otro gallo nos cantaría. Besotes, M.

Euphorbia dijo...

Libre no lo es ni el que pone los discos que seguro que le estarán diciendo lo que tiene que poner.
Me gustó mucho la foto.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Malena: assi somos cómodos por naturaleza.

Silvia D: hacemos lo que diecen.

Selma: soy incrédulo, aunque como dices ...nos queda la esperanza

Pedro Ojeda: yo lo intento pero no veo...

El Ente: al menos intent´moslo.

Belen: con la musica que nos ponen...esa es la que bailamos...

Cornelivs: todo está hecho...acércate al blog y lo ves

Bipo: me encanta que le veas el lado de la "guasa"...

Merche: hacédlo...yo os sigo...no se que tipo de revolución..lo que debe de surgir es el político comprometido y no abundar el sinvergüenza...que de esos tenemos muchas...

Euphorbia: seguro...es que la manipulación abunda...

LA FOTO LA REALICÉ ESTE VERANO CERCA DEL PASEO MARÍTIMO DE BENALMÁDENA, CASI EN EL PUNTO EN QUE SE FUNDE CON TORREMOLINOS

lys dijo...

Es más cómodo, luego nos salen agujetas y no sabemos porque, ni siquiera lo pasamos bien...

Alguien debería poner fin a esa música.

Un abrazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

la libertad absoluta no existe desde el momento en que vivimos en sociedad. un abrazo.

BIPOLAR dijo...

Hola Tucci
Creí que me había quedado aquí en las lecturas de tu blog. Y veo que ya comenté.

Lo curioso es que te iba a escribir algo muy parecido. ¿Y sabes qué? que no es una guasa.

Me gustaría bailar, pero mi ritmo es excéntrico. Las miradas se vuelven y me señalan. Detengo el movimiento. Soy libre. Pero paso inadvertida.