jueves, 15 de enero de 2009

EL QUIJOTE y la sociedad: el estado llano urbano (2)


Grupo de lectura de El Quijote

Con el capítulo XXXVI, me hice un pequeño lio, una vez que casi no me acordaba de D. Fernando, ni de Luscinda... y aún en la memoria los Cardenio y Anselmo.... y encima casi me pasa lo que a Sancho con la creencia de la existencia de la princesa Micomicona.... y para más colmo el presente capítulo se subtitula de manera diferente a lo que trata... y Don Quijote que vuelve a desaparecer...casi... me releí el capítulo....unas pocas de veces.

Sigue insitiendo Don Miguel en la mezcla, aparición - desaparición de miembros de distintas clase sociales y de distintos grados. Esto me lleva a seguir dando rienda suelta a mi querida historia y por tanto a situar la obra en su contexto social....

Por lo que dando continuación a mi anterior post, decir que frente a la nobleza y clero se encontraba el Estado Llano compuesto fundamentalmente por los "pecheros", o sea por los que "apechaban" o pagaban pechos o lo que es lo mismo pagaban impuestos directos que eran señal de sumisión y servidumbre.

Es curioso que la mayoría de los textos básicos de historia, manuales de ir por casa, no distingan distintos grupos dentro de las clases bajas, y aun más no se distinga entre los que habitaban las urbes y las zonas rurales... por tanto haciendo esa distinción podemos encontrar: desde el burgués enriquecido por el comercio hasta el simple manufacturero con humilde taller que habitaban las ciudades; y desde el campesino rico - que los había - hasta el jornalero sin ningún tipo de propiedad.

De un lado las Clases Urbanas de otro las Clases Rurales... mención merecen los moriscos, que aún existiendo en la época... no me atrevo a incluirlos en ninguna de las dos escalas del Estado Llano que a continuación voy a detallar de manera bastante resumida...

Las Clases Urbanas:

- Personas Principales: eran fundamentalmente burgueses fuertemente enriquecidos por sus actividades casi exclusivas del comercio. Estos eran los que abastecían los mercados de ciudades. En este grupo incluiremos a un nutrido grupo de usureros y prestamistas que a menudo especulaban con la venta de grano (ya empezábamos !!!!)

- Alto funcionariado: eran los funcionarios a los que me referí en el anterior post quijotesco, eran los que habían sido nombrados por el señor de turno y contaban de su favor y simpatía, entre ellos: secretarios reales, jueces, consejeros, magistrados....

- Pequeños Comerciantes y tenderos: eran propietarios de pequeños negocios, pero obligados a pagar muchos impuestos, por lo que su "industria" no daba para mucho...

- Trabajadores de oficios (llamémosles mecánicos). Eran los que hacían trabajos de esfuerzo físco manual, el cual estaba muy mal visto en la época... eran considerados de baja estopa...

- Trabajadores de oficios viles: sin duda peor vistos que los anteriores, pues desarrollaban oficios que eran considerados degradantes como eran los matarifes, pregoneros, verdugos, comediantes....

No es cuestión de alargase, ni de aburrinos, y como no pasaré examen.... la semana próxima además de escribir dobre El Quijote... escribiremos de las Clases Rurales

16 comentarios:

Alatriste dijo...

Muy buena descripción, me gustaría apuntar también que entre las mismos grupos había oficios más o menos apreciados. Los molineros por ejemplo, siempre fueron una constante en el "ranking" de oficios poco apreciados ya que eran famosos por estafar a la gente cuando molían su grano su grano.

Un saludo y una vez más felicitaciones a la artista, estas pirámides bien podrían aparecer publicadas en los manuales de los chavalillos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Muy buena aportación, Manuel: de gran utilidad para completar nuestra lectura con datos y contexto.
Ya salimos del lío amoroso, veremos cómo continúa.

Cani dijo...

Creo que el post no podria ser aburido ni multiplicado por cualquier numero. es interesante e ilustrativo, entre otras cosas me ha encantado conocer el significado de "apechar" palabra que conozco, y utilizo, desde siempre sin saber exatamente su origen.
Un saludo

Merche Pallarés dijo...

¡GENIAL, querido Tucci! Recuerdo cuando mi padre ayudaba a mi hermano con los deberes que siempre le decía "¡como no estudies serás un picapedrero...!" Poco sabía mi adorado padre que el picapedrero de hoy en dia iba a ganar ¡un pastón! Más que vosotros mis queridos, volcados y sacrificados maestros... Muchos besotes, M.

Antero dijo...

muy interesantes todo este análisis que estas realizando sobre el Quijote, guárdalos porque estoy seguro de que de aquí a un tiempo te gustará recordar y repasarlas.

Un abrazo

jg riobò dijo...

Yo pienso que harían falta más trabajos artesanos pàra poder recuperar el gusto al trabajo.

Anónimo dijo...

A mí me pasó lo mismo: ya se me cruzaban las historias, como los personajes que se juntan en la venta del Zurdo.
De tu exposición saco que ahora somos todos pecheros de esos: aquí no se escapa nadie de apechar.
De nuevo, muy buen dibujo ilustrativo. Me gusta este Sancho, representante del estado llano.
Acabo de leer tu entrada anterior con los comentarios. Muy de acuerdo contigo. Si encima me hablas de las competencias esas de los c.. la liamos: hoy mismo nos han dicho que la programación que hicimos en Septiembre la tenemos que repetir con las competencias. Lo que peor llevo es que te lo venga a decir un tipo que no ha pisado un aula en su vida. Burocracia inútil, es de lo único que se preocupan. pancho

abuelonet..com dijo...

"El Quijote" tiene mucho que leer y comprender, es un libro precioso el cual todos teniamos que leer de cuando en cuando.
Un saludo y mi filicitación por tu trabajo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

en aquella época todavía no estaba presente en la vida diaria mi gremio: periodistas.

un abrazo.

DianNa_ dijo...

Cuanto me gustan estas explicaciones , Manuel, gracias.

Una pregunta (levanto la mano) y los maestros? profesores? no he visto referencias o mi miopía me oculta datos?

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Alatriste, amigo... el personaje en cuestión a que te refieres... lo dejo para un próximo post...sobre las clases rurales (estado llano)... gracias por tu elogio...

Pedro Ojeda: cansino...aunque no aburrido la historia amorosa ....seguimos completando la aventura.

Cani: esa es nuestra intención hacer una lectura divertida y amena de esta obra... con aportaciones de todo tipo...bienvenida

Merche: eres la más agradecida de cuantas personas nos comentan...gracias.

Antero: te invito a que participes de esta aventura cedrvantina...tienes el blog más apropiado....

jg riobò: ciertamente..lo manual ahora se precia por su ausencia...

Pancho: Cierto amigo, ahora "apechugamos" todos, unos con más y otros con menos esfuerzo...gracias por tu elogio... bien podrias crear tu blog, nada mas que con tus perfectos y acertados comentarios seguro valdría la pena.

Abuelonet: cierto, es esta es mi tercera lectura, sin duda la más gratificante....

Periodistas: bueno...los cronistas de los monasterios.... jaja

Dianna: hablamos de clases soicales y de grupos... no de trabajos; de todas formas, la educación estaba muy relacionada con el clero, los monasterios y la corte...un dia dedicaré un post al respecto....

saludos y buen fin de semana

Aldabra dijo...

entiendo lo del lío... leyendo el post de pedro tuve que recapitular porque ya no me acordaba... cuando lo lea mañana ya voy sobre aviso.

bicos,

tu hija dibuja muy bien.

Malena dijo...

Desde que te sigo con los comentarios sobre "El Quijote", estoy aprendiendo más que después de haberlo leído, lo cual quiere decir que lo haces de una forma atractiva y que da gusto leerte.

Un beso, Tucci.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Aldabra... es que creo que es para liarse... la niña dibuja como su madre...aqui el que hace los gatos cuadrados soy yo..

Malena: me alegro que disfrutes... nosotroslo vamospasando bien...Saludos

Ele Bergón dijo...

Hola Manuel, gracias por pasarte y dejar comentario en mi blog. Poco a poco la red se va extendiendo y aunque sea de una forma virtual, nos vamos conociendo.

De la serie de oficios que nombras me quedo con la de pregonero. Recuerdo muy bien al que existía en mi pueblo cuando yo era pequeña y pregonaba por todas las calles cualquier acontecimiento.

Un abrazo y seguimos en contacto.

BIPOLAR dijo...

De aburrido nada. Resulta muy instructivo. El entramado social parece muy complejo.

Es curioso que tenga la misma consideración un pregonero que un verdugo ¿?