domingo, 13 de mayo de 2007

LA DIVERSIÓN DEL DOMINGO





Durante toda la semana, deseo llegue su fin, su fin de semana. Genial el viernes, mejor el sábado, pero el domingo…antes me entraba “el síndrome del lunes”, ahora es peor? No, es diferente. Por la mañana palizón de pelota de fútbol: ¡ Ea ¡ a entrenar a la futura estrella, pero no se conforma con cualquier cosa, no tengo que meterle mínimo 20 goles…. y el muy “bandido” es bueno…lo para todo. Hoy precisamente con un sol de justicia no había forma de llegar al décimo: “ese va alto” ”todavía no estaba preparado” “no vale tomar carrera” ”estabas demasiado cerca”. Entre esto, y que encima para lo que le tires…he mojado la camiseta. El masaje lo necesitaba yo. Pero ahí no acaba mi suplicio todavía queda la tarde, también fútbol…pero cibernético: en la playstation y aquí si que es verdaderamente bueno, me da unas palizas de órdago a la grande….deseando de que llegue el lunes a trabajar….que allí los niños no me dan tanta caña, allí mando ¿yo?.
De todas formas me encanta ver su carita de felicidad, cada vez que me para un penalti, cada vez que me hace correr tras la pelota, cada vez que sonríe, cada vez que me necesita y esto no durará siempre, así que ya estoy deseando que llegue el próximo domingo para volver a sudar la camiseta, para volver a disfrutar del momento ….CON MI HIJO.

5 comentarios:

Kt. dijo...

Hola Manuel.
Como dirían por aquí: "hijo de trigre nace rayado"... ¿Como no va gustarle el futbol a tu hijo?, aunque ya creo que estoy alucinando es que a ti no te gusta el futbol! si nunca en tus post lo mencionas!! jajaja
Besos y que llegue el próximo domingo!

fernando dijo...

Ole, eso es un buen padre. A ver si te sale un campeón y te haces millonario.

un abrazo

manuel dijo...

Kt: para mi el fútbol no es una cuestión de vida, solo una distracción. Me gusta el fútbol por sí, pero no llego al fanatismo, ni mucho menos.

Fernanado: es más dificil ser padre que jugar al fútbol.

Saludos por la mañana y que tengais un buen lunes. Un abrazo

Chiqui dijo...

Eso lo solía yo hacer con mi padre las mañanas de los sábados y disfrutaba como lo que era: un enano. Seguro que tu hijo se lo pasa igual que yo. Aunque sea a costa de tus agujetas... :)
Un saludo

manuel dijo...

bienvenido chiqui, la verdad es que lo que no se haga por los hijos por quién lo vas a hacer?