jueves, 22 de diciembre de 2011

EL AMPLIFICADOR


Seguramente asistimos al momento más frío y falso del año....pero que sin embargo amplifica....
el que está solo lo está aún más...
el que es más pobre lo es ahora aún más...
el que es infeliz, ahora se incrementa su tristeza...
el que no tiene ahora posee menos...
al que le falta alguien, ahora lo añora más....
.....y tenemos el valor de creernos solidarios, ser más amigos de los amigos, querer más al que antes ni miramos, saludamos al que todos los días te encuentras y ni siquiera miras...
Seguramente hasta compraremos un mísero kilo de arroz de oferta y lo meteremos en los llamados carritos solidarios...y   nos sentiremos realizados.... y dormiremos en paz....
Felices Fiestas????

10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué días estos.
Certera entrada. La foto es muy buena.
Que llegue pronto el nuevo año, aunque sea tan duro como lo anuncian.

Myriam dijo...

Es muy doloroso para quienes están elaborando un duelo esta sensación de "forzada Felicidad" de Fiestas Obligadas. Es cierto, se amplifica el dolor y la sensación de irrealidad.

Aldabra dijo...

tienes toda la razón, Manuel, pero es que este mundo es una jungla, y sólo queda adaptarse al medio y sobrevivir, tratando de ser lo más jutstos posibles (imposible por otra parte).

te juro que estos días me siento muy culpable de todo el despilfarro y todas las tonterías que hacemos, a pesar de que intento vivir estas fechas como cualquier otro día pero está mi madre que a ella sí que le hace ilusión y es la que se encarga de comprar casi todo y de meterme en vereda, así que no me queda otra que entrar por el aro, porque mientras que mis padres vivan, celebraremos porque mi hija y yo somos lo único que tienen, después ya se verá.

en mi casa no hay ni un sólo adorno y si intercambio regalos ya sabes por qué... en fin...

te deseo de todo corazón que recibas algún regalo como los que yo he hecho y envuelto con mis manos, con mucho cariño.

biquiños,

pancho dijo...

Siempre hay quien se empeña en no entender que hay días en que todo favorece la invasión de tristeza y melancolía. Tampoco es extraño que entre tanta dulzura y felicidad colectiva de parabienes y mazapanes surjan el roce, las recriminaciones y la barahúnda de lamentos.

Un abrazo sin altavoz.

Abejita de la Vega dijo...

Ese amplificador funciona de maravilla, el muy cabr...cabrito.

Me alegra siempre verte en mi blog y en el tuyo.

Besos y paciencia con la Navidad, unas días y saldrá derrotada.

Antero dijo...

Todo lo que escribes es cierto y no deberíamos actuar así pero al menos tenemos una excusa (la Navidad) para volver a saber de antiguos compañeros a los que llamas por teléfono, reunirte con amigos y/o compañeros de trabajo a comer, cenar y charlar, si no existieran estos días, en muchos casos, no lo haríamos.

Por lo demás, coincido contigo en lo exagerado de todo esto, se consume en exceso, se quiere en exceso, todo se hace en exceso y con tanto exceso, el que menos tiene, el que añora a alguien, se siente más vacío.

¡Feliz Navidad a todos!

Kety dijo...

Cuánta razón tienes, pero la vida continúa.

Te deseo lo mejor para el 2012
Un abrazo

Miguel Furlock dijo...

Con lo brutos que somos y hasta ahora nadie se ha colgado de esos hilos para hacer de Tarzán. ¿Estará el pueblo de Sanlúcar olvidando destrezas? Anda que no dejaban las princesitas sus largos pelos flotar por las barandillas, con la esperanza de que llegara el príncipe (príncipe por "principalmente rico") y la liberara de tanto fastidio y podredumbre.

A mi, que quien se va a pudrir en el castillo, será la princesita.

Jijiji... Feliz pesadilla, y que las lentejas sean tu munición!

Miguel

(pues sí, ya tengo ganas de ese paseo fotográfico. Igual vemos a alguna sirenita... )

Belén dijo...

Pues la verdad es que estos días los he pasado con mis sobrinas, que son nuevas y hay que disimular un poco...

Besicos

Asun dijo...

Estas fiestas son de las cosas más falsas que existen.
A mí personalmente hace años que no me gustan nada, y cada vez me voy desmarcando un poquito más.

A pesar de todo sí que quiero desearte un 2012 repleto de cosas buenas y mucha mucha FELICIDAD.

Un beso.