martes, 20 de octubre de 2009

Capítulo 1.

Torres más altas han caido (Torre Guadarbosques - Pinar de la Algaida)



Egoístas hasta el tuétano, reaccionarios hasta la médula...cada cual a lo suyo.
Parece que el tiempo no avanza, que nada cambiará.

- Tengo derecho a disfrutar ( a pesar del sufrimiento del otro.)

- Que me importas tú, más que importarme me estorbas...

Luego son los peores, los que en su carnes sufrirán los frutos de sus sarmientos. Más que olvidarse de los valores, no les interesa...pero el tiempo pone a cada cual en su sitio y si no, lo destruye.

Insensible a lo que le rodea:

- De ese vaso no beberé.

No beberás, te remojarás hasta hartarte. Te hundirás hasta las rodillas, si no te has desmoronado antes.

No respetas ni tus orígenes, ni reflexionas el porqué de tu existencia... ya lo harás... si no tiempo al tiempo...que ese sí que sabanea.

De esto somos culpables todos, pues el respeto por la vida no es innato, se enseña, se aprende...

17 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Pudiera parecer algo depresivo, para nada...solo son pequeñas reflexiones en voz alta... no creo que nadie las pase por alto...otra cosa es expresarlas.

El antifaz dijo...

Estoy de acuerdo. Si la prioridad es lo que el dinero nos permite comprar, nos va como nos va.
Un abrazo.

Belén dijo...

La verdad es que no creo que nadie estorbe, nos molesta lo que nos remueve...

Besicos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El ser humano está lleno de contradicción y miseria. Sólo algunos pueden superarlas. Día a día.

Cornelivs dijo...

¿Donde hay que firmar?
:)
Un abrazo, amigo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Antifaz: eso es así...por desgracia

Belén: cuantas personas mayores son vilipendiadas, abandonadas y desatendidas??? nadie estoba??? seguro???

Pedro: somos unos miserbles y encima no reconocemos nuestra propia "creación"

Cornelivs: eso es lo malo que esto queda en agua de borrajas...

saludos

Malena dijo...

Nadie las pasa por alto, Manuel. El otro día leí algo que también me hizo reflexionar y era algo parecido a lo siguiente: "Cuando te pidan ayuda, dala en ese momento porque nunca se vuelve por el mismo sitio". No sé si me explico pero lo que es evidente es que hemos de dejar de mirarnos el ombligo.

Mil besos y mil rosas.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

vamos a reflexionar con tu post y pensar seriamente en lo que dices

un abrazo

Selma dijo...

No, no las pasamos por alto..
Egocentrismo, materialismo.. los valores en alza...
Y así va el mundo, que tristeza...

Un beso, Manuel.

El Ente dijo...

Y que razon llevas amigo...

Y es que yo creo que mil veces que exitamos mil veces seríamos igual de miserables.

Un abrazo amigo

Merche Pallarés dijo...

Tenemos que ser más generosos y altruistas no tan egoistas. Besotes, M.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Malena: nadie escarmienta por boca ajena...cuanta gente olvidada...sembramos nuestro olvido

Fernando: me alegro...yo lo hago.

Selma: miedo me da...dentro de unos años...mucho.

El Ente: somos miserbles, egoistas y lo que es peor avariciosos...

Merche Pallarés: si...siembra y recogerás...pero qu dificilll

Un abrazo

Antero dijo...

No siempre el tiempo pone a cada uno en su sitio, por lo demás de acuerdo contigo, a veces no nos damos cuenta de lo que hemos tenido hasta que lo hemos perdido

saludos

Calle Quimera dijo...

Nos estamos suicidando .Salud¡¡

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Antero: aunque no lo parezca si...

Calle quimera: y además poquito a poco..sorbo a sorbo...casi degustándolo...

saludos

BIPOLAR dijo...

el respeto por la vida se experimenta en las propias carnes

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

bipo: algunos ni en eso somos conscientes..besos