martes, 22 de marzo de 2011

VIENE LA NOCHE...una carta y el fin de año

 "Vidas cruzadas, como si de ramas se tratase"

No quisiera pensar que le título "Viene la noche", tuviese que ver con la celebración que se les viene encima a Benjamín y cía. de cara a la fecha navideña... o la noche figurativa de la muerte que acecha a su hermano, a Cebrianitos o a él mismo...aunque la parca no entiende ni de estados ni de edades...se presenta sin llamar, sin avisar...

Y por fin sale a colación Esquivias con sus dos obras que preceden a la que nos trae a reunirnos semanalmente... y Burgos como escenario de nuevo, aunque sea para visitar a un terminal.... Hasta ahora se nos ha pintado una familia protagonista sin vínculos cariñosos ni afectivos, como mucho orgullo de padre al ver actuar a su vástago...pero nada más....

Una historia como la vida misma, de vidas que chocan, de personajes que se aguantan ¿de qué me suena eso?... de tópicos típicos...pero eso después.

La carta, me imagino que Esquivias a pesar de no querer dar continuidad histórica y/ o argumental a su trilogía, siente la tentación de enlazar con las "dos partes" anteriores. Incluso haciendo auto-crítica y creo que escucha los comentarios que se hacen sobre Inquietud en el Paraíso y La ciudad del Gran Rey

La carta me plantea ciertos interrogantes ¿expresa lo que realmente piensa el autor? ¿expresa el sentir del lector anónimo? ¿quiere creer lo que los demás quieren? ¿es una afirmación de lo que el español apresado entre dos bandos realmente pensaba? ¿quiso Esquivias realmente caricaturizar una guerra sin sentido? ó ¿es que Esquivias nunca quiso hablar de la guerra y el escenario es sin duda un pretexto para hablar de la vida, de la suya, de la nuestra?... 

Refiriéndome al argumento tópico-típico y a la realidad expresada: el socialista cristiano, que ya está harto de la vida que lleva, que sobrelleva a la mujer, que no sabe en realidad si tiene afecto a su hijo e hija política, a fin de cuentas cree que pasa de todo; el padre que no aceptó la condición sexual de su hijo y menos la decisión de vida de su hija y yerno; frente a estos dos,  las mujeres,   éstas si que pasan, al menos eso expresan. En medio el vínculo de unión el escaparatista y la enfermera...¿están por estar?¿Se da en realidad una situación de celibato amorosa. o es simplemente aguante?

Una cena familiar que se convierte en controversia, en enfrentamientos contenidos, en expresiones de intolerancia... una reunión de costumbre obligada y en "suelta" de verdades propias y ajenas...de opiniones mantenidas en el silencio y que el alcohol aflora...en fin la vida como es... como la hemos querido que sea.


12 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Sí creo una cosa. Este "Viene..." refleja muy bien el infierno de nuestras existencias. Los amores y desamores, la banalidad de nuestras vidas, la rutina, la busqueda de lo trascendente como en el caso de Teresa, o sea, el escapismo. La carta es una aclaración de lo que pasó a los personajes anteriores y una buena autocrítica del autor que es de agradecer. Aún no lo he acabado y aunque me gusta, por ahora me quedo con el primer tomo "Inquietud...". Excelente aportación, querido Tucci. Besotes, M.

pancho dijo...

Tiene pinta de que el autor refleja en la carta de Benjamín a él mismo muchas de las opiniones que le fueron llegando sobre el tratamiento que le había dado a determinados personajes de sus dos primeras partes, sobre todo al de Rodrigo Gorostiza, que es el más joven y de final más truculento, según Benjamín.

Adelfa bien espesa.

Un abrazo.

J. G. dijo...

Esos socialistas católicos, que genial.

Aldabra dijo...

la carta a Esquivias solo puede ser crítica a mi modo de ver, de lo contrario quedaría muy presuntuoso y prepotente ¿no?

respecto a los temas que trata el libro, es un reflejo de la vida misma.

biquiños,

Asun dijo...

Yo creo que en tu penúltimo párrafo se resume muy bien la realidad de tantas y tantas vidas reales, vidas vacías de afectos, con relaciones familiares o amorosas vacías, un ver la vida pasar pero no vivirla.

Yo también pienso como PANCHO respecto a la carta que Benjamín escribe a Esquivias.

Besos

Euphorbia dijo...

Quizá la carta sea reflejo de críticas reales que le hayan llegado o simple empatía hacia el lector que pueda ver las cosas de manera diferente.
Muy cervantino.

Nacida en África dijo...

Mi querido Tucci: Cuando voy leyendo los resúmenes que haces de estos libros se me hace ameno pero hay algo que me detiene a la hora de ir a la librería o a la biblioteca y es lo que me dijiste sobre que su lectura no es fácil. Tendré que tomar una decisión y mientras tanto, seguiré leyéndote.

Brisas y besos.

Malena

Myriam dijo...

Muchos Benjamines y Benjaminas, no aceptan la condición y o preferencia sexual diferente de los hijos; diferente a como ellos perciben la realidad o como considera que "debe ser" y lo viven como una tragedia. Esto es mucho más común de lo que te imaginas. Hay hijos que se ven casi obligados a ocultar su preferencia sexual a un costo muy alto.

COn respecto a Sara y Jaime te digo que son dos cosas separadas: se quieren y circula el afecto entre ellos, incluso quieren ampliar la familia con un hijo. Lo que no quieren es tener relaciones sexuales, porque su instinto sexual es casi nulo o nulo. Existen casos asi en la vida real y en general, no se consideran "una patología" siempre y cuando no vayan acompañados de trauma psicológico siendo solo producto de un instinto sexual debil.

Un abrazo

Myriam dijo...

PD. Además no hay conflicto en el caso de Sara y Jaime porque esa es una decisión consensuada. ¡Así que viva la pepa!

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Una excelente entrada con muchas claves acertadas: el argumento de la guerra quizá sea lo de menos; la guerra, en efecto, es lo cotidiano y la vida.

Merche Pallarés dijo...

¡¡FELICIDADES, querido Tucci!! Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

La vida es así, como en la novela. Nadie está seguro de sus sentimientos, muchas veces padecemos sentimientos encontrados. Cuando hay que reaccionar, reaccionamos y lo que está de verdad en el corazón aflora. Teníamos dudas de Sara, tal vez no quiera a Jaime... Vemos que se ofrece la primera para que Jaime pueda cantar en el Auditorio. El sexo no tiene nada que ver con eso, yo sí creo en una pareja así...

Un abrazo