viernes, 4 de marzo de 2011

LA PUERTA NEGRA (y 4)

 "una entrada y una salida"

Con el post acabo con el "Gran rey y su ciudad", admitiendo que me ha costado seguir el relato demasiadas alegorías y metáforas... sin sentido desde luego si no se ha leído "la inquietud en el Paraíso". He de admitir el poder de figuración y arte del autor, para realizar una crítica mordaz desde el absurdo y lo que algunos momentos nos puede parecer el mundo de los sueños...

Si me dicen que al final acaban triunfando los personajes secundarios, no me lo hubiese creído; seguramente por mi costumbre de las historias lineales de personajes principales y secundarios... si tuviese que resumir el ser del autor en la obra, lo definiría como crítico, contestatario y de autoafirmación de sí mismo.

Aplaudo sin embargo como Esquivias ha conseguido reflejar el horror y la perturbación mental de las personas ante una guerra no deseada, una guerra fratricida....un auténtico laberinto que a éste lector le ha hecho dudar si en realidad era un ensayo sobre como sería el purgatorio tras una muerte en la guerra, o si se trataba del trastorno de unos personajes que desconocen su propia ciudad tras la devastación de la guerra o de ambas cosas a la vez.

 Algo que me desconcertó, es la "muerte"  de los principales....a Julián le perdí el norte... a Paisán al volver un punto y a parte le habían descerrajado un tiro y Gorostiza...¿se ahogó....?... y cuando el secundario Garachana se va convirtiendo en el Líder lo hacen desaparecer.... es como las coplas de Manrique: 

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir
allí van los señoríos
derechos a se acabar
y consumir 
allí los ricos caudales,
allí los otros medianos
y los chicos....
  
...se van igualando, ganan y pierden protagonismo.... 

Algo desconcertado si que me quedo, aún con las explicaciones de P.O.E., no le encuentro mucho sentido a los textos intercalados....

Vamos a por la tercera....¿será verdaderamente un infierno?

 


11 comentarios:

Nacida en África dijo...

Mi querido Tucci: No he podido seguir todas tus críticas sobre el libro pero de lo que he podido sacar, puede que erróneamente, es que una guerra fratricida deja siempre unas huellas imborrables que solamente el tiempo puede dulcificar.En cuanto pueda o leo el libro o vuelvo a tu blog a leer con mucho detenimiento todos los posts en los que hablas sobre él.

Brisas y besos.

Malena

Euphorbia dijo...

Creo que todo el argumento en sí es un sinsentido, igual que la misma guerra y a mí me ha dejado una sensación de desasosiego.

Creo que a Julián le mató el espíritu o lo que fuera de su sobrino cuando le fue a abrazar y de Paisán primero se habló de suicidio pero parece que quedó claro quien se lo cargó.

No sé, no sé. En cuanto a quien se salva y quien no, nada queda claro ¿Se salvan el Padre Talí y el asqueroso ese de Gil Formoso? Vete a saber si no estaban mejor donde estaban.

Un beso
Gemma

PD (en mi blog he escrito algo que como profesor quizá te interese, o quizá no)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es certero tu análisis: el juego que establece el autor con sus lectores, para sorprenderle con el triunfo, como dices, de los secundarios. Los que parecían protagonistas o han muerto o han desaparecido... quizá como en el Burgos real. ¿No fue Franco, inicialmente, un secundario?

Asun dijo...

Desde luego es una novela atípica desde el punto de vista de la narración y seguramente quien no haya leído Inquietud aún lo tendrá más complicado para seguirla.
A mi sin embargo, a pesar de no ser un tipo de literatura que me guste, me atrapó. Al final todos los esperpentos que mostraba, hasta me parecían creíbles en una ciudad en guerra como eral el Burgos real de la época.

Ánimo, que la tercera no tiene nada que ver con ésta (yo ya la he terminado). Es mucho más fácil de digerir.

Besos

Sor Austringiliana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abejita de la Vega dijo...

No queda nadie para pasar por el portón del Claustro, salvo Talí que no es de la expedición y cinco soldados anónimos.

Porque Julián muere a manos, a boca en realidad, de su sobrino Román convertido en muerto viviente.

A Paisán lo mata la melancolía, se suicida...pero lo cuenta Albiñana de una manera muy sospechosa.

Gil Formoso propone hacer un homenaje a los muertos, Talí le mete prisa pero , después, no consta que pase por el fuego.

Rodrigo se pierde en la aguas y pienso que aparecerá en otro libro.

Ay, Tucci, qué libro éste.

Besos

Myriam dijo...

Más que sueño, pesadilla. Por tu análisis se puede palpar como te has metido en la desazón de la narración.

Un abrazo

Cornelivs dijo...

Hoy voy de bólido, querido Manuel, solo para darte un abrazo enorme...!

(Estoy hasta arriba...)

Ele Bergón dijo...

Ticci, me gusta tu critica porque es sincera y te sale de dentro. No te andas con paños calientes y dices lo que piensas. A mi es el que mas me ha gustado de todos, precisamente por esa desazon e incertidumbre que va dejando y porque soy un poco rara y me gusta este tipo de literatura. Estoy contigo en lo de los personajes que no sabemos que va pasando con ellos ¿Y el profesor Garrus? ¿En que momento se pierde? O se me paso o no se que ha hecho con el.

"Viaje a la noche" yo creo que te va a gustar mas. Ya lo he terminado,pero no hare la critica hasta que no lo leais todos, pues luego os lo desbarato.

Un abrazo

Luz

Merche Pallarés dijo...

Excelente tu análisis. Esta "Ciudad..." ha sido un lío de mucho cuidado... Perdona mi tardanza pero sabes que estoy liada en Ibiza. Muchos besotes mi querido Tucci, M.

Aldabra dijo...

y hojita a hojita conseguiste terminarla... y no te querías animar.

biquiños,