jueves, 8 de diciembre de 2011

SENTIRNOS SEGUROS (1)

Si algo hay importante en la vida es "sentirse seguro"... seguro de tener una familia, seguro de tener un futuro, seguro de ser querido, seguro... ¿pero que niveles de seguridad tenemos hoy...? durante estos últimos años nos han machacado literalmente... la crisis, más y más crisis: empresas hundiéndose, gente en el paro, en la misería; recortes en eso que llamábamos estado del "bienestar", bajada de sueldos...todo apelando a la solidaridad y me parece bien....repartamos. ¿pero que ocurrirá cuando todos estos apretones de cinturon no solucionen los problemas? porque ahí están todas las intentonas anteriores.... ¿que niveles de seguridad vamos a tener?. La inseguridad dará paso a la desgana, a la tristeza....a la depresión.

Es esta la vida que habían preparado para nosostros sin haberla elegido; algo parecido suele pasar en la vida individual, en no pocas ocasiones eligen para nosotros en nuestro entorno aquello que no elegimos, que ni siquiera imaginábamos...ni esperábamos.Y orquestado por esos en los que confiamos. Tengo, tenemos la necesidad de sentirnos seguros.

11 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Pues Tucci, para sentirte seguro tienes que venir a Canada... Aquí no hay crisis ni nada parecido. Todo parece ser idílico... En España, los medios se están pasando de rosca al estar hablando de crisis todo el santo día. En el fondo no creo que sea para tanto pero sí que nos quieren tener a todos acojonados y lo triste es que lo están consiguiendo... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Es difícil aprender a vivir en la zozobra. Pero los tiempos son tales, que hay pocos puertos seguros. Descansemos en ellos entre los huracanes.
Magnífica entrada, querido amigo.

Abejita de la Vega dijo...

Debemos conservar la calma. Confiemos en que no nos asfixien los recortes.

Besos, Manuel.

Asun dijo...

Desde luego, lo que están consiguiendo es, como dice MERCHE, que la gente esté cada vez más acojonada. No hay ni una noticia que nos dé un atisbo de esperanza.

Besos

elisa...lichazul dijo...

yo nunca he vivido segura, es más ni idea de que podrá haber un mañana, pero el día que me toca lo vivo a concho, desde este lado delmapa, las cosas nunca son seguras a menos que tengas un status elevadisimo

para mí lo único seguro es el amor,lo demás es todo relativo

desde Chile un abrazo

Belén dijo...

Vaya por delante que algunos amigos míos me llaman doña conspiparanoias....

Esta crisis es financiera, y lo han hecho porque una población temerosa, es una población que se puede dominar muy bien. Tenemos más poder del que parece, pero nos oprimen con el miedo. Miedo a no poder vivir si baja la bolsa, vamos a ver, señores... nosotros solo queremos vivir ¡¡qué más me da que el señor Botín no tenga tanto dinero!! Si el dinero que ansía esos usureros es nuestro! pero claro, no podemos sacar el dinero del banco...¿por qué no? Mi seguridad es trabajar para poder comer, no necesito al banco, y tengo menos miedo desde que lo he entendido...

Besicos valientes

Myriam dijo...

Los afectos son puertos seguros, en donde buscar refugio, en tiempos de mareas revueltas...

Euphorbia dijo...

Cierto que necesitamos seguridad pero tendremos que aprender a vivir sin ella. Yo de momento vivo el día a día.
Ese mordisco en la barca debió hacerlo un tiburón... financiero.
Besos

Aldabra dijo...

yo necesito sentirme segura, desde luego que sí, principalmente por eso elegí un trabajo en la Administración... porque la seguridad está en muchas cosas, aunque principalmente la familia es el pilar más indiscutible... y dígase familia lo más allegado y querido, no la familia por imposición, ya sabes.

biquiños y si creyese en dios diría: "que dios nos pille confesados".

Antero dijo...

Comparto la opinión de esos comentarios que dicen que cuanto más se habla de crisis más nos acojonan.

Vivimos en un tiempo en el que ya comienza a ser complicado sentirnos seguros

Saludos

Ele Bergón dijo...

Lo que sí es seguro es que nuestra vida es una pura inseguiridad. DEbemos aceptarla así y quizá esa sea la fórmula para conseguir la seguridad que tanto necesitamos.

Esta aceptación no significa que no luchemos por la vida que queremos, es simplemente analizar nuestra propia realidad y no olvidar que siempre que ha llovido, ha salido el sol.

Besos

Luz