lunes, 6 de octubre de 2008

LA AFECTIVIDAD QUE NOS CONMUEVE ¿la aceptamos? ( y 2)

Verde esperanza.... ¿virtud o defecto?

Una de cal y otra de arena, de ésto nos componemos de virtudes y por supuesto de defectos. Ambas son cualidades humanas, caras de la misma moneda que es el/la hombre/mujer.

Como comentaba en el anterior post, solemos resaltar los defectos en los demás y pocas veces lo hacemos con sus virtudes, y esto mismo recibimos.

Si resaltasemos la cara de esta moneda, seguramente se revalidará la virtud y por tanto la autoestima y se iría diluyendo la cruz, el defecto... con esto ganaremos en nuestras relaciones. Se dice que la persona se le agradece un comportamiento, una acción tiende a repetirlo.

Hace ya tiempo comentaba en uno de mis primeros escritos, la importancia de las caricias, las "no físicas": una sonrisa a tiempo, una gesto cuando corresponde, incluso la palmadita en la espalda... esto favorece la autoestima, no vale con sobreentender que el otro ha actuado bien, hay que decírselo, si no con palabras con lenguaje no verbal ("un gesto vale más que mil palabras")

Pero todo no es dar, que es muy importante, ¿sabemos recibir? Son pocas las veces, cierto, pero cuando nos halagan nos avergonzamos, incluso nos sentimos mal... aunque en el fondo nos guste, se que es complicado aceptarlo. Es bueno saber recibirlos y aceptarlos pues nos hacen crecer; unas veces conocemos que lo que hacemos, lo hacemos bien... pero otras nos hacen descubrimientos muy gratificantes. Como digo si damos recibimos, todo es acostumbrarse.

21 comentarios:

Ronini dijo...

, Te entiendo , y lo proclamo , pero "dame consejos que para mí no tengo",pues igual..

Me apliqué hace tiempo aquello d eresaltar lo positivo y decirlo, y no sólo lo negativo, destacar una virtud, al igual que destacamos los defectos o un error,
no obstante , mi asignatura pendiente es la de aceptarlos,
se em resiste, tengo que cambiar de tema, no me gusta escucharlos y en ocasiones, has te desconfío de quien vengan...aunque sé que en el fondo es problema mío, resquicios de baja autoestima, supongo.
besos y gracias por compartirlo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tienes razón: qué difícil nos resulta aceptar el afecto del otro. Y, sobre todo, saber cómo trabajarlo interiormente en su justa medida.
Quizá porque la mayor parte de los halagos que damos y recibimos son falsos. ¡Cuánta dificultad discernir lo falso de lo verdadero!
Si supiéramos, seríamos mejores.

Bonsaimusic. dijo...

Lo que yo creo es que el ser humano (que no las mujeres) somos difíciles de entender por nuestras conductas. A mi si me viene alguien y me hace un halago me gusta. No voy a entrar si lo merezco, si es verdadero...lo que cuenta es el gesto. Y desde luego soy agradecida y con estupenda memoria.

Te mandamos besos de otoño.
Pd: Me gusto tu ojo clínico para ver en unos estupendos dibujos el problema de la anorexia. (Lo que no me gusta es que los demás han cogido tu coletilla y no la sueltan jajajaja)

Antònia P. dijo...

Tienes razón, muchas veces no sabemos recibir aunque sepamos dar. Una reflexión muy interesante. ¿Tal vez porque, como dice Pedro, los halagoa que recibimos son falsos o de puro compromiso?

jg riobò dijo...

Depende del dador si es buena persona o es expresión de su maldad.

manuel-tuccitano dijo...

ronini: a mi me ocurre igual, pocos recibo en mi trabajo, a sabiendas de que lo hago con todo el cariño y dedicación del mundo... pero cuando lo recibo...me cuesta.

Pedro Ojeda: creo que eso se nota...se nota cuando todo proviene de un reconocimiento sincero y no de una falsa adulación...vacunémonos de de estos segundos...a ellos se les ve venir. Aunque he de reconocer que algunas veces es dificil distinguir.

bonsaimusic: me ocurre igual que a ti...un acaricia viene bien a cualquiera...
Sin desmerecer al dibujante, eso es lo que se ve allí. (decía mi padre" el que te copia es que te admira" o que no tiene ideas propias).

Antonia P: creo que aun siendo dificil, se detecta la falsedad...

jgriobó: pues si... pero como dije antes eso se nota...

Saludos

Belén dijo...

Tienes toda la razón del mundo, un día,mi amiga nospropuso un juego,poner nuestros defectos y virtudes... me salieron muchos mas defectos que virtudes... ahí queda eso :)

Y no solo fui yo, fuimos todas!

Besicos

fernando dijo...

a mí me pasa lo que dices en cuanto a que me pongo nervioso cuando me halagan, no me agrada mucho. Debo mejorar este tema. Un abrazo.

Aldabra dijo...

tienes razón pero da mucho pudor cuando nos ponen por las nubes, al menos yo no puedo evitar sentir esa vergüenza aunque por dentro me crezca un poquito màs.

bicos,

Nochestrellada dijo...

Me reconozco en ese lugar
del que no sabe recibir bien
o libremente
gestos de afecto
cariño...
Aún no sé cuanto hay de pudor
o conducta adquirida...
Que complicados que somos no?
hasta en las cosas más simples
necesarias
más bellas...

un beso

Goathemala dijo...

Es harto difícil encontrar ese equilibrio entre recibir opiniones sensatas y a la vez que no se coarte nuestra libertad y sobre todo nuestra creatividad.

Eso en los niños es tarea exclusiva de los padres.

Abrazos.

El futuro bloguero dijo...

Pues al igual que hay que quererse más, hay que cuidarse más, etc, también hay que premiarse, y aceptar de buen grado el reconocimiento de nuestras acciones y pasiones, aceptar los premios y los halagos, sin tanta tontería de la modestia y la falsa modestia.

Si me halagan o reconocen o premian, al igual que cuando yo lo hago con alguien, no debemos recelar o desconfiar. (Salvo que tengamos claro que no es real, como si a mi por ejemplo me halagaran diciendo que qué pelo tan largo y tan rubio tengo, o qué abdominales tan marcados bajo la camiseta)

Y de premio... un halago para don MANUEL que nos hace pensar mucho y bien con su blog.

Aceptalo Tucci. Que es de ley

manuel-tuccitano dijo...

fernando: a veces llego a la conclusión de que no es que no nos agrade...es que nos da vergüenza.

aldabra: pero nos hace crecer emocionalmente tan importante para nuestra autoestima.

nocheestrellada: demasiado complicados, por humanos....

futblog: exacto¡¡¡ que les de a los falsos y a los aduladores...
ah¡¡¡ gracias....

saludos

Antero dijo...

me apunto al club de los que miran para otro lado cuando recibo un elogio y tengo que mejorar ese aspecto.

Un abrazo

manuel-tuccitano dijo...

Antero: hemos de aceptarlo que para mejor será...saludos

Bolero dijo...

Felicidades por el texto y por el blog

Merche Pallarés dijo...

No me cuesta nada dar ni recibir. Detecto enseguida quien lo dice de verdad o hipócritamente.
Eres un amor mi querido Tucci. Besotes, M.

Euphorbia dijo...

Pues habrá que acostumbrarse. No sé cómo, por eso.
Un beso

BIPOLAR dijo...

Estimado Tuci
Me encantan tus comentarios tan salados.. He estado una semanita out y tengo que volver a reenganchar todo. Por supuesto las entradas sobre el Quijote para el final, que no he leído el capitulillo
Pasará a leer esto de los afectos que has escrito

manuel-tuccitano dijo...

bolero: gracias... vuelve cuando quieras..

merche pallarés: menudo don...las mujeres teneis ese séptimo sentido...

euphorbia: es bueno acostumbrase a lo bueno y a lo malo...

bipolar<: ponte al día... de vez en caundo es bueno desconectar...

saludos

BIPOLAR dijo...

Es complicado.
El perro apaleado huye de la mano que se le tiende...

Y ¡qué razón!, el dinero no lo es todo, un gesto, un gracias, un ¡qué haríamos sin ti!...

(a mi durante años, me han estado diciendo lo contrario, ¡si no vienes, no te preocupes, tú tranquila!)