viernes, 14 de noviembre de 2008

EL QUIJOTE y el amor cortés

... bien pudiera ser un paisaje testigo de amores pastoriles.... (Castillo de la Peña de Martos)



Una aventura de verdadero "desamor y de traición". En este capítulo XXVII, descubrimos a un Cardenio lleno de tristeza y amargura por la traición a que es sometido por él que creía un amigo y por la que pensaba era su amor correspondido.

Para mi, es hasta ahora el pasaje más triste que aparece y pienso que da visos de lo que supuso el "amor cortés" en la época que tratamos. O mejor dicho la influencia de éste en la obra, que se configura en Don Quijote, y concretamente en Cardenio.


Durante los siglos XII y XIII, los trovadores cantaban una forma de amor que se basaba en la idealización de la dama y en el servicio amoroso, esto es: El amor cortés. La literatura caballeresca tomó estas premisas produciéndose un travase desde la literatura de corte lírico. Que sin duda ahora vemos reflejado en la obra que provoca este escrito.

La Idealización de la Dama: para el enamorado la amada encarna valores muy cercanos a lo divino (adorada, soberana), sintiendo en ella todos los dones de la naturaleza. Sin duda es lo que sentía Cardenio antes de descubrir la traición.

El Servicio Amoroso: no solo es enamoramiento real y platónico, es algo más; conlleva cortesía y humildad, es decir amor ciego, sometimiento y fidelidad inquebrantable. Tanto amor que obliga a realizar al amante todo tipo de hazañas. De nuevo se vuelve a usar la parodia con Cardenio.

Por tanto la finalidad del amor no es la amada, sino que ella es un medio para llegar al amor, que por cierto Lucinda rompe.

Me mata la curiosidad, por ver lo que dice el papelito del escote... pero eso será otro cantar en el próximo capítulo.

12 comentarios:

Goathemala dijo...

Como que me suena un poco el paraje...

Un abrazo, más tarde te leo, ahora voy raudo al trabajo.

DianNa_ dijo...

El amor cortes... anda que estoy yo para hablar de amores jajajajaja

Besos y buen finde :)

Alatriste dijo...

La historia que cuenta Cardenio aquí, se parece mucho a algunas de las historietas contadas por Cervantes en la Novelas Ejemplares: amoríos, desengaños, traiciones y enredos...

Saludos Manuel

Merche Pallarés dijo...

En aquella época, qué tristes eran los amoríos... por eso Shakespeare hizo que Romeo y Julieta se murieran, porque se ve que Luscinda y Cardenio se amaban con locura pero el traidor Fernando se interpuso y cómo la última palabra era la del padre de la novia... Un desastre. Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Te encantará el papelito del escote, ya lo veras...

Y en cuanto a la idealización de la dama, y el amor hacia las criaturas del lindo sexo, se me ocurren dos frases famosas que (aunque sea indirectamente) tienen que ver con nuestro Cardenio:

"En el amor, las mujeres dicen las mayores tonterias del mundo. Los hombres las hacen".

Y otra es esta: "en las mujeres el amor entra por el oido y en los hombres por la vista".

Creo que son de Confucio (no estoy seguro).

Un abrazo y feliz fin de semana.

fernando dijo...

me gustaba el amor cortés. Ese respeto y cortejo era muy bonito. Ahora se hace todo a lo bruto. Un abrazo.

El antifaz dijo...

El amor cortés es un poco dañino. Se trata de dar aunque no recibas nada. Para un caballero andante que se fuma los caminos y tiene un nido de pájaros en la bacina no está mal. Pero hoy día resulta un poco "suicida", aunque exista.
Un abrazo.

Aldabra dijo...

pues tienes razón que la historia de Cardenio es muy triste...

bicos,

Kt. dijo...

.

A mi como que no me va mucho ese servicio amoroso!

Un beso Manuel, que pases un feliz fin de semana!

BIPOLAR dijo...

Interpreto que realmente la amada en sí misma no era el destino, sino un medio, para llegar a un amor platónico y espiritual. Precioso

manuel de la rosa dijo...

goathe: me asombras...no me digas que has pasado por aqui....?

dianna: tu casi estás como el tiempo..ahora de amor nada de nada???

alatriste: deisfruto...despacio ...muy despacio, comprendiendo cada episodio...

merche pallarés: hoy también se dan de estos casos...

cornelivs; no se si serán de Confucio pero verdaderas si que los son...el papelito ya veremos...

fernando: es que ahora primero me acuesto y luego pregunto...

antifaz: era la creencia del momento...amor platónico por excelencia...dolor mucho dolor...demasiado...

aldabra: si..es demasiado seria para lo que es la obra en sí.

kt: ya te veo ya...amorosa desenamorada...que buena fue tu vuelta...

bipolar: depende como lo mires....el medio el amora para conseguir llegar a la mada...o la amada para llegar al amor...sería más lo primero ¿no?

saludos

Goathemala dijo...

¡Qué bien explicado! Te felicito. Decía Lain Entralgo que en el XII se redescubrió la sensibilidad y que lo que entendemos hoy por amor romántico está muy influenciado por el amor cortés.

Sí, hombre, claro que conozco la peña, si desde mi pueblecito se veía y he subido un par de veces a ella.

Me gustaría haberte tenido como profesor. Cosa imposible porque además de paisanos somos de la misma quinta o casi.

Abrazos.