miércoles, 23 de septiembre de 2009

REBELIÓN EN LAS AULAS

- Verdadera rebelíón más imposible que difícil de dominar-

Pudiera parecer que con el título al que dedico estas palabras tuviese un claro sabor cinéfilo, nada más lejos o más cerca...eso depende de como se mire. Aunque se puediesen escribir rios de tinta y al gún que otro thriller.


Los que nos dedicamos al mundo de la educación, desgraciadamente hemos ido asistiendo paulatinamente al degrado de nuestra profesión... y pasar a ser de dioses a ídolos de barro...practicamente nuestro trabajo ha quedado en entredicho, defenestrado y si me apurais tirado por los suelos, o sea, no tiene importancia. Entre otras causas porque no pertenecemos mercado productivo, cuando el producto no es un ladrillo, un tornillo, o una caja de tomates...nuestro producto no se ve a corto, sino a largo plazo... somos considerados meros cuidadores de hijos cuando algunos/ as trabajan, y otros/as toman café y tostadas...

Ante las últimas noticias de considerarnos "autoridades" si nos agreden, pudiese parecer que en todos los centros y a cualquier hora del día nos estuviesen amenazando padres, madres y alumnos/as...; eso no es así ni mucho menos...pero es lo que vende desgraciadamente en prensa y tv :la imagen fácil y desagradable... con morbo.

Ha parecido a la sociedad que el docente está en el centro de la diana... y nada más lejos.

Que existen padres que no ven más alla de 10 cm de su vista y de lo que sus vástagos son capaces de hacer...existen. Pero que por cada uno de estos hay muchos que van caminando junto a los enseñantes .....también es verdad...

Que existen profesores que enseñan con la gravedad del respeto y se hacen respetar ...existen. pero que desde hace tiempo la educación se está intoxicando por muchos profesores nóveles que ven en la educación más un compadreo de colegas que una relación profesor-alumno...también. Éstos han contribuido al hundimiento del status de la profesionalidad del sector... y han querido dar marcha atrás no han podido.

No creo que la solución de la irrespetuosidad o violencia en las aulas se acabe convirtiendo en verdaderos gendarmes a los profesores.


El adolescente es tremendamente reaccionario...siempre estará en contra de lo establecido...a todos nos ha pasado. Hemos de entender que ellos no van contra nosotros, sino contra todo lo que supone el poder, lo que le pone límites...hemos de actuar con temple ante lo impulsos de los jóvenes.


Por nuestra profesión, tenemos el poder...pero hemos de ganarnos la autoridad día a día... imponiendo límites pero con flexibilidad, demostrando trazas de afectividad, tan necesaria en estas edades. Desde luego esto no es nada fácil, pero es nuestro trabajo: enseñar educando.

Por supuesto que hemos de darnos, como dije antes, la mano padres y educadores...sin olvidar que los primeros son los que deben de comenzar la educación...apurando....nosotros solo somos enseñantes.


Aquí no hablamos de calidad de enseñanza...eso para otro día

16 comentarios:

Cornelivs dijo...

Te comprendo y te apoyo, amigo Manuel. Para mi, la figura del maestro, y el respeto que ha de tenersele por parte de los alumnos, me parece, sencillamente, fundamental.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Son demasiadas aristas las que hay en la educación, pero hasta que no haya un cambio en la sociedad que valore al profesor, que éste esté mejor pagado para que los mejores quieran ser profesores, que haya una inversión económica de verdad en la enseñanza (y no sólo para parches) que provoque la mejora de las aulas, un número reducido de alumnos, etc., no habrá nada que hacer.
Comenzamos un nuevo curso...

Merche Pallarés dijo...

TUCCI, los maestros y profesores universitarios deberíais cobrar más que esos futbolistas que por chutar a un balón y meterlo en una portería ganan millones. No es justo. Tambien estoy de acuerdo que hay muchos padres concienciados y que os apoyan pero no salen en los medios porque lo que vende, desgraciadamente, es el morbo y todo lo cutre. Tienes mucha razón. Además todos hemos sido adolescentes y es una época muy revuelta a nivel hormonal y existencial. Hay que tener MUCHA paciencia y mano izquierda para saberlos encauzar. Pero se puede. Muchos besotes y suerte, querido Tucci, en este nuevo curso. Besotes, M.

Anónimo dijo...

Pues Tucci, lo primero decirte que no sé qué es lo que has puesto pero me parecen unos callos a remojo. Y huelen fatal al cocer.

Y lo segundo que tienes razón. Que afortunadamente la balanza todavía se decanta positivamente porque si no, esto sería un caos, todo el mundo haciendo lo que le dé la gana.

Que desde luego no queremos profesores como sargentos, porque siempre rebota sobre el que es más cumplidor y ante la palabra con valor de ley nadie se puede defender. Pero algo hay que hacer antes de que la bola sea enorme e incontrolable. Me parece una idea positiva como un principio de debate. Quizás pasaría por reformar algunas leyes fundamentales, como la del menor.

Pienso que el problema está en casa de cada uno, donde se recibe la normativa para convivir y lo otro que apunta Pedro corresponde al aula.

Sigo pensando que el respeto es fundamental y que para eso no es necesario cuadrarse.

Un besico. Cuando tengas la tomatada a punto y la guindilla me das un toque.

Bipolar

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Antes no ocurrían estas cosas, hemos ido claramente a peor. un abrazo

Silvi (reikijai) dijo...

Recuerdo… que con mi hermano, nos pusieron en penitencia, por hacer caso omiso a una orden… del director de la escuela… No recibir en la calle…figuritas o álbumes, de manos de desconocidos. Mama nos fue a buscar, por lo tanto, los recibimos con su autorización. No sirvió de excusa, hubo que cumplirla.Por Mucho tiempo dicte clases… lo mió; para muchos, materia nada entretenida y pesada… “historia”. En aquellos años el respeto y el cariño, era moneda común… Me aleje cuando me embarace… al día siguiente de nacer mis hijos, tenia medio alumnado, en el sanatorio… (No para faltar a clase, era sábado); el personal profesional y administrativo, no salían de su asombro. … 19 años pasaron. Hoy, colegas que están en actividad, se deben cuidar; de no ser empujados por las escaleras… o ser golpeados por los padres… Nada tiene que ver, la educación alcanzada por los padres… eso será un problema… a futuro (próximo y preocupante)… ser los amigos de nuestros hijos o de nuestros alumnos: es posible; tenemos funciones distintas. Argentina, en el siglo pasado, era un país de inmigrares, distintas lengua, costumbres; se les enseño que la escuela era la segunda casa. Los hermanos mayores, les enseñaban a los menores, los hombres trabajaban de sol a sol, las mamas cumplían todos los roles… reinaba el orden y el respeto… Soy 2ª generación de profesionales… nieta de esos inmigrantes… Domingo F. Sarmiento… dijo:"Si no los quieren educar por caridad, al menos háganlo por miedo"… este señor no es santo de mi devoción … pero dijo una gran verdad … Perdón por extenderme tanto … no quiero que les pase lo mismo. Besitos. Silvi.

Aldabra dijo...

Tenéis una "ingrata" tarea por delante pero también muchas recompensas ¿a qué sí?. Yo comparo a los buenos educadores con los buenos padres.

biquiños,

¡suerte en el nuevo curso!

Belén dijo...

Te dejo todo mi apoyo, Manuel, porque la verdad es que están tomando el poder...

Besicos

Goathemala dijo...

Son muchas las perspectivas desde donde puede verse el problema. La más errónea la de los medios que buscan el meollo, el morbo, el alarmismo y nada más.

He tenido profesores buenos, regulares - los más- y malos. Mi recuerdo, como casi todos, ha filtrado y me ha quedado la huella de los excelentes, los que creo que me influyeron a la toma de decisiones de mi vida.

Lo que si sé es que me gustaría haber tenido profesores tan preocupados por su profesión como tú.

Un abrazo.

El futuro bloguero dijo...

Un abrazo, amigo.

Tenéis un mérito tremendo. Yo no os convertiría en autoridades, sino en modelos o iconos de la sociedad.

Si no fuera por vosotros... todo sería aun más dificil. Coincido en mucho con Pedro Ojeda, habría que pagar bien a los profes, para que solo fueran profesores los mejores de cada generación, y el respeto y la admiración vendrían por añadidura.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Tucci, has puesto el dedo en la llaga. Los maestros no deben ser la guardia civil pero tampoco el coleguilla. No es la tarima lo que va a delimitar la línea que separa al profesor del alumno. La línea la deben marcar los docentes y con todo el cariño pero con toda claridad los discentes deben saber que no les vamos a permitir que la traspasen.
Mi hija me contaba hace un par de días (da clase de formación profesional, módulos de sanidad) que un alumno empezó a decir palabrotas en clase (collons, hostia) Que le llamó a parte y le dijo que de eso nada que la educación y las buenas maneras iban en el pak de su formación y que si no era capaz de controlarse ya podía ir pensando en otra profesión. Y siguió con una señora, mayor (el paro) que como ya había trabajado en una residencia de ancianos se creía con autoridad para interrumpir, rectificar, y alterar la clase. Anna la llamó y le dijo que allí era una alumna más y que se comportara porque aunque "Vd tenga la edad de mi madre" aquí nosotras somos las profesoras y Vd. la alumna y que todos debemos ajustarnos al papel que se espera de nosotros. Mano de santo.
Hace un par de días o tres leí un artículo de Rosa Montero, creo, sobre los buenos modales, esos que están tan olvidados y que quizás deberíamos empezar a recuperar en las escuelas. El gracias, el por favor, el buenos días y el Vd.
No es posible que haya alumnos que se jacten de que una profesora se haya ido de la clase llorando.
Los niños reflejan en la escuela lo que se les ha enseñado en casa.
Todos nos vamos a tener que poner las pilas.
Un abrazo.

Selma dijo...

La justa medida entre el Colega y el gendarme, pasa por el respeto..
En ambos sentidos. Por experiencia, si tú respetas, te respetan, y si te disculpas por haber faltado a un alumno, de palabra, recogerás los frutos..

Me gusta mi profesión , es gratificante, y es un reto diarío..
El único problema es la falta de sintonía con algunos, pocos, Padres..

Un beso, Compi.. ;-)

Ex-compi dijo...

La figura del profesor/a es de las mas importantes que podemos tener junto con nuestros/as padres/madres.
El/ella nos debería de acercarnos al saber, a tener valores, sin embargo se queda en un simple hacedor de aprendizaje de conceptos y cumplidor de disciplina.
Los habrá que cumplan con los demás, pero como todos, son muchos los llamados a la mesa, pocos los elegidos.

Malena dijo...

Mi querido Tucci: He trabajado, por mi profesión en centros donde existía esa relación de respeto profesor- padres y alumnos independientemente del nivel social al que pertenecían ya que estaba basada en la cultura y en la educación, lo que sucede es que por lo general en los barrios periféricos hay otros problemas que bien sabes afecta a la estructura familiar y aquí no podemos esperar nada.

Espero y deseo que hayan muchos profesores con las mismas ideas que tú y consigais devolver al profesorado la dignidad que entre unos y otros os han quitado.

Mil besos, Tucci.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Cornelivs: la pena es que los valores se han perdido

P.Ojeda: es que la educación, entre otras cosas no debería ser una válvula de escape para trabajar...y dienro es fundamental, pero hasta que los políticos no se den cuenta no habra nada que hacer...a mi me hace gracia eso de que ahora en crisis se les llene la boca diciendo que educación es una de las partidas que no rebajarán en los presupuestos...estaría bueno..encima que no invierten nada, que quiten lo poco que destinan.

Merche: que me vas a contar de los inútiles del balón, y de los que los aupan a las alturas...eso es canallesco...te imaginas lo que se podría hacer solo con lo que le pagan al Cristiano ese...

Bipolar: dios te conserve la vista que el olfato lo tienes caducado...no es cuestión de autoridad fascistoide..es cuestión de valores...

Fernando: la libertad entendida como libertinaje..

Silvi: aqui más o menos ocurre igual. Yo intento no ser amigo ni colega...para mis hijos soy su padre y para mis alumnos su profesor...marcando hasta donde llegar... eso lo tengo claro. Pero no puedo con la total impunidad que muchos alumnos capean por el centro, por mor a la excesiva tolerancia de sus padres y el coleguismo de muchos de mis compañeros.

Aldabra: por supuesto...yo al día me llevo mejores sabores de boca..que momentos agrios...

Belen: es que son incapaces de someterse a cualquier tipo de autoridad..asi van pérdidos.

Ghoatemala: para llegar a mi posición..han pasado muchos años hasta que empecé a amar mi trabajo, creo que es el fundamental para comenzar a cosntruir...es el futuro, es nuestro futuro lo que de rebote recibiremos.gracias.

futuro bloguero: se que está mal pagado, para lo que recibimos, pero yo me conformo con lo que gano; auque me gustaría que nos reconociesen nuestra labor....

Antonia: es que muchos se piensan que los derechos son adquiridos, que todos somos iguales....y es verdad somos iguales y a la vez diferentes... ahí el problema.

Selma: que quieres que te diga, que estoy toalmente con tus palabras.

Ex-compi: siento discrepar...la educación la deben de recibir en la casa, al igualque los valores...nosotros solo somos simples desarrolladores e instructores...la educación primera es la más importatne para cuq posteriormente cale el resto...Bienvenida/o

Malena: me congratula tu posicinamiento y tu opinión....pero que dificil...

Saludos a todos/ as...feliz fin de semana

lys dijo...

En eso estábamos el otro día, en debate entre que si el profesor debe ser ante todo amigo de sus alumnos, en el sentido del compadreo al que te refieres o una figura a la que mirar con respeto teniendo presente que és EL PROFESOR y que en el aula es una autoridad. Quedamos empatados. entre el grupo había parejas con niños de corta edad, algunos se expresaron en el sentido que si se "meten" con sus vástagos ahí estarán ellos.

En fin, para mi, un solo profesor agredido es demasiado.

Mis respetos para todos los que os dedicáis a la enseñanza. Eso me lo enseñaron en casa.

Un abrazo