martes, 24 de abril de 2007

EL PERDÓN O ALGO ASI….



Cuantas veces nos equivocamos, y metemos la pata hasta más allá del cuello…Pero aún siendo conscientes de ello no somos capaces de reconocerlo. A mi como a cualquier persona humana me cuesta reconocerlo, pero cuando se hace se descansa mejor, se siente cierta liberación. Enfrente está el otro el agraviado, el que se siente mal por una actuación equivocada de aquel, el que está en su pleno derecho de perdonar o no. Pero el perdón no es un regalo al culpable sino algo que se elabora en el interior de uno. Ni significa reconciliación. Perdonar es una decisión al margen del perdonado, de dejar ir el dolor que me han provocado. Como dice I. Larralburu, buscar el perdón de otros es encararse a menudo con las propias acciones y motivos; es preguntarse ¿he sido yo?. Ser el primero en pedir disculpas y en confesar y si hace falta reconciliarse… Y por supuesto evitar pedir excusas sin realmente aceptar la responsabilidad y no decir “lo siento, pero tú no tendrías que haber dicho…”
A menudo supone el tragar saliva y algo más

Nadie está libre de equivocarse o de hacer daño sin querer, unas veces nos toca perdonar y otras pedir perdón. Es complicado esto del perdón, pues perdonar no implica la perdida de la memoria del hecho: “perdono pero no olvido”, pienso que lo que si se consigue es liberarse de la preocupación por la ofensa creada.

Ser capaz de perdonar es un regalo para uno mismo que no solo beneficia a la persona perdonada sino también a la que perdona.

Yo pido perdón….
……. A los que con mis hechos y palabras se haya sentido ofendidos
…… A los que malinterpretan mis opiniones de escritor mediocre (nunca pretendí serlo)
……. A los que en algún momento pudiera haber frivolizado de su situación de vida.
…… A los que hubiera podido menospreciar al no valorar sus acciones.
…… A mi familia por las continúas veces que me equivoco.
…… A mi compañera más agobiada por el quehacer cotidiano de la calidad.
…… A mi amigo Andrés.
…… A mi hermana por haberla asustado continuamente cuando era una niña.
…… Al antifaz por escribir en su blog.
…… A mis alumnos y alumnas si alguna vez tuve alguna salida fuera de tono
…… A todos a los que ahora no me acuerdo, pero que seguro que alguna vez les hice alguna faena
…… A Kt.. por no haber usado la palabra justa en el momento preciso.

Perdono….
…. A los que no han sabido interpretar mis palabras sin malicia,
…. A mi profesor D. Luis por haberme dado el primer guantazo en el cole – aunque me lo merecía –
…. A mi mejor amigo por no hablarme más en la vida.
…. A mi hermana por comerse más de una vez la paleta de las croquetas a escondidas.
…. A mi jefe….bueno a este me lo voy a pensar.

….dedicado a mi amiga del Nuevo Mundo

4 comentarios:

Kt. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kt. dijo...

Al parecer soy la primera en dejar un comentario en este nuevo artículo(No me favorece la diferencia de horario jajaja), ya me lo habías advertido, por lo que no me ha caído de sorpresa; aún así aqui me lo estoy pensando para romper el hielo.
Yo no necesito decir "te perodono" sino más bien darte las gracias por el detalle de incluirme en tu post sin si quiera conocerme y mucho menos sin la obligación de dar explicaciones a un comentario que ni a mi iba dirigido. No obstante, tu gesto lo valoro y me lleva a reflexionar (ya lo había hecho antes de leerte) el perdón debo pedirlo yo, pués fue una mal interpretación a tus palabras que justo se cruzaron con una "malvada coincidencia"...
Es en serio lo que ya te comenté por ahi, mi próximo post iba dedicado a tí y pués esperando tu autorización haré refencia a este artículo (sólo si tu lo permites). No en vano tus palabras merecen ser leídas pués seleccionaste las mejores para expresar un tema tan hermoso como le es el PERDÓN

El antifaz dijo...

No tengo nada que perdonarte... me gustaría que siguieras escribiendo en mi blog. Tú y todo el que le de la gana. En positivo, y por favor, en negativo. A ver si aprendo algo. Gracias.
Un abrazo.

Elisa dijo...

Hola,
Me había perdido un poco en esta historia, la empezé, pero luego entre el trabajo, y que los fines de semana le puedo dedicar poco tiempo a esto de navegar...
Hermanito no sé si te perdono los sustos q me dabas de pequeña, pero me enseñaron a no poder vivir sin que anduvieras cerca.
Me encanta que los malentendidos se aclaren de esta manera: dialogando, haciendo buen uso de la malabra.
Besos tuccitano,
P.D: por si Kt. lee esto, soy hermana de Tuccitano y mujer del Antifaz