viernes, 6 de febrero de 2009

EL QUIJOTE y el manco de Lepanto

"Fantasia Lepantina" (*)

Grupo de lectura de El Quijote.

Y en el Capítulo XXIX, curioso inicio "En un lugar de las Montañas de León..." ¿de que me suena?... comprobaremos como, con este paralelismo de empezar como el primer capítulo, Cervantes intercala otra narración en las aventuras de nuestro héroe. Ahora bien con unos tintes súper- autobiográficos.

Además de resumir el agotamiento económico, a que condujo mentalidad española del Siglo de Oro, "iglesia, o mar o casar real", yo resaltaría el tinte pseudo folclóricos - bíblicos del reparto de bienes en tres los hijos. en que se ve inmerso el presente relato.

Como dije al principio, y todos hemos podido comprobar, el cautivo (Cervantes) cuenta su historia desde que decide vivir para y por las armas, hasta que es apresado por los turcos, hecho este que lo mezcla. Es por ello que dedico la tarea a resumir los hechos de tinte histórico.

Para ello y resumiendo, parece ser que por la actividad que alrededor del año 1570, los turcos realizaban por el Mediterráneo y tras la toma de Nicosia e invasión de Chipre, el papa Pio V pide a Felipe II ayuda, éste envía una flota al mando del genovés Andrea Doria, que desconfiando de la experiencia de los jefes de las naves pontificias y genovesas, no se pone de acuerdo con ellos y la misión fracasa. Entre tanto los turcos preparan una "razzia" de castigo o ataque sorpresa saqueando incluso la propia Venecia. La flota partió con 280 naves y se encontró a los turcos cerca de Lepanto. La flota de la liga hispano-pontificia-veneciana al mando de Juan de Austria a pesar de ser inferior en número a la otomana la derrotó. En esta batalla murieron 35.000 hombres (12.000 eran de la liga), se capturaron 130 naves turcas y 8.000 hombres... solo se paró momentáneamente a los turcos, pues se rehicieron pronto... mucho gasto, muchas vidas para nada...es el costo de cualquier guerra...y esta fue de las peores.

Aquí entra en juego nuestro "Cautivo/Cervantes"... que no fue preso aquí , sería más adelante.

Lo que si consiguió nuestro Don Alonso es quedarse sin una mano.... parece que un papel beligerante e importante en la batalla. Se tiene constancia que se encontraba en la galera llamada Marquesa y además enfermo con fiebre, su capitán Diego de Urbina le ordenó que se quedase bajo cubierta. Pero nuestro escritor que debía de ser de carácter convenció a su jefe para que lo pusiese en una zona peligrosa y lucho hasta el final...aquiírecibió una "arcabuzazo" en el pecho y la mano izquierda (que le quedó anquilosada) y tuvo que dejar de ser soldado... sería en 1575, cuando un corsario llamado Amautí Mamí asaltó la goleta en la que viajaba Cervantes y fue hecho prisionero junto a su hermano Rodrigo...aqui será "Cautivo" durante 5 años....

De todas formas, os pongo aquí una auténtica auto-descripción de Don Miguel....que la introduce el propio autor en el prólogo de las Novelas Ejemplares :

«Este que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro; los bigotes grandes, la boca pequeña; los dientes, ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande ni pequeño; el color vivo, antes blanco que moreno; algo cargado de espaldas y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha, y del que hizo el Viaje del Parnaso a imitación del de César Caporal Perusino y otras obras que andan por ahí descarriadas y quizá sin el nombre de su dueño, llámase comúnmente Miguel de Cervantes Saavedra. Fue soldado muchos años, y cinco y medio cautivo, donde aprendió a tener paciencia en las adversidades. Perdió en la batalla naval de Lepanto la mano izquierda de un arcabuzazo; herida que, aunque parece fea, él la tiene por hermosa, por haberla cobrado en la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos ni esperan ver los venideros, militando debajo de las vencedoras banderas del hijo del rayo de la guerra, Carlos V, de feliz memoria»

(*) Ni las banderas era este su diseño, ni la imagen de Cervantes es mia - no se su procedencia, lo mencionaría... solo la composición es mia y de photoshop -

16 comentarios:

fernando dijo...

El marco de Lepanto, es una imagen que tengo grabada desde mi infancia. La batalla de Lepanto resultó fundamental para España. Si hubiera caído, los turcos podrían haber cambiado la fisonomía de todo el Mediterráneo. Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Un post entusiasmante...me ha gustado muchisimo. Era la España de entonces dueña del mundo...en sus reinos no se ponia nunca el sol.

Mi abuelo materno, cuando yo era muy niño, me enseñó a leer y a querer al "manco de Lepanto"; inmortal Cervantes, grande, eterno.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Magnífica contextualización de nuestro capítulo en la situación histórica de Lepanto y la vivencia del propio Cervantes. ¿Cuánto hubo primero de esperanza en aquella victoria y luego de frustración al ver que las cosas no cambiaban tanto?

María Narro dijo...

no sé qué hacer, pero no me puedo quedar de brazos cruzados...

http://retrato-de-una-discapacidad.blogspot.com/2009/02/bebe-robado-escrito-por-eva-campano-en.html

((perdona, luego vengo a leerte))

jg riobò dijo...

Seguimos en las mismas. victorias para unos, luego para los otros.
Buen montaje.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

fernando: no te creas, de poco sirvió la batalla...sigueiron los turcos incordiando a la cristiandad..solo sirvió para que muriesen muchos...de un lado y otro...

Cornelivs: fueron otros tiempos...que como es propio de ello nos encargamos de hundir en los abismos...

Pedro Ojeda: hechos como este y el desastre de la Invencible dieron al traste con el pdoer de España...situación de la que aún no hemos levantado cabeza...mira ahí tenemos Gibraltar...

Maria: sin palabras..canallesco...

jg riobó: asi nos va... es que no escarmentamos...

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

La foto muy bien photoshopeada... Muy interesante la información que nos transmites. Los turcos tambien quisieron conquistar Ibiza pero no pudieron. Hace unos años acompañé a una delegación turca que vinieron a conocer nuestras desaladoras para instalarlas en sus respectivas ciudades costeras; comentaron que esta vez venían en son de paz... Besotes, M.

El antifaz dijo...

Es que hay que ver los moros la guerra que dieron, la guerra que dan... y que sigan.
Un abrazo.

DianNa_ dijo...

Mira tú, que lecciones de historia más interesantes nos dejas :) gracias, niño.

Besos y buen domingo

Antonio Aguilera dijo...

Un Cervantes ahì con dos "guevos"¨.
Estando con fiebre no se conforma con quedarse descansando y sale a batallar.
Decìan que la historia la escriben los valientes.

Gracias por la lecciòn de historia.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Buena lección de Historia y , además, bien ilustrada.
Mira que llamar victoria a la muerte de miles de seres humanos..
¡Menuda carnicería!
Un saludo y que tengas una buena semana

fernando dijo...

si hubiera ganado los turcos, habrían impuesto su religión en muchos lugares más. un abrazo.

lys dijo...

Me ha resaltado el sentido del humor, nunca negado, pero al aplicarlo así mismo además de provocar una sonrisa lo engrandece aún más.

Un saludo

Bonsaimusic. dijo...

Cuando se reconosció el armada del Turco, en la dicha batalla naval, el dicho Miguel de Cervantes estaba malo y con calentura, y el dicho capitán... y otros muchos amigos suyos le dijeron que, pues estaba enfermo y con calentura, que estuviese quedo abajo en la cámara de la galera; y el dicho Miguel de Cervantes respondió que qué dirían dél, y que no hacía lo que debía, y que más quería morir peleando por Dios y por su rey, que no meterse so cubierta, y que con su salud... Y peleó como valente soldado con los dichos turcos en la dicha batalla en el lugar del esquife, como su capitán lo mandó y le dio orden, con otros soldados. Y acabada la batalla, como el señor don Juan supo y entendió cuán bien lo había hecho y peleado el dicho Miguel de Cervantes, le acrescentó y le dio cuatro ducados más de su paga... De la dicha batalla naval salió herido de dos arcabuzazos en el pecho y en una mano, de que quedó estropeado de la dicha mano.

Ahi es nada...Y en las expediciones navales se hacia llamar: Manuel Ponce de León. No entiendo cómo a los hombres os va tanto la marcha guerrera.

Te mandamos besos felices.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Merche Pallarés: tengo mis dudas de que como nos hubiese ido si hubiese caido en manos del turco...

el antifaz: no se quien da la lata a quién,,,sigo dudando

dianna: ese es mi divertimento...la historia.. y su porqué...

antonio: como bien dices..en esa época sin güevos no había paraiso....

abejita: es que desde siempre no hemos sabido sopesar nuestras victorias y errores...

fernando: lo mismo hicimos nosostros al "descubrir" el nuevo mundo....

lys: es una obra llena e sentido del humor, crítica e historia...

bonsaimusic: seguramente porque a vosotras siempre os han gustado los/ las que dan mucha guerra..

saludos

BIPOLAR dijo...

Ahora sí que me he enterado del contexto de este capítulo (atragantado por falta de conocimientos)Gracias.