miércoles, 5 de enero de 2011

LA NOCHE QUE NO PODÍA DORMIR


Casi estuve a punto de no volver, pero la tentación pudo más que yo... nada es ya como parece o como intentamos que parezca, como la  ilusión que deja de serlo... porque te harta o te acostumbra.  Sin embargo algo brota en el interior que aún arde.

Lo que puede hacer la educación... de esta noche podríamos tachar de consumista, de mentira, de ociosa... ¿y porque no? una noche de ensueño... aunque bien es verdad que muchas  personas no tendrán un hogar para pasar la noche, un compañero o compañera con el que acurrucarse entre las sábanas, una persona que le recuerde, a nadie a quién regalar, o lo que es peor nada que ofrecer... habrá quien se acuerde de alguien que lo fue y ahora no volverá...

Me refugiaré en ti y en el recuerdo, esperando con ilusión la sorpresa que el nuevo amanecer seguro que me espera, disfrutando del momento en que la sonrisa más inocente de la casa asome un año más en su rostro.

15 comentarios:

El Drac dijo...

Es triste lo que has posteado pero quién no lo ha vivido, sobre todo nostros los hombres que una mujer, ¡vaya! con una sonrisa de aquellas ya tiene a cien admiradores a sus pies. Un gran abrazo

Myriam dijo...

Una noche tan mágica como lo desees. Como una noche de luna llena o una en la que flotas en el mar a la deriva y cerca de la isla de tus sueños en companía del ser amado.

Un abrazo

Malena dijo...

Mi querido Tucci: Que tengas una feliz y mágica noche y un maravilloso despertar.

Mil besos y mil rosas.

Belén dijo...

No creo que esta noche sea consumista,porque puede más la historia que nos montamos alrededor que el regalo en sí, al menos yo recuerdo perfectamente mis noches de reyes y no recuerdo los regalos...

Besicos

Malena dijo...

Mi querido Tucci: Sólo te pido una cosa: que mires mañana la cara de tus hijos y entonces verás que el cariño que te transmitieron tus padres en esta noche mágica, se ha transformado en el cariño que están recibiendo tus hijos y que recordarán toda su vida. No lo dudes, sabes hacerlo y es mágica también para ellos.

Mil besos y mil rosas.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Cuando te dicen de niño o descubres que los Reyes son los padres, uno se queda muy mal. un abrazo.

Kety dijo...

Esa sonrisa inocente -que hallarás al amanecer- es la que verdaderamente vale.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

A mi me pasa igual que a BELÉN, recuerdo más lo de limpiar los zapatos, dejarlos con caramelos en la ventana, el nerviosismo y el insomnio, el ver a los pajes pululando... ¡Feliz día de Reyes, querido Tucci! Muchos besotes, M.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Yo recuerdo las cabalgatas y los discursos en el balcón del Ayuntamiento y que siempre felicitaban a las Antonias y a los Antonios!
Los regalos eran modestos pero nunca me quedé sin ellos y cuando descubrí que eran los padres me prometí que algún día ellos también tendrían sus propios reyes magos. Y los tuvieron, ya lo creo que sí.
Por cierto en mi pueblo pasan por la noche que es la más larga porque ningún niño se acuesta hasta que los pajes no les han traído su paquete. Luces en los balcones y copita y turrón para ellos porque la noche se hace larga y muy fría!
Aún recuerdo cuando llegaban montados en camellos. Ahora se han modernizado pero sigue siendo una noche mágica.

Asun dijo...

Aunque ya no vivimos esta noche con la misma ilusión que cuando eramos niños, algo siempre nos queda. La ilusión se ha transformado viviendo al de los niños más que la nuestra.

Besos

Antonio Aguilera dijo...

ES muy triste no tener a quien regalar.
Aunque si no se tiene es porque no se cultiva. Todo hay que cultivarlo para que de frutos.

Espero que no sólo carbón dulce hayas recibido...
por lo pronto, el abrazo de un amigo.

Abejita de la Vega dijo...

Me alegro de que vuelvas por los blogs. Es una noche bonita si hay niños.

Besos

Aldabra dijo...

un texto muy hermoso, Manuel, hablas de la magia y de la realidad, combinando bien ambos.

y te quedas, después de todo, con lo positivo, con la mirada inocente y la ilusión intacta.

biquiños,

derechofamilia-páginas libres dijo...

Los recuerdos de la infancia, esa bella edad de la inocencia, son hermosos y es muy lindo que vuelvan a la memoria.
Te deseo querido Manuel que hayas tenido una mágica noche de Reyes.
Can cariño desde San Isidro.-Perú.

!!! FELIZ AÑO 2011, CON SALUD, PAZ, AMOR Y UNIÓN FAMILIAR !!!

María del Carmen

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Esta noche me refugiaba en los ojos de mi hija. Ha crecido.